Carta de “la otra mujer” a su rival…

Carta de “la otra mujer” a su rival…

Aunque no es decisión simple hoy decido enviarte una carta, a ti mi rival, que me odias sin siquiera saber si existo y que me has odiado siempre, incluso desde antes que me convirtiera en “la otra las mujer”, cometemos la imprudencia con nosotras mismas, de no confiar jamás en nuestras capacidades, ni en el poder que tenemos sobre la vida de un hombre, solemos entregarnos a la inseguridad y esto de alguna manera nos hace sentir desmerecidas, siempre vivimos tras las sombras de la posibilidad de que exista la otra mujer, incluso cuando en muchos casos esto jamás ocurre.

dolor

Necesito decirte…

Quiero que sepas que soy mujer y en mi caso no es distinto, al igual que tú también me ha rodeado la incertidumbre, los celos y el temor a no ser valorada, no pienses que me ha gustado en muchos casos ocupar este rol en la vida de mi amante y en tu vida, esto no tiene nada que ver contigo y jamás ha sido contra ti, te pido que no me juzgues aunque no puedas comprenderme, pues sería insensato de mi parte pedir, que aprendas a vivir con mi presencia.

En la vida se nos suelen presentar caminos, no sé si es parte del destino, realmente pienso que es algo que se labra uno mismo, sin embargo, siempre decidimos tomar las riendas y asumir lo que se nos presenta y en mi caso dolorosamente me he enamorado, de una persona que se acercó a mí, que me dejó entrar y que además reconoce amarte a ti, aunque alegue infelicidad.

mujer

Lo que queremos creer…

Resulta un tanto sorprendente como los hombres suelen creernos estúpidas, las justificaciones para “la otra” siempre son las mismas, costumbre, desinterés de la pareja, falta de intimidad o el acostumbrado “ya nada es como antes”… resulta curioso y hasta un poco irónico, como los hombres piensan que cuando se está en el rol de ser la otra mujer, se deja de ser mujer, no pueden entender que no siempre se ha representado este papel y que aunque muchas mujeres, digan y piensen que es mejor ser la amante, te puedo confesar, a ti mi rival, que no es del todo cierto.

Quiero que sepas que no pretendo convencerte de mi sufrimiento, tampoco espero que seas mi aliada y mucho menos que logres eximirme de mi remordimiento, conozco perfectamente cuál es el peso que debo de llevar, acosta de mi amor siempre tendré que conformarme con ser la otra mujer, sólo quiero que sepas que ser la otra mujer no me hace menos mujer, simplemente me hace menos feliz, porque cada mujer alberga en su corazón el deseo de ser realmente valorada, no a ratos, no en instantes, no en minutos, sino por siempre y para siempre.

mentiras

Sólo tú conocerás la naturaleza de quién tienes a tu lado y seguramente te darás cuenta de cada mentira y de cada falso gesto, pero a estas alturas, en este escenario, ya no sé que resulta peor, si vivir como tu, con el dolor de presentir la mentira cada día o enfrentar como yo día a día, el sufrimiento de que te echan en cara la verdad…

No te extraño, extraño a la persona que pensé que eras

No te extraño, extraño a la persona que pensé que eras

Lo reconozco, ha sido mi error… es mi culpa sentir este profundo vacío en mi ser por algo que no era más que una ilusión generada por mi mente. En ella eras tan perfecto, tan cercano a lo que siempre había esperado, tan mío… que el solo hecho de que formaras parte de mi vida era para mí la mayor ganancia.

Te idealicé con los ojos del amor y de la esperanza, con el sueño de que alguien volviera a despertar en mí esos sentimientos ya dormidos, que inclusive consideraba muertos. Eras tú en mi proyección mental, solo tú, quien podía entre sus brazos hacerme olvidar todos los amargos recuerdos de mi pasado, eras tú quién podía apoderarse de mi piel mientras yo me transportaba los remotos lugares de un placer hasta ese momento desconocido.

Pero sencillamente en la vida real, la misma que me permite hoy recordarte, solo habitabas de forma perfecta en mi mente, porque la dura verdad, ésa que me sienta cada vez que intento nuevamente idealizarte y me coloca frente a frente ante ti, me dice que eso jamás existió, que ese amor profundo de dos solo fue de uno, que mientras tú jugabas yo soñaba con un nosotros sin fin.

En el amor no se debe idealizar, se debe amar sin expectativas, sin voltearle la cara a la realidad… Se debe apreciar a quienes amas por lo que son y no por lo que quisiéramos que fuesen… Que dura lección la que me llevé, que fuerte ha sido reconocer que de no ser por lo que en mi mente eras, probablemente nunca te hubiese amado, la realidad me grita que no lo merecías, mientras yo, aún incrédula me pregunto dónde estás?

3620

Todo lo vivido me ha hecho crecer, me ha hecho ver las cosas de forma diferente, me ha hecho darme cuenta de quién eras en realidad y la brecha tan grande que había que cruzar para llegar al sitio perfecto donde mi mente y mi corazón te ubicaban… Darme cuenta de esto, me ha hecho más fuerte de lo que nunca había sido, me ha permitido abrir los ojos y despertar de mi sueño de cuento de hadas y solo por eso te agradezco que hayas formado parte de mi vida.

Te extraño 3

Debemos valorar cada experiencia y cada tropiezo, son ellos los que nos forman, son ellos los que nos irán haciendo más fuertes, más sabios, más selectivos… contigo espero haber crecido lo suficiente como para que esto no vuelva a ocurrir en mi ser. Una herida tan profunda, de ésas que no se ven pero tardan mucho en curarse es lo que me dejó sacarte de mi corazón para albergar en sustitución un gran vacío… Un vacío enorme generado por la mentira.

No te culpo… Yo fui quien te dio el lugar equivocado y sí, algunas veces te extraño… Pero solo como pensaba que eras.