La manipulación emocional: Culpa y lástima

manipulacion

La manipulación emocional: Culpa y lástima

Por lo genera los practicantes de la manipulación emocional tienen dos fines principales, el generar culpa o generar lástima en su entorno.

Muchas veces estamos cerca de personas manipuladoras a nivel emocional y no somos capaces de reconocer su perfil, inclusive el propio manipulador muchas veces desconoce qué es lo que verdaderamente esconde tras una conducta particular.

Por lo general los manipuladores emocionales llevan toda su vida arrastrando heridas emocionales que no han podido sanar, que no logran identificar y que los hace proyectar hacia los demás una demanda de afecto a través de la herramienta de la manipulación.

bailarina-bajo-las-redes-de-la-manipulación1

Cuando una persona adopta un papel de víctima y no logra responsabilizarse de su vida, de las consecuencias de sus actos, de sus adversidades y de la búsqueda de soluciones, tiende a pasar esa responsabilidad a su entorno, a llamar la atención de una manera muy particular, donde la contraparte recibe un mensaje que podría hacerlo sentir lástima por el manipulador o bien sentirse culpable por afectar de manera negativa a dicha persona.

Evidentemente una de las peores maneras de relacionarnos con los demás es a través de la manipulación. El lograr que nos presten atención infundiendo culpas, delegando responsabilidades, haciéndonos ver menos capaces e inspirando lástima puede ser la forma más humillante y que demuestre menos seguridad en nosotros mismos que podamos elegir.

furioso1-420x290

Cada quien debe hacerse cargo de su vida y atraer a su vida afectos desde lo positivo. Cada quien debe ser responsable de dejar el papel de víctima, de incapacitado, de “pobrecito yo”, pero evidentemente cuando esto arroja resultados un tanto cercanos a lo que se quiere puede tomarse como una herramienta consciente o inconsciente que defina una conducta predominante.

“El miedo a la fragilidad es tal, que se genera un clima de miedo que es irreal, es una manipulación, y como tenemos miedo, tratamos de buscar un culpable a todo.”  ― Ismael Serrano

Este tipo de personas por lo general consume a quienes están cerca, los que mayor sentido de supervivencia tienen, por lo general optan por alejarse o por ignorar, pero los que podríamos considerar más vulnerables por manipuladores, acaban por condenarse a la dinámica del manipulador, sintiendo culpa por lo que hacen o dejan de hacer y sintiendo pena por esa persona que se ha empeñado en proyectarse desde las energías más bajas.

mujer-luna

Lo mejor que podamos hacer cuando sintamos los objetivos perseguidos por el manipulador, aún sin identificarlo es hacer una pausa y validar nuestras emociones, por qué debo sentir lástima por esta persona? Por qué debo sentirme culpable? Cuál es el alcance que tengo para ayudar a esta persona? Cuáles son los recursos y herramientas con las que cuenta esta persona? Realmente no está en capacidad de resolver sus conflictos? Y cualquier otra que nos ayude a identificar si estamos siendo víctimas de un proceso de manipulación, y en todo caso tomar las medidas adecuadas donde se favorezcan la mayoría de los involucrados.

Seamos siempre lo mejor que podamos con quienes nos rodean, pero cuidemos nuestra integridad de personas manipuladoras, que resultan ser unos especialistas vampiros emocionales.

No permitas que las dificultades te hagan olvidar los motivos que tienes para agradecer

tus grietas mujer guru

No permitas que las dificultades te hagan olvidar los motivos que tienes para agradecer

Es completamente natural verse absorto en las dificultades de la vida, el mundo gira a un ritmo un tanto difícil de seguir, los sucesos ocurren, se desarrollan y el mundo cambia constantemente, con o sin nosotros la vida pasa.

En este transcurrir, muchas veces damos por sentadas cosas que de hecho merecen nuestra absoluta gratitud. Pensamos que es “normal” y “lógico” contar con muchas cosas y personas, sin caer en cuenta que tantas otras personas en el mundo carecen de cosas básicas, como el sentido de la vista, un techo o un plato de comida caliente.

Cuando bebas agua, recuerda la fuente. Proverbio chino

 

vida

Especialmente cuando enfrentamos dificultades, cuando todo parece sumarse para agobiarnos y se transforman en obstáculos en nuestro camino, sin embargo, hasta en estos momentos, existen muchas razones para agradecer, he aquí los motivos principales que deseamos recordar:

La familia, tus padres, hijos, hermanos, abuelos, todos son personas que te quieren y que seguramente te brindarán apoyo cuando nadie más lo haga, los que te aceptan tal y cual eres, aunque te critiquen y te juzguen, su corazón siempre estará dispuesto a recibirte.

Esas personas que se convirtieron en tus maestros, estos seres increíbles que aunque a veces te hicieron pasar pruebas difíciles, llenaron tu vida de conocimientos, de orientaciones y de enseñanzas, que te alentaron cuando lo necesitaste y que siempre han tenido una palabra de consuelo para ti.

Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que paciente la sostiene. Rabindranath Tagore

 

El dolor experimentado, sin éste no aprenderías lecciones importantes ni sabrías lo fuerte que eres, y no tendrías la capacidad de valorar, de discriminar y de diferenciar lo que verdaderamente vale la pena en la vida.

Las pruebas de la vida, por hacer de tu camino algo interesante y permitirte crecer, por enseñarte que nada es fácil, por lo que nos hacemos resistentes y sabios.

agradeciendo

El sol que nos brinda calidez cada nuevo día y que nos recuerda que por muy oscura que sea la noche, siempre amanece, además de dar vida, energía y calor, el sol llena nuestros horizontes con los más hermosos colores.

Tu cuerpo (pulmones, corazón, sentido de la vista, sentido del tacto, etc.), aunque a veces no pienses en ello, tu cuerpo es una fábrica magnífica de emociones, acciones y sentimientos que te permiten llegar tan lejos como tú te lo propongas.

La música de la vida, por subir tu ánimo cuando te sentías algo triste, recordarte de un momento que ya pasó y llenar tu vida de energía, por brindarte recuerdos con sus melodías y de ser capaz de llenar tus sentidos de magia.

Olvida que has dado para recordar lo recibido. Mariano Aguiló

 

amor

Y finalmente el amor, por permitirte sentirte vivo y apreciado en su máxima expresión, por recordarte que cada segundo vale la pena ser vivido, experimentado, compartido y nos recuerda día a día que este solo motivo basta para ser feliz y para luchar.

Si lo piensas… tu vida está llena de motivos para estar agradecida. Y tú, ¿qué agradeces cada día?

¿QUÉ SON LAS CONSTELACIONES FAMILIARES?

constelaciones-familiares-1

¿QUÉ SON LAS CONSTELACIONES FAMILIARES?

¿Conoces el método psicoterapéutico conocido como Constelaciones Familiares? Esta innovadora psicoterapia cada vez capta mayores adeptos ya que en una sola sesión puedes trabajar los bloqueos emocionales y los lazos familiares. DePsicología investigó sobre los comienzos, funcionamiento y efecto de la terapia.

Se trata de un método psicoterapéutico y concepción del ser humano que percibe a la persona como parte del sistema familiar, estando atravesada, sostenida, determinada y ligada por este sistema, y por todo lo que pasó en él hasta siete generaciones atrás.

Bert Hellinger descubrió que los Sistemas funcionan bajo ciertos órdenes que él denominó Órdenes del Amor. Para que el amor fluya será necesario que previamente exista un orden. Cuando estos órdenes se transgreden, los miembros de una familia comienzan a padecer diversos síntomas, ya sean dificultades emocionales, conductuales, en los vínculos con los padres, hermanos y pareja, problema de salud física y demás.

Uno de estos órdenes establece que todos aquellos que pertenecen al sistema familiar tienen el mismo derecho de pertenecer con independencia de mérito, sin embargo, las familias tienden a excluir a ciertos miembros, que suelen ser lo declarados culpables de avergonzar a la familia o de traer un dolor que no ha podido ser procesado.

FUNCIONAMIENTO DE LAS CONSTELACIONES FAMILIARES

Para realizar una constelación es necesario que haya una persona que desee constelar un problema o un tema determinado relacionado con su vida personal, un terapeuta o facilitador de la constelación que la hará posible e igual de importante, los representantes que llevarán a cabo la constelación.

A pesar de que en un principio pueda parecer que tiene relación con el psicodrama, las constelaciones familiares van mucho más allá ya que no hay guiones establecidos y las personas que dan vida la escena del que constela no conocen aspectos ni de él ni de su persona salvo el tema que quiere trabajar.

La función del facilitador es ayudar a que la constelación fluya. Según la escena que se esté llevando a cabo y en la situación en la que se encuentra ésta, el facilitador puede introducir a nuevos representantes en la constelación de las que en un principio se pusieron.

Por ejemplo, en el caso de que se esté constelando la relación entre una hija y su madre, en muchas ocasiones es necesario ver cómo fluye la relación entre éstas dos personas y más tarde, introducir a la abuela para ver cuál era la relación con su hija (madre). De esta manera se estaría completando el sistema familiar y se podría sanar, entender el funcionamiento familiar.

EFECTOS

En este modelo psicoterapéutico la persona que constela es externa a todo lo que sucede en la escena por lo que puede ver qué es lo que ocurre, su forma de relacionarse y, si se introducen familiares ancestrales, conocer y comprender la dinámica familiar.

Todo ello es el comienzo de un proceso de transformación y asimilación que puede durar entre 15 y 30 días, por lo que siempre se aconseja que no se hable demasiado de la constelación durante este período para que profundice en cada uno.

Las constelaciones pueden ayudar a producir cambios tanto en las conductas como en la forma de pensar, facilita los desbloqueos y libera las energías para potenciar el bienestar.

Además, un aspecto positivo de este tipo de psicoterapia es que es beneficioso tanto para el que constela, los representantes y cada uno de los asistentes aunque no participen de forma activa.

Personalmente, puedo deciros que he realizado alguna constelación tanto como consteladora como representante y es una verdadera experiencia en cualquiera de los dos campos.

Vía: DePsicología

Cambio falsos amigos por enemigos serios

Snow-White-by-Nicoletta-Ceccoli-grimms-fairy-tales-39305397-564-423

Cambio falsos amigos por enemigos serios

Pocas cosas resultan tan nocivas en la vida como tener alrededor a aquellos que dicen ser amigos, pero que sus intenciones para con nosotros no son las mejores. Por lo general estos falsos amigos no están movidos por el afecto, por la comprensión, por la solidaridad, están motivados por la envidia, por el interés, por la conveniencia, por el egoísmo  todo esto está cargado de una energía por demás perjudicial para nosotros.

No es lo mismo manejar a alguien que sabemos que de entrada no tendrá buenas intenciones para con nosotros, que hacerlo con alguien que en principio procura lo mejor para nuestra vida. El usurpar el papel de un amigo, con malas intenciones, procurando beneficios individuales, perjudicando al otro, mal aconsejándolo, envidiándolo, deseando calladamente su mal es vil, es una muestra de escasa calidad humana y evidentemente es preferible lidiar con quienes al menos son capaces de mantener una franca posición en relación a nosotros.

780NicolettaCeccoli-1_zpsa3c79e13

Cuando la voz de un falso amigo es escuchada, posiblemente nos haga andar por caminos equivocados, no por el error comprensible de un mal consejo, sino con toda la mala intención y el estudio de las consecuencias que tendría en nuestra vida un determinado rumbo.

Los falsos amigos sin pena, ni remordimiento pueden utilizar nuestros puntos débiles, que en calidad de “amigo” han identificado para usarlos en nuestra contra, para aventajarse sobre nosotros o sencillamente para hacernos quedar mal en situaciones o con personas de interés para nosotros.

queen_bee_reads_a_love_letter_by_meluseena-d4i79ik

La amistad es un tesoro, es una relación de resguardo, de afecto, de nexos que pueden o no estar afianzados por sangre, cualquiera que ose hacer alarde de ella, rompiendo parámetros y manchando el nexo, no merece tener el privilegio de contar con un amigo, porque para ser enemigo de alguien al menos hace falta coraje, pero ser un falso amigo lo que encierra es cobardía, inseguridad, complejos y la falta de agallas para mostrar lo que en realidad se siente y se es.

Afortunadamente la balanza se mueve hacia la honestidad, hacia la amistad sincera, hacia la confianza, pero nunca faltará aquel que identificarás de forma extemporánea como un falso amigo, luego de haber invertido energía y recursos, confianza y cariño, luego de haberle dado un espacio especial en tu vida, de esos que solo los amigos debe ocupar.

nicolettaceccoli1

Valora a tus amigos, aunque tengan diferencias, aunque tengan millones de defectos y prefiere siempre a un enemigo declarado que a uno con el disfraz de la amistad.

Lo importante no son los cambios que prometes, sino las acciones que los sustentan

Camabios

Lo importante no son los cambios que prometes, sino las acciones que los sustentan

Todos podemos proponernos hacer las cosas de una manera diferente, pero de las palabras a las acciones, siempre habrá una brecha considerable. Podemos asumir un compromiso, darnos cuenta de nuestros errores, hacer promesas… Sin embargo, todo ello quedará en intenciones si los hechos no son capaces de demostrar la alineación que existe entre lo que queremos con lo que hacemos.

Los cambios son constantes, nada permanece invariable, nosotros mismos no somos los mismos que fuimos ayer, sin embargo, existe una esencia que de una u otra forma nos define, que corresponde a nuestro lado más sublime y que a su vez es el resultado de nuestras creencias y vivencias.

mujer-pintando-un-corazón

Las acciones siempre tendrán más peso que las palabras, si queremos demostrarle algo a alguien, debemos hacerlo a través de acciones, no de palabras. La palabra lo aguanta todo, se puede decir lo queremos que los demás escuchen, pueden ser inclusive la demostración de lo que queremos, pero por fortuna o por desgracia esto no tiene que estar alineado con lo que en realidad somos capaces de hacer y de sostener en el tiempo.

Cuando nos conocemos y sabemos nuestro alcance o tenemos estímulos suficientes para generar cambios, estos pueden sin duda llevarse a cabo, pero nunca pueden estar impuestos por otros, ni mucho menos estar en contra de lo que somos por complacer a alguien más, los cambios deben tener su fuente en nosotros mismos y deben tener como finalidad principal hacer de nosotros nuestra mejor versión.

Cara-de-mujer-con-pétalos

Si la intención es sincera, si los cambios planteados o buscados son razonables, se debe abrir un compás de espera, sin pretender que ocurran de la noche a la mañana, cada quien tiene un proceso, para internalizar, para reconocer, para ubicar en su vida mejores cosas, mejores actitudes, mayores herramientas. Pero esto está muy vinculado a la madurez emocional, a la búsqueda de objetivos y a los planes de acción que sustenten los cambios.

El primer paso para cambios genuinos es la aceptación, luego de un reconocimiento de que algo podría ser mejor, el hecho de aceptar que venimos haciendo las cosas de una manera poco favorable, nos da la apertura para evaluar otras opciones, para crecer con las experiencias y para traer a la luz y transmutar cualquier actitud que pueda estar resultando limitante o que pueda estar trayéndonos dificultades en la vida.

60987_427512850655551_309040544_n

La honestidad es crucial y comenzará con la que se tiene con uno mismo, para reconocer un pasado y hacer un planteamiento coherente con la realidad a futuro. Procurando siempre que las palabras no excedan lo que las acciones puedan alcanzar.

En el reino de la hipocresía, la sinceridad es la gran incomprendida

mujer-flores

En el reino de la hipocresía, la sinceridad es la gran incomprendida

En los territorios donde cabalga la mentira vestida de dulce hipocresía, la sinceridad es siempre la gran incomprendida. Es como si comunicar con transparencia fuera un delito, una osadía para quien se quita las armaduras y, con educado respeto, es capaz de ir con el corazón por delante y con la verdad en su boca.

No es fácil. En la actualidad son muchos los sociólogos y analistas que definen a una buena parte de la población como entidades pasivas, como meros testigos de lo que acontece en ese mundo que se enmarca en un televisor. La hipocresía reina en muchas de nuestras esferas políticas, en ciertos escenarios laborales e incluso en la intimidad de algunas de nuestras casas, sin que reaccionemos ante ella.

Hay quien opta por el silencio y por esa supuesta pasividad por simple y absoluto cansancio. Porque ya sabemos “de qué pie cojea” ese familiar, ese directivo o ese compañero de trabajo. Sabemos que abundan en exceso aquellos que defienden la igualdad, pero que en su interior desprecian en secreto que otros tengan sus mismos derechos, sus mismas oportunidades.

Sin temor a equivocarnos, podríamos decir que hay una dimensión mucho más tosca, oscura y peliaguda que la propia mentira: la hipocresía. Es nada más y nada menos que una falta de honestidad muy sibilina, ahí donde uno esconde la propia personalidad mientras se exhibe una nobleza moral intachable.

Puesto que estamos seguros de que conoces a más de un persona con dichas características, te proponemos ahondar en el tema para disponer de más estrategias para actuar ante ellas.

niña-pez

Normalizamos la hipocresía casi sin darnos cuenta

De niños los adultos nos enseñan que la verdad es buena y que mentir es una costumbre que es mejor no adquirir. Nos inician en una práctica de la que tarde o temprano descubrimos sinuosos recovecos, afinados matices. Tal y como nos explicó Lawrence Kohlberg en su teoría sobre el desarrollo moral, es en la segunda etapa, en la llamada “moral convencional”, cuando en el niño de entre 10 y 13 años desarrolla ya un inicio de conciencia sobre el sentido de la justicia, descubriendo además cómo los adultos pueden caer en sus propias contradicciones.

Nos exigen sinceridad, pero son muchos los que se ofenden si decimos la verdad. Poco a poco llegamos a unas situaciones en las que nos preguntamos qué puede ser mejor: ofender con la sinceridad o mentir por simple educación. Tarde o temprano asumimos que la hipocresía reina e impera, y que con ella, se construye una falsa convivencia; una convivencia donde exhibir gloriosos principios morales y bellas ideologías bajo las cuales, a menudo, se esconde la cobardía o la simple despreocupación por los demás.

La hipocresía está plenamente institucionalizada en nuestra sociedad, la hemos normalizado. Sin embargo, y aquí llega el dato curioso, la mayoría tenemos un radar siempre actualizado que sabe detectarla. La vemos en nuestros políticos, en alguno de nuestros familiares o compañeros de trabajo y sin embargo no reaccionamos ante ella. De algún modo, somos conscientes de que es una batalla casi perdida: es una tarea difícil cambiar a quien ni tan siquiera es honesto consigo mismo.

chica

A la falsedad se la supera siendo siempre auténticos

Hay varios tipos de hipocresía. Están los que exhiben grandes atributos para esconder oscuros principios morales: el racismo, el machismo, una mente retrógrada. Sin embargo, el tipo de falsedad que más abunda es la de esa persona que busca encajar, ser aceptado e incluso alabado. Por ello, no dudará en defender hoy el color rojo y mañana el color verde y al otro el azul, dependiendo siempre de en qué escenario se mueva.

Estar orientados en todo momento por la opinión de los demás vulnera nuestra autoestima y evita que practiquemos, por ejemplo, esa autoevaluación con la cual, vivir siempre de acuerdo a nuestros propios valores a pesar de que a los demás, no les agraden.

Veamos ahora cómo deberíamos actuar ante esas personas habituadas a vivir en el reino de la hipocresía.

sinceridad-caperucita

Cómo reaccionar frente a la hipocresía

A la hipocresía no se la vence, se la encara. Tal y como hemos señalado con anterioridad, cambiar al hipócrita es una batalla perdida, pero lo que sí podemos hacer es dar ejemplo, ser auténticos y desactivar la influencia que puedan tener sobre nosotros.

  • Recuerda en todo momento que las únicas expectativas a las que debes obedecer son a las tuyas propias. Lo que el hipócrita te recomiende con su falsa vara de medir tiene menos importancia que el polvo que se acumula en las estanterías de tu hogar.
  • Los hipócritas siempre caen en sus propias contradicciones. Cuando las veas, no las ataques, ni inicies discusiones con ellos: te darán mil argumentos para justificarse. Limítate solo a señalar su contradicción, algo corto y firme.
  • Si estás obligado a tratar cada día con una persona hipócrita, ten en cuenta que intentará sabotearte muy a menudo. Calificará tus actuaciones y te etiquetará. Si para esa persona eres un espejo en el que ve lo que no le gusta, una de las opciones que tendrá para terminar con su malestar será acabar con el espejo, o sea, contigo.

Mantén siempre un diálogo interno contigo mismo para recordar quién eres, cuáles son tus valores y cuáles tus grandezas. Lo que diga, haga o piense el hipócrita no vale ni cuenta en tu vida. Solo es aire, solo es el aliento de una marioneta algo cobarde que ha hecho de la falsedad su reino de naipes.

Tarde o temprano, caerá.

Vía: lamenteesmaravillosa

Las personas egoístas son especialistas en aplicar “La Ley del Embudo”

mujer-inclinada-ante-un-cuervo

Las personas egoístas son especialistas en aplicar “La Ley del Embudo”

Comencemos por darle significado a “La Ley del Embudo”: Lo ancho para alguien y lo angosto para el resto, así de sencillo. Quienes la aplican tienen un perfil que los hace pensar solo en ellos, luego en ellos, luego en ellos… y quizás si queda algo de tiempo y energías, pensar en los demás.

Es muy cierto que cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de velar por su bienestar, de hacer lo necesario para sentirse cómodo, a gusto con su vida y con su entorno, pero jamás podemos pretender que vamos solos por el mundo, Cuando interactuamos con otras personas, que por lo general es lo que ocurre, debemos pensar no solo en nuestro bienestar, sino en el de la mayoría de los involucrados.

en-la-vida-merezco-ser-amado

Las personas que aplican “La Ley del Embudo”, suelen ser altamente demandantes e injustas con los demás, son especialistas exigiendo cosas que ni remotamente son capaces de dar, son altamente susceptibles a las faltas de los otros y por lo general pretenden que el mundo se adapte a ellos y a sus necesidades.

Carecen de capacidad empática y siempre buscan oportunidad para sentirse víctimas de algo o alguien, son capaces de reclamar lo que ellos hacen de manera natural e inclusive verlo como una falta, pretendiendo que en ellos cierto tipo de acciones sean bien vistas, mientras que con ojo agudo lo ven como una falta en quienes le rodean.

Mujer-echando-humo-de-colores-por-la-boca

Por lo general suelen pasar por cínicos, aunque muchas veces ellos mismos creen, de verdad aseguran, que están siendo justos en sus tratos, evaluaciones y en su búsqueda de bienestar. Mientras que aplican para los demás restricciones, limitaciones, demandas y reclamos de lo que esperan de quienes le rodean.

Son altamente delicados, todo lo toman personal y son especialistas en “voltear la tortilla” para que quienes están en contacto con ellos se sientan culpables, se dobleguen o acepten sus peticiones o distribuciones injustas de cargas y responsabilidades, evidentemente haciendo uso de sus altos “dones” de manipulación.

mujer-con-corona

Están bastante desubicados en lo que significa una relación recíproca, por lo general demandan gran reconocimiento, inclusive con bombas y platillos, preferiblemente con una placa incluida, cuando realizan cualquier acción que medianamente demuestre desinterés o que existe otro beneficiado adicional a ellos mismos.

Por lo general son inconformes y para ellos nada es suficiente, siempre piden más y más y generalmente dan muy poco. Está demás decir este tipo de personas resulta altamente tóxica y especialistas en robarnos energías, evidentemente todas las personas tienen algo que enseñarnos, pero seguramente la primera lección que debemos aprender de este tipo de personas es que: NO debemos ser así.

En la vida debemos buscar el equilibrio, ser lo más justos posibles, no buscar siempre la ventaja sobre el otro, ni ver qué provecho podemos obtener con el menor esfuerzo. El dar es una de las cosas más maravillosas, el colaborar en la felicidad del otro es altamente enriquecedor y seguramente trae a nuestra vida mucha mayor satisfacción que pensar egoístamente solo en nosotros.

CREENCIAS IRRACIONALES

SchizophreniaTreatments_thumb

CREENCIAS IRRACIONALES

Creencias, ideas irracionales, ¿qué son y cómo afectan a nuestro comportamiento las creencias o ideas irracionales?, os contamos más de las ideas irracionales.

Si algo es peligroso o potencialmente peligroso tendré que estar pensando que me puede suceder a cada minuto? Siempre tengo mala suerte en el amor

 Todo el mundo  que me conoce me tiene que tener apreciar, no entiendo que haya gente que no lo haga. Si las cosas no salen como deseo es una catástrofe. Esto son ejemplos de creencias irracionales.

Todos tenemos pensamientos y creencias,  pero no todas son racionales,  muchas son irracionales y no solo las tenemos nosotros sino que son compartidas por miles de personas. 

Gracias a Albert Ellis doctor en Psicología por la Universidad de Columbia, fundador de la Terapia relacional Emotiva podemos diferenciar las ideas irracionales básicas compartidas por muchas sociedades en el mundo. Averiguar lo que son o no ideas irracionales puede ayudarnos a entender nuestro comportamiento y el de los demás

AlbertEllis

IDEAS RACIONALES FRENTE A IDEAS IRRACIONALES

En la Terapia relacional emotiva , Ellis distingue claramente las ideas racionales de las irracionales. 

Creencias racionales: están sujetas a la probabilidad, son relativas,  es decir pueden ocurrir o no pero tienen una base cierta. Se expresan en forma de preferencias y deseos.

  • Ejemplo, me gustaría aprobar el examen, quisiera poder comprarme un coche. O preferiría no tener que ir a esa conferencia
  • Si los deseos no se logran puede surgir tristeza o decepción pero esto no impide o limitan  a la persona el logro de nuevas metas o deseos.

Creencias irracionales:

  • Este tipo de creencias o pensamientos, son de carácter absoluto y dogmático (Todo/nada, Siempre/nunca).  Las expresamos en forma de exigencia. Debería de…., estoy obligado a…, tengo que… Si no logramos nuestros deseos, las emociones generadas pueden ser muy negativas, cólera, depresión, sentido de culpa, ansiedad.
  • Estas emociones a raíz de  esas creencias emocionales  si pueden influir en el logro de otras metas a corto medio y largo plazo. La frustración de no lograr lo que mentalmente “estoy obligado a” puede generar sufrimiento, culpabilidad, conductas de aislamiento y patologías como ansiedad,  depresión, abuso de sustancias tóxicas u otros comportamientos de riesgo.

    schizophrenia_thumb

LAS 10 CREENCIAS IRRACIONALES BÁSICAS (ELLIS 1962, 1975)

  • 1- Para una persona adulta es una necesidad extrema el ser querido y aprobado por casi todo el mundo significativo de su comunidad.
  • 2-La historia pasada de cada persona es determinante y decisiva para la conducta actual, algo que paso en el pasado y te afectó tiene que seguir afectándote.
  • 3-Para considerarse, valioso, especial, digno de… hay que estar muy preparado y ser capaz de lograr cualquier cosa en todos los aspectos posibles. (Luego si no lo logro no valgo nada).
  • 4-Es una catástrofe que las cosas no salgan como quiero. Si las cosas no salen tal y como deseo es muy mala señal.
  • 5-Cierta clase de persona es malvada, vil, e infame, este tipo de personas deben ser culpabilizadas siempre y castigadas por su maldad.
  • 6-Si algo es o puede ser potencialmente peligroso, la persona ha de estar muy inquieto y pensar en ese peligro sin cesar.

stk85956cor

  • 7- Los problemas humanos tienen todos una solución justa, precisa y perfecta si esta no se encuentra el resultado es catastrófico.
  • 8-Las desgracias humanas vienen de causas “de fuera” o externas, la gente no tiene capacidad o muy poca para controlar sus penas o preocupaciones.
  • 9-Ante las responsabilidades y dificultades, es más fácil evitarlas que afrontarlas en la vida.
  • 10-La felicidad se logra sin hacer nada, por inercia.

Estas 10 ideas irracionales se resumen en tres nociones básicas, donde las personas se plantean peticiones y exigencias a sí mismos y a las personas de su entorno.

  1. Tengo que actuar bien y tengo que ganar la aprobación por mi forma de actuar.
  2. Tú debes actuar de forma agradable, considerada y justa conmigo.
  3. Las condiciones de mi vida deben ser buenas, fáciles para que pueda conseguir prácticamente todo lo que quiero sin mucho esfuerzo e incomodidad.

Vía: depsicología

El éxito suele esconderse detrás de una colección de fracasos

mujer-hoguera-e1479384189609

El éxito suele esconderse detrás de una colección de fracasos

La respuesta para la pregunta del título es un “sí” rotundo. Intentar de nuevo es un derecho y un deber sagrado al que ningún ser humano debería renunciar. Quien ha tenido que enfrentarse a grandes dificultades y fracasos por muchos años tiene dos caminos como opción para tomar: no intentarlo y dejarse llevar por la inercia ineluctable de la vida, o intentarlo de nuevo y utilizar la experiencia acumulada.

Son muchas las personas que lo volvieron a intentar de nuevo después de décadas de fracasos y dificultades. ¿Sabías, por ejemplo, que Nelson Mandela pasó 30 años en la cárcel antes de salir y convertirse en el hombre que cambió la historia de Sudáfrica?

Pero claro, “él era Nelson Mandela y yo soy un ser humano común y corriente”, dirán algunos. Dicho esto, es probable que saquen a relucir los miles de motivos por los cuales el gran líder sudafricano lo logró, pero ellos no pueden hacerlo. No se dan cuenta de que precisamente esa resistencia a intentar es el obstáculo más grande para alcanzar lo que pretenden.

mujer-ante-umbral

Es cierto que esos logros de trascendencia histórica y global exigen que confluyan diversas circunstancias. Pero también es cierto que existen logros individuales que son equiparables a esto. El solo hecho de que alguien alcance sus sueños, después de soportar largos tiempos de fracaso, es un ejemplo invaluable para los que están a su alrededor. Es un esfuerzo que hace mejor el mundo en el que vivimos todos.

Intentar es incluso más importante que lograrlo

Una vida emocionante y digna de ser vivida es aquella en la que jamás se renuncia a intentar de nuevo. ¿Para qué vivimos si no es para hacer de la experiencia un homenaje a la vida misma? Claro que puedes pasar por el mundo sin un asomo de estremecimiento.

Nadie te obliga a que salgas del aburrimiento, a que muestres tu coraje, a que asumas el riesgo de perder. Pero seamos claros: si no lo haces, no es porque no puedas intentar algo mejor. Lo que pasa es que el miedo te domina y es por miedo que te resistes a probar. No te engañes: no es fatiga, no es falta de capacidad, ni la edad. Es el miedo lo que no te deja.

mujer-tumbada-e1478119611451

Quizás no has caído en la cuenta de que tratar de ir a por aquello que deseas es tan o más importante que lograrlo. Es la sal de la vida. Lo que le da sabor a tus días y a tus tardes y a tus noches. Es eso lo que marca la diferencia entre sentirte satisfecho por el solo hecho de vivir y quedar atrapado en la pregunta de por qué estás viviendo.

El engañoso concepto de fracaso

Busqué la etimología de la palabra “fracaso” y me encontré con una sorpresa que, de todos modos, intuía. Esta palabra viene de la raíz latina “quat”, que significa “sacudida”; y del prefijo italiano “fra”, que significa “en medio”. Así que la palabra fracasar viene a ser algo así como “estar en medio de la sacudida”. ¿Qué te parece?

Si incorporamos esto al tema que nos ocupa, podríamos decir que el fracaso se puede asumir como un sobresalto, una encrucijada para despertar la atención, para despertarte frente a algo. Y es que el fracaso es eso: un hallazgo que te saca del error, que te permite abrir los ojos. De hecho se hizo más intensa su connotación negativa cuando desde diferentes modelos empezó a compararse el funcionamiento de la mente con el funcionamiento de una máquina.

hombre-espejo

En algún punto de la historia, la palabra “fracaso” se volvió sinónimo de “derrota”, cuando no lo es. A su vez, la palabra “derrota” se convirtió en sinónimo de “claudicación”. Me parece que todo esto solo es válido en el lenguaje de la guerra. Es en ese ámbito donde hasta los triunfos son tristes y los fracasos unas realidades que ponen en riesgo la libertad, la vida y la dignidad.

En los terrenos fértiles de la actividad humana, el fracaso, esa “sacudida”, es más bien un momento de revelación. Así opera en la ciencia, en el arte y en todos los campos positivos de la realidad. Prácticamente no existe una acción humana que no incorpore un componente de fracasos y otro de logros al mismo tiempo. Una de las pocas ocasiones en que ese fracaso se convierte en una dura derrota es en esos oscuros momentos en los que decidimos no intentarlo de nuevo.

Vía: lamenteesmaravillosa

Valora a quien te busque y ama a quien no te deje ir

Pareja-mirandose-a-los-ojos-agarrada-de-la-mano

Valora a quien te busque y ama a quien no te deje ir

Como dice Bernabé Tierno en su libro “Aprendiz de Sabio”, nadie puede poner en duda la necesidad del amor, como la necesidad de alimento, de aire, de luz, de agua o de sol. El amor es un sentimiento espontáneo y natural, por ello, no olvides: valora a quien te busque y ama a quien no te deje ir.

Es tan incoherente exigir el amor de otra persona como prohibir a una persona que nos ame, puesto que todo amor deriva de la espontaneidad y de nuestra libertad interior. No podemos controlar lo que sentimos, ni los sentimientos que provocamos en otras personas.

Cuando amamos lo hacemos con todo nuestro ser, nuestra inteligencia, nuestro cuerpo, nuestros sentidos y, por supuesto, nuestro corazón. Es algo irresistible, que encierra belleza y a veces dolor, pero que nos enseña siempre a conocernos.

Dejar-ir-lo-que-te-duela-aunque-te-duela-dejarlo-ir

Valora a quien demuestre interés por ti

En ocasiones se acepta que el amor es sufrimiento, que para amar hay que sufrir, pero se trata de una creencia errónea que nos aleja de una relación sana y equilibrada. Ama y comparte, disfruta en pareja. Ama pero también mantén tu espacio, sigue siendo tú mismo.

Con amigos y con parejas aceptamos situaciones en las que siempre tenemos que mostrar interés nosotros, en las que solo nosotros decimos “te quiero”, en las que parece que solo nosotros deseamos compartir cosas con la otra persona.

Es muy complicado aceptar que si alguien no te llama es porque no quiere hablar contigo, que si busca excusas para no quedar es porque no quiere verte y que si no te dice “te quiero” es porque no lo siente.

Nuestro ego no acepta que nos ignoren y busca excusas  como “Estará ocupado”, “No ha escuchado el teléfono”, “No me dice que me quiere por miedo”, pero es importante ser realistas, ver la situación tal y como es: si alguien no nos quiere o no nos valora, no le podemos obligar a que lo haga.

Por el contrario, si alguien demuestra interés por nosotros, se preocupa, nos llama, nos escribe, debemos valorar ese interés, esa demostración sincera de cariño y de respeto. Una muestra espontánea de afecto es algo que surge del corazón, que nos hace reflexionar sobre lo que es realmente importante.

Ama a quien quiere estar a tu lado

Una persona que de verdad quiere estar a tu lado te llama para saber cómo estás, está junto a ti en los momentos difíciles, te mira a los ojos y escucha con atención lo que tienes que decir, te respeta y te valora por cómo eres, te admira y te lo demuestra. En definitiva, te ama.

Si alguien quiere estar a tu lado, lo está y día a día podréis contar el uno con el otro, ya sea una pareja o un amigo. Si deseas pasar tiempo con alguien lo encuentras y compartes momentos sin mirar el reloj, dejando que las horas pasen sin darte cuenta.

En el caso de una pareja, como sostiene Walter Riso, es importante que cuando amamos sepamos diferenciar, “ser uno”, que anula lo particular para integrarse en un todo, de “estar unidos afectivamente” que implica tener un vínculo en el que cada persona mantiene sus particularidades y su diferencias.

Busca la reciprocidad en tus relaciones

Para que un amor de pareja o una relación con un amigo funcione debe existir un intercambio básico. Walter Riso hace una analogía con el pensamiento de Aristóteles y Santo Tomás en su “Guía práctica para no morir de amor” y dice que un amor justo es el que combina tanto la justicia distributiva (repartir cargas y beneficios proporcionalmente entre los miembros de la pareja), como la justicia conmutativa (evitar la estafa y el fraude en cualquiera de sus formas).

pareja-3

Para Riso una relación se basa en la reciprocidad cuando: el intercambio afectivo y material es equilibrado y justo, los privilegios son distribuidos equitativamente, el acceso a los derechos y deberes es igual entre las dos personas, ninguno de los miembros intenta sacar ventajas o explotar al otro y ninguno piensa que merece más que el otro.

“La vida no tiene sentido, se lo das tú, con lo que hagas, con lo que te apasiones, con tus ilusiones. Tu construyes el universo a tu medida”

-Walter Riso-

Vía Arantxa Álvaro para lamenteesmaravillosa.