15 Tipo de relaciones personales que NUNCA debes tener

Pareja en el mar

15 Tipo de relaciones personales que NUNCA debes tener

Podríamos decir que todas las relaciones interpersonales tienen algo que aportarnos, sin embargo, hay muchas de ellas que lo que tienen que aportarnos nos cuesta muchas lágrimas y nos borra muchas sonrisas. Acá te dejamos algunas que debes tener en cuenta para evitar si esperas una relación que no afecte tu armonía y no desgaste tus energías:

  1. Relaciones en donde tenemos que fingir ser como no somos.

  2. Relaciones con personas acostumbradas a mentir frecuentemente.

  3. Relaciones con personas que nos hacen sentir menos.mujer-con-hombre-diminuto-en-la-mano

  4. Relaciones con personas controladoras que desean que todo se ajuste a sus formas.

  5. Relaciones con alguien que nos corte las alas.

  6. Relaciones en donde la dependencia es el nexo principal.

  7. Relaciones con alguien que no valore tus logros.

  8. Relaciones con infieles empedernidos.

  9. Relaciones con personas deshonestas o con tendencias a cometer actos fuera del marco de la ley.

  10. Relaciones en donde sientas miedo de expresar tus sentimientos o tus pensamientos.perdonar infidelidad

  11. Relaciones en donde existe la envidia hacia las cosas positivas que nos ocurren.

  12. Relaciones en donde nos sentimos utilizados o que se están aprovechando de nosotros.

  13. Relaciones con una persona que no nos da una posición privilegiada dentro de sus prioridades.

  14. Relaciones en donde nos sintamos abusados en cualquier sentido.ruptura de pareja mujer guru

  15. Relaciones en donde vemos futuro, si lo que estamos buscando es una relación que se pueda sostener en el tiempo.

Muchas veces sabemos lo que tenemos que hacer, inclusive sin tener que leer el tipo de relación que llevamos en un listado, pero a veces no es sencillo reconocer los efectos que una relación puede tener en nosotros o bien tomar la decisión de separarnos. La mayoría de las separaciones no son agradables, pueden resultar dolorosas, sin embargo, debemos ser los primeros cuidadores de nosotros mismos, procurando relaciones que nos aporten, que nos hagan sentir bien, en donde podamos crecer de manera individual y como parejas.

Esperamos que este listado te pueda ayudar para reconocer lo que debes mantener en tu vida e ir tras aquello que realmente te convenga. La vida es realmente corta para desperdiciarla en relaciones que no nos ofrecen lo que merecemos, no la desperdiciemos esperando que algo cambie y menos que alguien cambie. Aceptemos a las personas cómo son, pero reconozcamos cuándo no es conveniente mantenerlas a nuestro lado.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

No tengo la obligación de permanecer a tu lado

mujer-japonesa-rerpresentando-el-amor-1024x656

No tengo la obligación de permanecer a tu lado

Cuando una relación de pareja acaba puede resultar muy doloroso, inclusive cuando ambas personas hayan estado de acuerdo con la ruptura. En caso de no ser de mutuo acuerdo, la persona que debe aceptar la decisión de quien opta por terminar, puede sentir un frustración, rabia, dolor o bien tener mucha resistencia ante lo que involuntariamente debe acatar.

Sin embargo, independientemente del rol que ocupemos en una separación, debemos entender que una relación se mantiene en pie de manera voluntaria, incluso cuando se cree tener ataduras a la pareja (proyectos, hijos, sociedades, etc),  cada quien es libre de decir: “hasta aquí”.

nativo-americano-representando-el-tiempo-pasado

Ciertamente debemos respetar los sentimientos de los demás, pero de ninguna manera lo que la otra persona sienta debe ser prioritario al momento de tomar una decisión, si hemos dejado de amar o sencillamente no queremos continuar con el proyecto que originalmente nos trazamos, duélale a quien le duela, tenemos el derecho de tomar el rumbo que deseemos.

Las relaciones normalmente no se deterioran de un momento a otro, van paulatinamente deteriorándose. Aunque pueden existir detonantes, que apresuren una decisión, por lo general se trata solo de aceleradores, que no tendrían efecto alguno en una relación estable con las bases bien fundadas.

representando-el-tiempo-que-oasa

Debemos aprender a manejar nuestras emociones y cuando es necesario nuestro duelo, tomar de la relación todo aprendizaje, que nos haga ser mejores personas y ser mejores parejas, haciendo que el tiempo invertido siempre valga la pena. Cuando sentimos que hemos perdido el tiempo junto a alguien es porque hemos estado cerrados a la lección que nos deja esa interacción y solo en nosotros está hacer el análisis correspondiente que nos permita identificar nuestro crecimiento gracias a esa relación.

No aprendemos nada cuando somos muy arrogantes, cuando tenemos posiciones muy rígidas, cuando solemos acumular lo negativo. Pero si somos capaces de mirar más allá de la frustración y el resentimiento, seguramente nos haremos conscientes inclusive del porqué nos hemos visto involucrados con una persona en particular y el efecto que ha tenido en nosotros.

mujer-japonesa-con-traje-rojo-representando-el-amor-1

Las relaciones no son solo para compartir, para tener a alguien al lado, uno de los principales objetivos es crecer a través del otro, a través de lo que reflejamos en él, tratando de aceptar y trabajar en nosotros todo aquello que requiera de nuestra atención y que quizás sin esa persona no hubiese costado un poco más notar.

Nadie tiene la obligación de estar con alguien, por más amor que se desee entregar, si la otra persona no quiere recibirlo, no hay más nada que hacer, nos queda un trabajo personal y la superación de un duelo, pero siempre será preferible superar la ausencia de alguien, que la ausencia de nuestra dignidad.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

Para atraer a las personas adecuadas a tu vida, solo necesitas ser tú mism@

entrevista-javier-torras-ugarte-autor-crees-m-L-tCfWZI

Para atraer a las personas adecuadas a tu vida, solo necesitas ser tú mism@

Muchas veces nos sometemos a nosotros mismos a encajar en un molde que no nos corresponde. Buscando aceptación, esperando la aprobación de los demás antes de la nuestra, vamos apagando nuestra esencia y con ello, olvidándonos cada vez más de quienes en realidad somos.

Resulta complicado nadar en contra de la corriente, romper paradigmas sociales, culturales y religiosos. Muchas veces en nuestro intento de querer ser nosotros mismos, o al menos de descubrir un poco lo que hasta para nosotros es desconocido, somos visto como raros especímenes, como errores del sistema, sin considerar que lo normal, no necesariamente es lo mejor.

mother-earth-in-autumn

Mientras nos preocupamos más por dar la imagen que mayor aceptación tenga, nos haga ganadores de un amor, de un trabajo, de una posición, de un reconocimiento, estaremos atrayendo a nuestra vida aquello que proyectamos, en donde al no terminarnos de aceptar a nosotros mismos y por ende no querernos por lo que somos, a nuestra vida vendrá todo aquello que sintonice en esa frecuencia.

Basta con abrir un poco lo que en realidad somos, escuchar nuestro corazón, dejando de lado nuestros miedos, las limitaciones autoimpuestas, la preocupación por el qué dirán, para que comencemos a experimentar una vida totalmente diferente y diferente de manera positiva.

mujer-en-cruce-de-caminos-regresando

Cuando aprendemos a exteriorizar nuestra esencia todo milagrosamente comienza a encajar, nuestros propósitos se hacen claros, lo que nos apasiona parece extendernos la mano para sujetarnos con fuerza, las oportunidades se presentan de la manera más oportuna y las personas que ya no encajan con nuestro verdadero “yo” sencillamente se alejan, dando espacio para aquellas adecuadas en la nueva fase de nuestras vidas.

Es sabido que desprenderse de algo puede generar cierta resistencia, inclusive cuando sabemos que ese “algo” nos resulta inconveniente. Podemos sentir miedo a la pérdida, podemos querer mantenernos en nuestra zona de confort e inclusive resignarnos a que aquello corresponde a lo que merecemos. Pero resulta necesario darnos el valor que realmente merecemos y tomar las medidas que nos acerquen a lo que somos.

corazones-fuertes

El ser nosotros mismos es lo único que nos permite garantizar que le sacaremos a esta experiencia el mayor provecho posible, rodeándonos de quienes deban estar cerca a lo largo de nuestro recorrido.

Conócete, reinvéntate de ser necesario, pero nunca dejes de seguir el llamado de tu alma que te habla a través del corazón, intentando guiarte por el mejor de los caminos para ti.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

Si estás dispuesto a darlo todo por amor, comienza a dártelo a ti mism@

Amate-3 (1)

Si estás dispuesto a darlo todo por amor, comienza a dártelo a ti mism@

Muchas veces nuestro centro lo ubicamos en un sitio externo a nosotros mismos, trayendo como consecuencia que podamos amar más a otra persona que a nosotros mismos. Inclusive hay quienes piensan que amarse a sí mismo por encima de lo que podemos sentir por otros, no es más que egoísmo.

Sin embargo, para pensar en darlo todo por otra persona primero debemos poder hacer lo mismo por nosotros, sin remordimiento, porque allí está nuestra fuente de amor y solo cuando sabemos amarnos y respetarnos es que podemos contemplar la idea de poderle brindar amor verdadero a otra persona.

548-Solo-hay-un-amor-que-es-para-siempre-el-amor-propio

Los vínculos que generalmente desarrollamos no son precisamente de amor, son de dependencia, de satisfacción de necesidades, de cómo me hace sentir el amar a otra persona, pero acá si lo hacemos desde el lado equivocado, desde nuestro ego, que corresponde a esa parte de nuestra mente que se esmera por protagonizar y que no da sin esperar recibir algo a cambio, sin pasar factura por lo otorgado.

Solemos amarnos a nosotros mismos en el otro, pero no al otro por sí mismo― Valérie Tasso

 

El amor real es incondicional, ni siquiera depende de si estamos o no unidos físicamente a una persona, si mantenemos una relación activa. El amor real considera la felicidad del otro, nos hace creadores de oportunidades para hacer la vida de la otra persona al menos un poco más feliz, así sea a través de nuestros pensamientos, oraciones o presencia en nuestros corazones.

Para poder sentir ese tipo de amor por alguien, sin condiciones, debemos primero amarnos a nosotros mismos, cosa que no todos sabemos poner en práctica. Acá te dejamos algunos indicadores para que diagnostiques tu amor propio:

amor

  • Aceptación: Debemos aceptarnos tal y como somos, con nuestras virtudes y nuestras oportunidades de mejora, siendo lo suficientemente humildes para reconocer el brillo en el otro sin sentirnos opacados.
  • Creencia en nosotros mismos: Todo lo que manifestamos en nuestra vida, positivo o negativo, viene como consecuencia de qué creemos merecer, de qué nos sentimos capaces, de saber que si bien estamos en proceso de aprendizaje constante, estamos dando de nosotros lo mejor.
  • Dedicación de tiempo: Es crucial reservar tiempo para nosotros, para consentirnos, para hacer lo que nos gusta, para reconocernos y conectarnos a lo que somos.
  • Ser auténticos: Esto requiere de una autoestima muy elevada, capaz de poner en un segundo plano lo que piensen los demás, con tal de manifestarnos como realmente somos, sin miedo al rechazo o a los juicios de valor.
  • Considerarnos valiosos: Muchas veces somos los nosotros mismos los que no sabemos darnos el valor que nos corresponde, haciéndonos pasar por menos, sintiéndonos inferiores a otros. Solo nosotros podemos darnos valor y los demás actuarán en consecuencia.
  • Cuidarnos: Desde nuestro cuerpo, hasta nuestra alma, debemos darnos el cuidado necesario, prestando atención a lo que demandamos y tener la mayor disposición en proveérnoslo.

Amor

Aprendamos a amarnos y veamos cómo el amor se activa a nuestro alrededor, cómo comenzamos a atraer a nuestras vidas lo que está en sintonía con lo que nos damos a nosotros mismos, sin tener que sacrificarnos, sufrir o sentirnos explotados por amor.

Por: Sara Espejo

No importa si te amó, basta con saber que ya no lo hace

Mujer triste

No importa si te amó, basta con saber que ya no lo hace

Cuando nos hemos sentido amados por alguien y este amor por un motivo u otro acaba o se transforma en algo que no nos satisface, podemos entrar en un estado de negación por aquello que hemos perdido, intentando muchas veces recuperar los sentimientos del otro, querer volver el tiempo atrás y negándonos a aceptar que todo es diferente en la actualidad.

Pero lo cierto es que lamentable o afortunadamente no somos dueños de los sentimientos de los demás, que cada quien tiene la libertad de dedicar su amor a quien quiera así como de cambiar sus sentimientos de manera voluntaria o no. Y sí, es cierto que nos puede doler, pero debemos ser lo suficientemente maduros como para manejar la situación, sin generar peores consecuencias para todos los involucrados.

Dejar-ir-lo-que-te-duela-aunque-te-duela-dejarlo-ir

Aprendamos a cerrar los capítulos de nuestras vidas con dignidad, con amor propio, entendiendo que cada relación que tengamos con otra persona es una oportunidad para aprender, especialmente para aprender a amar, y que podemos rescatar de ella lo mejor para hacernos mejor como personas, como parejas.

Muchas veces las experiencias en las cuales quedamos heridos, donde hemos resultado desilusionados, nos hacen formar una coraza y nos cambian, pero no para mejor, nos hacen menos crédulos en el amor, nos desesperanzan en relación a encontrar y compartir parte de nuestra vida con alguien especial. Es normal resultar heridos en el amor, esto puede resultar común en la mayoría de las personas, pero siempre debemos procurar salir de las relaciones con más recursos, no con más barreras y limitaciones.

mujer-con-corazón

Debemos aceptar que el amor como lo conocemos, acaba, y que no basta con habernos sentido amados por alguien durante un tiempo determinado, para querer retener a alguien cuando ha dejado de hacerlo. Es necesario hacer un llamado de atención asociado a que el amor no muere de la noche a la mañana y que no haber notado los síntomas a tiempo o no haber tomado medidas de rescate oportunas, nos ubica en una posición prácticamente irreversible.

Muchas veces luego de que el amor acaba es que podemos ver con claridad muchos escenarios, para quien ya no resulta amado por su pareja es duro aceptar que todo tuvo un proceso, corto o largo, que hubo un motivo, así se considere tan ligero como que la otra persona ya no quiere compartir en pareja su vida, o quizás no con la misma pareja. Sea cual sea la justificación, se debe respetar y con ello respetarnos a nosotros mismos, evitando someternos a situaciones humillantes que nos hagan más complicada la recuperación.

su corazon mujer guru

La lucha por amor está siempre justificada, pero el límite siempre debe ser la dignidad.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

¡Si tienes uno así a tu lado, es momento de huir!

Por-mucho-que-corras-tu-yo-verdadero-siempre-te-alcanza

¡Si tienes uno así a tu lado, es momento de huir!

Las citas, los hombres y el enamoramiento, es una parte importante en nuestra vida, y como tal, justo es detenernos a observar ciertos detalles, que indudablemente saltarán a la vista, sobre nuestro galán.

El llamado manotas en alusión al pulpo de la caricatura, este hombre te ama desde que te vió por vez primera, jura que eres su amor soñado y único y por ello, debe comprobar y demostrar que eres completamente suya, tanto en público como en la intimidad, para ellos todo es rápido y preciso.

El egocéntrico, que desde la primera cita, sólo habla de él, del éxito que ha tenido en la vida, de sus buenos gustos, de lo cotizado que es entre las mujeres, de cómo dejó a sus ex novias y de lo afortunada que eres de que se fije en ti.

El déspota y prepotente, ese hombre que denigra y discrimina a los demás, nunca está conforme con nada, tratar despectivamente a los demás es un hábito para el.

infidelidad mujer guru

El posesivo incontrolable, dispone de tu tiempo desde la primera salida, muestra molestia cada vez que suena tu teléfono, se atreve a preguntar cada paso que das y espera una explicación a todo, necesita imperiosamente manipular tu vida.

El sexual, ese maravilloso amante, según él, como todas las que han pasado por su vida sexual lo buscan por “lo increíblemente bueno que es en la cama”.

hombres-sexies-en-camas

El que no aprendió a tratar a una dama, ese que no cuida el mínimo detalle ni tiene el mínimo respeto, mira incontrolablemente a otras mujeres y no para de chatear.

El que tiene novia y espera que te sometas a la comparación, para ello plantea todo tipo de excusas, como que ya no la ama pero que sigue a su lado por miedo a que se suicide o por costumbre o lástima, o peor aún, son como hermanos.

infidelidad-976x651

Y por último, el misterioso, alguien le dijo que era más interesante vivir en la incertidumbre, nunca es claro, nada tiene mucho sentido, puede deslumbrar al inicio, mi consejo, no te quedes a averiguar por qué tanto misterio en su vida, mejor huye.

Por Marvi – Martínez – Mujer.guru

¿De qué sirve que te endulcen los oídos, si te amargan la vida?

mujer-con-paloma-torcaz-en-el-oído

¿De qué sirve que te endulcen los oídos, si te amargan la vida?

Algunas personas se caracterizan por ser muy hábiles a través de sus palabras, logrando cautivarnos y hacernos sentir en las nubes por períodos cortos de tiempo, para luego hacernos aterrizar de golpe a través de sus acciones.

Si bien las palabras son de mucha importancia y por medio de ellas podemos expresar los mejores sentimientos, nuestros proyectos, nuestras ilusiones, todas ellas deben estar directamente relacionadas con nuestras acciones para darles validez. En caso contrario no son más que sonidos en los cuales dejamos paulatinamente de confiar, inclusive de escuchar.

pareja-ofreciéndose-un-regalo

Muchas veces resulta preferible que no nos digan nada de manera verbal y los hechos muestren por sí solos las intenciones de quien los ejecuta. Hablar es sencillo, prometer es fácil, decir lo que otra persona quiere escuchar o ser muy creativos a nivel verbal no tiene mayor complicación, pero actuar en consecuencia y armonía con esas palabras tiene otro nivel de complejidad.

Los sentimientos se expresan de muchas maneras, a través de un gesto, a través de una mirada, de una palabra, de una compañía, pero las acciones asociadas a esos sentimientos son las que mayormente quedan grabadas en el alma. El preocuparse por quien amamos, el cuidar, el atender, el estar pendiente de los pequeños y grandes detalles, en facilitar la vida del otro en lugar de amargársela, son muestras de afecto con mayor validez que cualquier palabra.

Pareja en el mar

Se necesita esfuerzo y disposición para hacer congruentes las palabras y los hechos, no suena bien que te diga que te amo, mientras atento de cualquier forma en contra de tu integridad, tu autoestima, intento cortarte las alas, menospreciarte, limitarte y crear nexos de dependencia y manipulación en lugar de lazos de cariño.

Suena cínico que una persona nos hable bonito, mientras nos hace daño con sus actos, que pronuncie las palabras más dulces, mientras es cruel, desleal, se comporta de manera injusta y nos llena la vida de problemas, incertidumbres, preocupaciones y muchas veces hasta de lágrimas.

pareja-abrazada

Aprendamos a ser congruentes en la vida a todo nivel, si es con nuestros afectos más aún. Mantengamos la coherencia entre nuestras palabras y cada acción que llevamos a cabo. Todo se complementa, así que démosle a cada cosa su valor y entendemos que de nada sirven palabras dulces, cuando le amargamos la vida a alguien o viceversa.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

No sigas buscando en mí aquello que hace mucho dejé de ser

mujer-alejándose

No sigas buscando en mí aquello que hace mucho dejé de ser

Lamento que hayas aprendido a valorar lo que recibías de mí en el momento en el cual te diste cuenta de que había cambiado. Sí soy otra, no encontrarás sino rastros de aquella persona que daba todo por ti, que te colocó en un lugar prioritario en su vida, que te acariciaba mientras dormías y suavemente decía cuánto te amaba.

No soy la misma que confió en ti para depositar su afecto, sus más profundos miedos, las miradas cómplices, las sonrisas que solo tú pudiste generar. No soy la que se le iluminaban los ojos al ver mi nombre escrito por ti, junto a un mensaje cariñoso. No soy la que te buscaba y me interesaba por ti, porque estuvieses bien.

mujer-triste (2)

No te sigas preguntando en dónde está esa mujer… me llena de indignación, me hace sentir que mientras mi amor se iba muriendo tú no estabas allí, me hace sentir que esa persona cargada de arrogancia, de egoísmo, de malagradecimiento no eras tú. Me da rabia, dolor, frustración el hecho de que seas justamente lo que yo esperé cuando prácticamente no me importa, cuando lo que hagas me es indiferente.

Mi deseo, mi entrega, mis sentimientos, no murieron de la noche a la mañana, no activé un interruptor y puse fin a lo que fui, mucho menos lo hice yo sola. El desamor también se siembra y por lo tanto se cosecha.

ruptura

Si para ti todo resultaba más importante qué yo, ¿qué sentido tendría mi dedicación? Si para ti mis esfuerzos siempre eran pocos, ¿para qué seguirlos haciendo? Hice mil cosas para llamar tu atención, para traer tu amor de vuelta, para sentirte conmigo, mientras que veía como te alejabas cada vez más de mí. Y qué iba a imaginarme que justamente el dejarte de amar sería lo que te traería de vuelta.

Lo siento por ti y lo siento por mí, mis sentimientos siempre fueron los mejores hacia ti y lamento que no lo hayas sabido valorar, pero a su vez agradezco la lucidez que da el desamor, la consciencia que permite ver más allá del otro, el espejo que se coloca en frente para decirnos: Nadie merece tus lágrimas, si tu amor no es correspondido o bien recibido, no te esmeres en entregarlo, ahí estás tú y eres quien merece lo mejor de ti. Mientras no sepas amarte solo recibirás las migajas que otros quieran darte. Ámate y cuando lo sepas hacer, nunca más te sentirás malquerida.

primera vez mujer guru

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

¿Qué podemos hacer frente a una infidelidad?

infidelidad-karla-patri

¿Qué podemos hacer frente a una infidelidad?

Definitivamente uno de los tragos más amargos que puede atravesar una pareja, es la infidelidad, especialmente en el caso en que ambos han asumido el compromiso tácito o explícito de relacionarse exclusivamente con la pareja.

Sin embargo, esto es un cuento viejo, con muchísimos desenlaces. Evidentemente no hay un “paso a paso” que podamos aplicar en caso de hacerle frente a una infidelidad, pero sí podemos hacer una evaluación de cada caso de acuerdo a lo que sigue, desde el punto de vista de la persona más afectada, que normalmente corresponde a quien ha sido engañada y a partir de allí tomar la mejor decisión.

  1. Cuáles son nuestras creencias en relación a la infidelidad: Hay personas que ven la infidelidad como algo inclusive natural, que le puede pasar a cualquier pareja en cualquiera de sus etapas y que a pesar de no ser algo agradable tienen la voluntad de reparar la situación. Mientras que por otro lado están quienes piensan que la infidelidad es el peor de los agravios, que jamás podrían perdonarla. Evaluemos en qué posición nos encontramos y revisemos los argumentos y si están asociados al amor, al ego, al compromiso, a experiencias propias o ajenas.
  2. En qué consistió la infidelidad: Aunque la infidelidad es un solo hecho, existen etapas agraviantes, que van desde un pensamiento, hasta una relación paralela. Evidentemente la complicación del caso varía de un extremo a otro y mientras más se acerque a haber sido una relación paralela, menos probabilidades existirán de poder solventar la relación de pareja.
  3. En qué condiciones estaba la pareja al producirse la infidelidad: Aunque las crisis o los malos momentos de la pareja no deben bajo ningún concepto ser utilizados como excusas ante una infidelidad, sí podemos hacer un perfil de quien ha cometido el acto de infidelidad con esta información. Si la pareja se percibe bien, está en armonía, no tienen mayores conflictos, tienen actividad sexual regular y una infidelidad tiene lugar, probablemente quien haya sido infiel lo sea en condiciones generales o tenga motivos de mucho peso que vinculen fuertes sentimientos hacia la tercera persona.infidelidad 2
  4. Nuestros sentimientos: Evaluar qué sentimos hacia la otra persona y hacia la relación, tratando de hacer un antes y un después de que una infidelidad sea puesta en el tapete, si sentimos que los sentimientos existen, aunque tengan la capa de dolor y rabia propias del engaño, es posible plantear un proceso de reconstrucción.
  5. Qué queremos ambos: Evaluar qué queremos a corto y mediano plazo y qué quiere nuestra pareja, si para ambos es viable reparar los daños, si quien ha sido infiel quiere separarse, si hay un acuerdo de ambas partes de reconstruir o si existen posiciones encontradas.Infidelidad 3
  6. Cómo nos proyectamos a futuro: Sentimos que podemos estar bien solos, sentimos que nos sentiríamos mejor con nuestra pareja habiendo establecido acuerdos o nuevos compromisos o bien, sentimos que puede haber otra persona que nos valore y nos respete y que jamás nos sea infiel.

Evaluar estos aspectos resulta importante al momento de tomar acción ante una infidelidad, evidentemente nadie quiere ser engañado, pero la realidad es que ocurre y con mucha frecuencia, con mayor o menor grado de premeditación. Esto es una herida importante, una prueba trascendental, pero puede ser superada si ambas personas quieren hacerlo. No es cierto que el perdonar una infidelidad, sea darle cabida a todas las que vendrán luego, aunque tampoco es garantía de que no ocurrirá.

Mujer morena con ojos cerrados apoyada en la pared

Si optamos por continuar la relación e intentar reparar los daños, debemos tratar de sacarnos la idea de la cabeza, andar paranoicos o tomar venganza. Si decidimos intentarlo debe ser para corregir los errores de ambos y abrir paso a una relación más madura, donde los compromisos sean renovados.

Evidentemente concluir una relación será válido, pero evitemos actuar desde las vísceras, tomando decisiones que podamos lamentar a posterior. Errar es de humanos y rectificar es de sabios.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

No tienes mala suerte en el amor

Amanda Cass Corazón en mano

No tienes mala suerte en el amor

Escuchamos muchas personas afirmando que no tienen suerte en el amor, que a todos los demás les va mejor que a ellos en sus relaciones afectivas, que todas las personas que se cruzan por su vida son iguales, y muchos etcéteras que representan la inconformidad en cuanto a los resultados obtenidos de sus relaciones amorosas.

Para consuelo de muchos, solo los que entienden realmente la naturaleza humana, no tienen una película predefinida de lo que debe ser la pareja ideal y están abiertos a un proceso de crecimiento en conjunto, son los que logran sentirse realmente satisfechos en sus relaciones sentimentales y esto, lastimosamente no resultan siendo la mayoría.

Amanda Cass Diente de León

El hecho de tener expectativas en nuestra mente de lo que debería o no ser nuestra pareja o nuestra relación, nos hace ajustarnos a un libreto, a una lista de chequeos, donde las deviaciones de lo que tenemos idealizado, solo abren paso a la frustración y a la inconformidad.

Podemos darle varios enfoques al hecho de pensar que tenemos “mala suerte” en el amor. En primer lugar, considero que la suerte no existe, más allá del resultado consecuencia acciones previas y considerar que “la suerte” debe tocarnos para que nos vaya bien en el amor resulta bastante desesperanzador, demostrando que no sentimos ningún tipo de control sobre los hechos, sino que estamos sujetos a azares del destino.

Amanda Cass niña triste en loma

Somos los creadores de nuestra vida y todo parte en nuestra mente y se manifiesta a través de nuestros pensamientos, que poco a poco toman vida. Si creemos que “no tenemos suerte en el amor”, pues todo lo que materialicemos estará alineado con esa creencia, así que si vamos a creer en la suerte, ¡al menos creamos que tenemos buena suerte para todo!

Retomando el punto de las expectativas, de los estándares y de lo que creemos debe ser una relación, acá hay mucha tela que cortar. No importa si las expectativas son altas o bajas, el hecho de tener una idea de cómo debería ser nuestra relación, en lugar de construir y trabajar por eso que queremos, nos coloca en desventaja, quizás inclusive dejemos de darle la oportunidad a quien engranaría perfecto a nosotros por ideas preconcebidas.

Amanda Cass Pareja

Ante la expectativa solo estamos en un ciclo de control, en un algoritmo permanente que nos lleva por muchos caminos si el resultado es el obtenido o no y siempre está bajo la lupa el otro y difícilmente nosotros mismos, por lo que con facilidad logramos identificar las fallas que vemos en el otro, esperando o exigiendo cambios, mientras que no somos capaces ni siquiera de hacer una autoevaluación objetiva, optando muchas veces por terminar relaciones, para iniciar una nueva en donde solo parece haber cambiado el personaje, que termina interpretando una película igual o parecida, con resultados bastante similares.

Nunca partamos de la idea de que es el otro el que debe cambiar, más sano aún: no nos vinculemos afectivamente esperando que el otro encaje en nuestro patrón, dejemos las expectativas a un lado y aceptemos que tendremos diferencias, que habrá buenos y malos momentos, que si se forma un buen equipo, los problemas se solventarán y se crecerá en pareja. Recordemos que ante todo somos humanos y tenemos intereses medianamente parecidos. Olvidémonos de la suerte,  tratemos de ser lo que buscamos en el otro y obtendremos el mejor engranaje.

Imágenes cortesía de: Amanda Cass

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru