Después de dejar ir al amor de tu vida

dejar ir

Después de dejar ir al amor de tu vida

Cuando tenemos un gran amor, uno con el que descubrimos nuestras capacidades en el amor, nuestros límites y lo bien que nos sentimos al lado de alguien y nos toca, por las razones que fuesen, dejarlo ir, o bien marcharnos, podemos comenzar una búsqueda constante en donde nadie llene nuestras expectativas y donde desprendernos de cualquier situación resulte sumamente sencillo.

Con este tipo de actitudes debemos ser sumamente cautelosos, ya que podremos situarnos en una posición donde nadie satisfaga realmente lo que queremos, podemos caer en una eterna búsqueda no tanto de una persona igual o parecida, sino de lo que nosotros fuimos y sentimos junto a esa persona.

dejando ir

Cuando buscamos pedir a la carta lo que queremos que sea nuestro amor o nuestra relación, nos perdemos de todo un universo de posibilidades que pasan constantemente delante de nuestras narices y podemos volvernos unos insatisfechos en el amor.

Debemos tener claro que todas las personas que se cruzan en nuestras vidas, lo hacen por una razón, de cada una de ellas aprendemos algo, con cada una de ellas sentimos algo, y esto será irrepetible… Además tener en cuenta que nosotros no somos los mismos de ayer, nuestros intereses cambien, nuestro cristal a través del cual vemos y evaluamos nuestras circunstancias, cambia y nunca sentiremos por otra persona lo que en su momento sentimos por el que podríamos llamar el amor de nuestras vidas.

El amor no se trata de una competencia a ver qué persona despierta en mí tales o cuales sentimientos, con quién me siento más apasionad@, o quién me desvela más. El amor debemos construirlo, paso a paso, una vez tenemos a nuestro lado una persona que podría ser un compañero de vida, debemos esforzarnos en construir el amor y la relación que queremos, debemos dar de nosotros lo mejor, esperando recibir lo mejor, el que piensas que es el amor de tu vida, si no está contigo en este momento es sencillamente porque probablemente no lo era.

volar

Así que no te cierres las puertas, no descartes las posibilidades por pequeños detalles, sé paciente, sé tolerante, date la oportunidad de cultivar eso que quieres y esperas del amor, sin comparaciones, sin expectativas ideales, soltando el ancla del pasado y abriéndote a tu presente con la mayor disposición posible.

Si te abres al amor, lo más probable es que este te sorprenda mostrándote que estabas en un error y que ahora sí vives lo que en realidad podrás titular, en caso de que lo desees, como el amor de tu vida. No idealices, mantente en la realidad y construye, si tu mente vuela al pasado, trata de volverla a tu presente, si no puedes al menos trata de ser lo más justo y coherente con la realidad posible, dejando a un lado cómo te sentiste para sustituirlo por lo que en realidad ocurrió.

sola

Abre tu corazón y tu mente a las nuevas oportunidades y observa cómo el amor permanece en tu vida.

Aprendí que si alguien te quiere, te lo demuestra

si alguien te quiere

Aprendí que si alguien te quiere, te lo demuestra

Después de algunas desilusiones y de otras tantas relaciones fallidas, aprendí que cada uno de nosotros somos los responsables de marcar la pauta para recibir el amor que merecemos.

sola

Es cierto que la inexperiencia nos hace conformarnos con cariños que quieren a medias, de esos que no tienen la intención de quedarse, de esos que no saben entregar el corazón.

Así es el arte de vivir, a veces las grandes lecciones se aprenden con base en grandes dolores, a veces es necesario llorar, sufrir, pasarla mal, para aprender a valorarnos mucho más, para aprender a determinar cuándo vale la pena luchar, o en su defecto, es mejor  alejarse sin mirar atrás.

Creo que así es como aprendemos todos, o por lo menos así  aprendí yo…

Entendí que si alguien quiere estar en tu vida, no hay excusas, ni pretextos que lo impidan.

El amor debe darse siempre en toda la extensión, sin miedo, sin recato, entregando lo mejor.

Entendí que si alguien te quiere, te lo demuestra, con besos, con palabras, pero sobretodo con hechos.

2

Entendí también, que hay personas que van de paso, causando a veces sinsabores y desengaños, pero incluso de ellos, también se aprende algo, pues es cierto que los dolores nos vuelven mucho más sabios

Por mi parte, nunca más volveré a conformarme con las sobras de un amor cobarde, ahora sé que mi amor lo vale todo, pues soy mujer que sabe entregarse.

No, ya no me resigno a quedarme con alguien que no sepa valorarme, pues ahora me valoro a mí misma y eso es lo más importante.

No puede ser de otra forma,  la realidad es que no se puede amar poco, o amar mucho, pues el amor verdadero fluye, se da a raudales.

Vía Sermejorpersona.