El problema no es de quien confía, sino de quien traiciona

mentira

El problema no es de quien confía, sino de quien traiciona

Muchas veces vemos una curiosa conducta, que pareciese defender lo “negativo” y tratar de justificar una mala acción como una reacción ante algo natural y positivo.

Es cierto que cada quien tiene una escala de valores determinada, que la bondad y la maldad son relativas y que cada quien actúa desde lo que en su micromundo está bien o es la mejor opción. Sin embargo, hay ciertos parámetros, especialmente cuando hablamos de una misma cultura, que nos hablan de que hay cosas que no nos gustaría recibir de otra persona y que por sentido común deberíamos evitar dar.

mujer-con-flores-en-la-cabeza (2)

No podemos responsabilizar a alguien de depositar su confianza en otra persona cuando resulta ser víctima de una traición, el problema no lo tiene quien confía, salvo quizás si la dinámica es rutinaria y repetitiva. Quien confía apuesta por la naturaleza bondadosa y cuidadosa del otro, no lo hace esperando recibir a cambio una decepción. El problema lo tiene quien no sabe valorar la confianza que le han otorgado, que no sabe cuidar sus relaciones interpersonales y quien por algún motivo tiene niveles de compromiso que pueden ser quebrados por cosas que considera más importantes.

Si a alguien le roban su reloj, no podremos acusarle de usarlo en la calle, así como sería injusto señalar a una mujer ultrajada y responsabilizarla por el hecho de haber llevado una falda corta. Quien está cometiendo una falta es quien agrede, no quien participa de la vida esperando que el mundo sea un lugar seguro y amable.

Gaslighting-mujer

Siempre resulta beneficioso ser empático, tratar de comprender las razones de fondo que llevan a alguien a cometer una acción, pero debemos ser cuidadosos con no caer en injusticias con la parte más afectada. Es válido y muy práctico entender que cada quien hace lo mejor que puede con los recursos que tiene y allí caben todos los desaciertos posibles, pero no es sano defender a quien agrede, culpando al agredido.

La confianza es sumamente frágil, una vez fracturada puede permanecer así para siempre o llevar un proceso de recuperación lento y a veces doloroso. Pero si decidimos seguir adelante en una relación donde la traición ha estado presente, lo más sano es tener la mejor disposición para que las cosas salgan bien, para que la confianza reaparezca y tratar de eliminar esa sombra llamada duda.

mujer-mirando-hacia-delante

Quedarnos en un punto medio resulta desgastante, permanecer pero que en cada pensamiento, palabra y acción esté presente la duda y el resentimiento envenena el alma y acaba con cualquier sentimiento positivo. Ante esa situación será mucho más sano un cierre de capítulo que dé inicio a un nuevo comienzo.

Por: Sara Espejo – Mujer.Gurú

8 Formas de Mimarse Como lo Hacen las Mujeres Bellas

mimarse-portada

8 Formas de Mimarse Como lo Hacen las Mujeres Bellas

“Para ser bellas no hay que ver estrellas”, la belleza va mucho más allá de un fin que se debe conseguir dejando cosas de lado. Ser bella es una actitud ante la vida, es algo que siempre escuchamos, y ya es el momento de ponerlo en práctica. Al igual que los mimos que recibimos en nuestra niñez, aprendamos ahora a mimarnos. Gracias a estos 8 gestos de cariño hacia nosotras mismas nos fortaleceremos y embelleceremos aún más:

1. Se aceptan como son

Las mujeres que se miman saben que la felicidad no depende  de la talla de la ropa ni de la armonía de su rostro, sino de la capacidad de sentirse bien con el propio cuerpo. Por esta razón valoran lo que tienen y le sacan el mejor provecho. Han aprendido a  aceptarse a sí mismas, a amar sus “imperfecciones”, pues saben lo que tienen. 

2. Lucen bien

mimarse 7

Las mujeres que se miman definen la ropa que les queda bien, y se preocupan por tener un estilo propio. Para esto no es necesario recargarse de accesorios o colores, sino simplemente con algún pequeño detalle que resalte nuestra belleza. La sobriedad es clave, pues lo que debe resaltar es la persona, y no ser escondida tras el exceso de adornos.

3. No se castigan

Las mujeres que se miman prefieren el principio de la comodidad. Si algo les hace ver bien, pero aún más importante, sentirse bien, saben que eso tiene una influencia positiva en su salud y en su bienestar general. Un ejemplo, es verse elegantes y cómodas, sin tener que recurrir a tacones o ropa que les incomode en el diario vivir. Mientras más nos descompliquemos, más auténticas y radiantes nos veremos.

4. Hacen con mayor frecuencia lo que les gusta

mimarse 8 fi

Las mujeres que se miman saben que sentirse bien es igual o más importante que verse bien. Por ejemplo, sesiones de relajación en la bañera, ponerse un aceite o aroma que les guste, comer algo rico. En definitiva, “darse un gusto” de vez en cuando, no es un lujo, sino una necesidad, sin importar lo ocupadas que estemos, demos tiempo para mimarnos.

5. Disfrutan de la buena comida

Las mujeres que se miman no se privan de comer rico. Disfrutan de comer de todo, pero en cantidades moderadas, no dejan de lado los chocolates, el pan o los postres. Se preocupan por respetar su cuerpo, sin excesos de comida ni alcohol o cigarrillo. Siempre saborear alguna delicia será un placer para los sentidos, una manera exquisita de mimarse.

6. Son siempre ellas mismas

mimarse 9

Las mujeres que se miman: Se dejan ser. Esto quiere decir que no se reprimen de lo que les dicta su propia personalidad y autenticidad. Si quieren reír fuerte, bailar de manera atrevida, o poner caras ridículas, lo hacen. No hay nada más atractivo que las personas que se sacan las máscaras, y viven tal como lo sienten, de manera apasionada y sin preocupaciones.

7. Disfrutan las pequeñas cosas de la vida

Las mujeres que se miman aprecian y disfrutan los pequeños detalles que les regala la vida. Saben vivir, y escoger. Rehúyen de todo lo que les impida avanzar o les sea negativo. Se concentran en lo que les hace bien, en lo que aman. De esta forma, cultivan su bienestar, comenzando desde su interior para exteriorizarlo al mundo.

8. No permiten que la edad las limite

mimarse 6

Las mujeres que se miman lucen bien y atractivas aunque pasen los años. La actitud y el quererse a sí mismas no es en vano, pues con el tiempo realzan su autoestima y seguridad, lo que les permite seguir desplegando su belleza y encanto.

Vía: elvasomediolleno

Y solo pude ser feliz cuando aprendí a soltar

mujer libre 8

Y solo pude ser feliz cuando aprendí a soltar

Todo en mi vida era un continuo querer controlarlo todo, querer que las cosas salieran a mi manera, que mi pareja me amara y me lo demostrara como quisiera, que mi hijo hiciera las cosas a mi manera, que las personas que se acercaban a mí lo hicieran de una forma específica y así todo lo que conformaba mi vida, mi trabajo, mi hogar, mis relaciones… El resultado era siempre común: Sufrimiento cada vez que un resultado se desviaba de lo que quería.

Los cambios en mí no surgieron de la noche a la mañana, pero sí hubo un antes y un después de tomar consciencia de cómo estaba llevando mi vida… y es que a veces solo hace falta eso, darnos cuenta de algo que hacemos de forma automática, para comenzar a generar los cambios necesarios.

pasado-portada-2

Aprendí a soltar, aprendí a desprenderme, a aceptar que todo el mundo tiene una manera de ser particular, que el hecho de que sea diferente a la mía no significa que sea mejor o peor, solo es diferente. Cada uno de nosotros es un universo, que debe aprender a relacionarse con otros, pero cada quien lleva consigo una mezcla particular de principios, de creencias, de estilos de vida, de prioridades, de sueños… y cada uno merece por condición natural ser respetado como individuo en su propio proceso de crecimiento.

Entendí que aferrarme al resentimiento y a la culpa me hacía la vida más pesada, hacía inclusive que me sintiera inconforme con lo que la vida me daba, y por algún motivo, como una fuerza magnética, mientras no aplicaba el perdón, a mi vida llegaban más y más experiencias, bien sea parecidas o que me revivieran ese dolor original que yo había decidido alojar en mí.

mujer con capucha

También aprendí que es mejor sorprenderse gratamente con las personas que decepcionarse y que para que esto ocurriese lo mejor que podía hacer era dejar de esperar de algo de ellos. Entendí que la mejor manera de pedir amor es dando amor, cuando damos de nosotros mismos, eso que damos se devuelve multiplicado.

A pesar de que en teoría estaba clara de que cada quien está con quien quiere y donde quiere, me costó mucho entender que mientras más insegura estaba de mi relación, más situaciones extrañas vería, peor me sentiría y más afectaría mis vínculos sentimentales. Me va mucho mejor desde que confío plenamente en que soy merecedora de amor y de respeto y que cualquier cosa que no se alinee con ello, de una manera u otra, saldrá de mi vida.

chica acostada

No retengo nada que me ate, no acumulo nada que me dañe, no me guardo los perdones y me voy prontamente si me doy cuenta de que algún lugar ya no es mi lugar. La vida está llena de cambios y aceptarlos, crecer y disfrutarlos es una de las prácticas que se encuentran más alineadas con el disfrute de la vida y la felicidad misma.

Por: Sara Espejo –Mujer.Gurú

No busco a nadie que sane mis heridas, solo espero a alguien que no me vuelva a lastimar

mujer carta

No busco a nadie que sane mis heridas, solo espero a alguien que no me vuelva a lastimar

Aún estoy sanando mis heridas, aún me cuesta confiar, camino cautelosa, me acerco sin ser evidente. No estoy negada al amor, sé que todos somos diferentes y que una mala experiencia no debe definir el resto de mis relaciones, pero eso no llega a calmarme.

Soy de las que se cae y se vuelve a levantar las veces que sean necesarias, que sabe cuidar desde sus raspones, hasta sus heridas más profundas. No busco a nadie que alivie el dolor que otra persona me causó, o mejor dicho, el dolor que yo misma me permití sentir, solo espero recibir en mi vida a quien no me cause más dolor, a quien me quiera bien, a quien no pretenda cambiarme, ni adaptarme a sus formas… Espero a alguien que no me engañe y que esté tan dispuesto como yo a dar lo mejor de sí día a día para construir ese amor bonito, ése que vale la pena vivir.

regalar-ausencia-1

Sí me he desilusionado muchas veces, pero eso me ha enseñado a no esperar tanto de los demás, a entender que todos somos un universo y que aun sin pretenderlo, podemos hacer mucho daño, pensando que estamos haciendo lo más conveniente.

Cada herida me ha hecho crecer, me ha hecho entender que las cosas pueden desviar su curso y aquello que amamos, puede convertirse en lo que más dolor nos cause.

Por un tiempo caminé tras una armadura, tan gruesa que no permitía acercamiento alguno, en ella me sentía sola, pero me sentía segura, ella no dejaba entrar ningún elemento que pudiese hacerme daño, pero tampoco dejaba entrar ningún sentimiento que me nutriese, menos que pudiese entregarle a alguien algo de mí.

armadura

Finalmente me di cuenta de que la solución no era aislarme, ni dejar de sentir, ni dejar de mostrarme, que una armadura solo estaba haciendo el proceso de sanación de mis heridas más difícil, más largo, más complejo. Entendí que solo ventilando mis heridas, ellas podrían sanar, yo soy responsable de ellas, pero su cuidado requiere de  amor, de atención y de reconocimiento… No de alguien más, sino mío.

Ahora sé que el amor lleva consigo el riesgo de salir lastimados, pero que eso es parte de la vida, si hemos salido heridos, debemos agradecer haber tenido la oportunidad de amar, eso ya es una ganancia incomparable y una experiencia de vida que nos hace, aunque no queramos, crecer y conocernos.

Mujer-despegando-una-tirita-del-suelo-de-la-que-salen-mariposas

Un mal amor no nos condena, solo nos enseña… y con el paso del tiempo aprendemos a sanar nuestras heridas y abrirle paso a una nueva persona especial, no con miedo de que nos lastime, no con la esperanza de que nos remiende, solo con la mejor disposición de construir lo mejor y recibir lo que estamos dispuestos a ofrecer.

Por: Sara Espejo – Mujer.Gurú

Cómo detectar amistades tóxicas

detail1_lg

Cómo detectar amistades tóxicas

Las amistades suponen por definición un refugio para ambas partes, una relación que en términos generales suma  a nuestras vidas, nos aporta fuerzas, entusiasmo, ánimo, sustento, afecto, sin embargo, en algunas oportunidades una amistad puede resultar contraproducente y generar más efectos negativos que otra cosa.

Es cierto que todos tenemos algo de toxicidad en lo que damos en nuestras relaciones interpersonales, sin embargo, hay algunas personas que pueden resultar para otras en foco de negatividad.

Es importante tener en consideración algunas características de las personas que pusiesen estar restando a nuestras vidas a través de su vínculo de amistad:

Fomentan relaciones unidireccionales, donde están acostumbradas solo a recibir y no son capaces de dar, exigen, demandan y se ofenden cuando no podemos estar allí para satisfacer sus necesidades.

amistades toxicas

Personas competitivas, no en el mejor sentido, las personas que suelen llevar su vida en una constante competencia con quienes se puede comparar, resultan tomándonos como patrones de referencia. Se sienten amenazados ante cualquier conato de que puedan ser superados en cualquier aspecto de la vida y jamás se sentirán a gusto con que nos vaya mejor que a ellos.

Personas interesadas, la amistad no es sincera, sino persigue un fin, está supeditada a algo que se pretende obtener, no se juega limpio y por lo general hay mucha manipulación en medio. Está asociada a personas falsas, que no se sienten capaces de fomentar nexos honestos, sino a través del trueque, de la ganancia e inclusive de la venta de la confianza al mejor postor.

Personas amargadas, cualquier detalle es un estímulo para despotricar del mundo, para poner su peor cara o desatar una ola de palabras cargadas con todo lo que llevan dentro. Son personas que pueden transformar cualquier momento agradable en una situación de la cual queramos salir eyectados a alta velocidad.

nicoletta-ceccoli-w-big (1)

Los juicios y las críticas están a la orden del día, suelen criticar cualquiera de nuestras acciones, para ellas siempre habrá una mejor manera de hacer las cosas, una vía más rápida, una mejor respuesta. Irónicamente, en la mayoría de los casos, su vida no sirve de modelo, pero siempre creen tener la potestad de opinar, criticar y juzgar la manera de los demás.

Saca lo peor de nosotros, esto podría ser positivo, porque nos ayuda a conocer aspectos de nosotros mismos, que quizás no teníamos idea de tener. Sin embargo, una persona que es capaz de sacar de nosotros lo peor, de seguro es buena como lección, pero no de amiga.

Personas controladoras, siempre se termina haciendo lo que ellas quieren, nuestros intereses quedan rezagados. Quieren opinar en todo, en cómo nos vestimos, cómo contestamos un mensaje, la película que se verá y hasta el novio que se escogerá…

Nicoletta 2

Las amistades deben ser una bendición en nuestras vidas, no convertirse en un problema. Ciertamente debemos aceptar a cada quien como es, pero para darles espacio en nuestras vidas, debemos asegurarnos de que el nexo es sano, que ambas personas estamos dispuestas a sumar, a dar lo mejor para colaborar con la felicidad y el bienestar de la otra persona. Si no es el caso, debemos sencillamente alejarnos, restar influencias y comenzar a aceptar en nuestras vidas todo lo que nos permita brillar y nos dé luz, que no quiera opacarnos, ni apagarnos.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

Que no te haga falta lo que no te hace bien

mujer sobre leon

Que no te haga falta lo que no te hace bien

Aunque para muchos suene ilógico extrañar o echar de menos algo que no resulte beneficio para nuestras vidas, la realidad es que ocurre con mucha más frecuencia de la deseada. Solemos acostumbrarnos a muchas dinámicas que no nos hacen bien y en caso de distanciarnos por algún motivo, terminamos por extrañarlas y hasta quererlas de vuelta en nuestras vidas.

Somos responsables de lo que hacemos con nuestras vidas, de lo que aceptamos en ella y de las situaciones y las personas a las que les damos cabida y mantenemos cerca. Algunas veces tenemos ideas distorsionadas del amor, de la calidad del afecto que damos y recibimos, con demostraciones que creemos positivas, pero que resultan tóxicas para ambas partes.

joven-con-pájaro-en-la-mano

Debemos aprender a amarnos a nosotros mismos, antes de pretender a amar a cualquier otra persona o pretender que alguien más nos ame. Saber amarnos es lo único que nos mantiene cerca de las personas que nos convienen y saber colocar límites a quienes no nos hacen bien o bien, aprender a alejarnos, así sea solo de manera emocional de cualquier situación que comprometa nuestro bienestar.

El no saber manejar la soledad, nos hace tomar decisiones equivocadas en nuestras vidas, nos hace querer sustituir la soledad con cualquier compañía,  inclusive aquellas que afortunadamente ya no forman parte de nuestras vidas, peros seríamos capaces de traer de vuelta, por el simple hecho de no querer estar solos.

mujer triste 2

Cuando aprendemos a caminar solos, a no verlo como algo negativo y podemos prescindir de cualquier compañía, tomamos el control de lo que aceptamos en la vida en cuanto a relaciones se refiere. Ya quien se acerque a nosotros tendrá como límite inferior lo que nosotros podemos conseguir estando solos, ése es su punto de partida, no nos conformamos con menos, no permitimos que alguien se acerque a restarnos calidad de vida, a llevarnos a menos a hacernos sentir mal.

Es por ello que conocernos en soledad y disfrutarnos se convierte en un objetivo crucial, es una experiencia que no todo el mundo se permite, quizás influenciados por una sociedad que habla de que el estar solos es un reflejo de la poca capacidad que tenemos de relacionarnos, de enamorar, de conquistar, cuando en realidad quienes pueden y disfrutan de estar solos, resultan las que mayores capacidades tienen de relacionarse y pueden ofrecer un amor de calidad, por elección y no por necesidad.

4dba466391511b78b5d9341c194502bc

No nos acostumbremos a nada que nos reste bienestar y en el mismo orden de ideas, no nos acostumbremos a extrañar a nada ni a nadie que no nos haga bien, soltemos de raíz lo que nos daña, aprendamos de la experiencia y miremos al futuro seguros de que lo que las experiencias venideras se acercarán cada vez más a lo que merecemos.

Por: Sara Espejo – Mujer.Gurú

Y quizás ya es hora de dejar de dar lo mejor de ti, a quien no se cansa de decepcionarte

mujer-alejándose

Y quizás ya es hora de dejar de dar lo mejor de ti, a quien no se cansa de decepcionarte

Muchas veces en la vida podemos actuar de forma tan terca, que todo pareciese que lo asumiéramos como un reto de vida o muerte, inclusive esta actitud la aplicamos en el mantenimiento de nuestras relaciones personales.

Al parecer nos colocamos una armadura con la que sentimos estar preparados para todo, aunque esto incluya una nueva decepción, por parte de quien hemos decidido sea importante para nosotros.

mujer-agradecida

Nos dedicamos a dar motivos para ser amados, a mostrar de nosotros lo mejor, sin fachadas, pero con la intención de ganarnos a pulso un lugar en el corazón de esa persona especial. Muchas veces dejamos de lado a quienes nos quieren bien, que procuran lo mejor para nosotros y se esfuerzan por vernos sonreír, por dedicar nuestro  tiempo, atención y afecto a quien tiene un complicado expediente, que no solo forma parte de su pasado, sino que no pierde oportunidad de alimentar.

Aprender a filtrar quien merece de nosotros lo mejor es crucial, nos mantendrá alimentando relaciones de calidad, siendo recíprocos con quienes realmente están, con quienes suman, con quienes hacen nuestras vidas más bonitas.

Debemos dejar atrás cualquier patrón que nos empuje a relacionarnos con personas tóxicas, que sencillamente no merecen ni siquiera tener la oportunidad ni de ilusionarnos, ni mucho menos de desilusionarnos.

38dec348aa86b88240b304ffb7922c21

Llega el momento que resulta necesario reconocer nuestro valor, a reconocer que muchas personas se sentirían realmente en un sueño con la sola posibilidad de ocupar un espacio de nuestras vidas. Todos merecemos a alguien que nos valore, que nos respete, que reconozca lo que hacemos y que retribuya nuestro afecto.

Cuando las decepciones se hacen rutina, el problema deja de ser de quien decepciona, para ser solo nuestro, por permitirnos, por exponernos y por seguir apostando a lo que sabemos será una pérdida segura.

mujer triste

No depositemos nuestras energías en personas equivocadas, ni siquiera es necesario estar con alguien para sentirse bien, la soledad es un también un regalo, especialmente cuando nos damos cuenta de que estamos amando de una manera que nos lastima. Los períodos de soledad nos ayudan a resetearnos, a colocar parámetros nuevamente, desde cero, a recuperar aquello que en nosotros se rasgó y no nos hemos dado el tiempo de remendar.

Estar en soledad no es malo, malo es estar con alguien que nos lastima de manera reiterada y peor aún es acostumbrarnos a esa dinámica. Si nosotros mismos no sabemos amarnos, nadie lo hará de una manera sana. Solo nosotros permitimos darle entrada a nuestra vida a todo lo que en ella existe y de la misma manera podemos indicarle a cualquier persona la salida cuando nos damos cuenta que resulta netamente inconveniente.

Por: Sara Espejo – Mujer.Gurú

Las cosas que no se dicen para no lastimar, siempre terminan haciendo más daño

mujer triste con ojos cerrados

Las cosas que no se dicen para no lastimar, siempre terminan haciendo más daño

Las cosas que no se dicen evitando hacer daño, están cargadas de información que no se puede colocar en un contenedor y engavetar. Generalmente corresponden a una realidad que se hará sentir más temprano que tarde.

Como muchas veces ocurre, lo que se mantiene al margen de la honestidad, sale a la luz repotenciado, ya no solo se trata de la herida que genera el hecho mismo, sino el adicional propinado por el engaño, por la administración de información por la falta de sinceridad e inclusive en algunos casos la humillación que sobreviene del engaño.

Hay, como en todo, niveles de justificación para evitar descubrir una situación, puede que sea más humano y estar mejor visto un padre que no quiere decirle a sus hijos que está desahuciado y le queda muy poco tiempo de vida, en comparación a un esposa infiel que no encuentra beneficio alguno en confesar a su esposo que ha estado con alguien más.

tristeza-

Sin embargo, en ambos ejemplos lo relevante es que esa información no suministrada, le quita libertad de decisión a quien se le está ocultando información. El que administra la información está pensando desde su conveniencia y quizás está procurando hacer daño, pero por lo general termina siendo cuestionado y juzgado por ello, y la impotencia o la burla que se siente por no haber recibido una información de manera oportuna y no haber podido actuar de acuerdo a su criterio, normalmente termina por hacer más daño, decepcionar y alejar más.

Hay quienes prefieren vivir en mentiras que las protejan del dolor, inclusive pueden obviar indicios, pueden dejar pasar detalles, pero cuando estas personas se exponen a mayores dosis de realidad por lo general sufren un choque muy fuerte y no pueden escaparse del sufrimiento que lleva consigo la fantasía cuando la realidad no coincide en mucho con ella.

mariposa-dentro-de-una-botella-de-cristal-2

Hay otro tipo de personas que prefieren que les digan la verdad, para usarla a su manera, aunque sea dolorosa, aunque sea indeseada. No es lo mismo tomar decisiones con la mayor cantidad de variables posibles que con una selección de ellas. La verdad puede doler, pero hay cosas que no se pueden cambiar y es válido defender el derecho a obtenerla y con ella hacer lo que se cada quien considere. Cualquier engaño tiende a empeorar el escenario original y lastimar aún más a quien se busca proteger de la verdad.

Por: Sara Espejo – Mujer.Gurú

Tú mereces el amor que siempre intentas darle a los demás

mujer-con-el-corazon-herido-sientiendo-el-dolor-de-quien-le-lastima-500x598

Tú mereces el amor que siempre intentas darle a los demás

Esto debe ser sin duda algo para reflexionar y para evaluar lo que damos a nuestros afectos, porque de ello dependerá lo que recibamos y no necesariamente a cambio de la misma persona.

La vida es un boomerang, todo lo que entregamos lo recibimos de vuelta tarde o temprano y cuando entendemos que lo que lo hacemos a otro nos lo hacemos a nosotros mismos, primero porque todos somos uno y segundo porque no hay nada que demos que no veamos devuelta en nuestras vidas, tendremos más cuidado con lo que damos a los demás.

regalar-ausencia-1

Las personas que quieren por conveniencia, los egoístas, los que solo intentan satisfaces su necesidades, que quieren no pensando en la felicidad del otro, sino en los beneficios que obtienen a través de la alimentación afectiva, merecen y reciben amores transaccionales, a conveniencia de las partes. Por lo general cuando alguien realmente alguien logra tocar sus fibras, y apartan un poco su egoísmo, su egocentrismo y se disponen a amar de una manera menos interesada, terminan recibiendo lo que se han acostumbrado a entregar.

Por eso cuando pretendamos y aspiremos un tipo de amor, cuando nos imaginemos el tipo de persona que queremos a nuestro lado, debemos siempre observarnos, debemos revisar qué estamos dispuestos a ofrecer, en qué basamos nuestro amor y qué tanta importancia tiene la otra persona en nuestra lista de prioridades.

mujer-oliendo-flor

Debemos ser exactamente eso que pretendemos en el amor, cuando nos dejamos de preocupar por encontrar a la persona ideal, sino que nos trazamos como meta ser esa persona ideal para alguien más, ya resulta innecesario buscar a alguien que llene las expectativas, simplemente terminaremos atrayendo a nuestras vidas a esa persona especial que encaja  con el perfil de quien merece nuestra manera de amar.

Es fácil juzgar la forma de amar de los demás, es sencillo criticar a nuestra pareja o a alguna otra persona que osa jugar al amor, pero tomar un espejo y ver qué damos, cómo contribuimos a la felicidad del otro, qué tanto cuidamos y alimentamos nuestras relaciones, no resulta tan sencillo.

Amarse

Cuando logramos sincerarnos, especialmente con nosotros mismos, nos damos cuenta de que todos tenemos una manera de amar y que la nuestra puede tener fallas, puede no satisfacer las demandas de la otra parte y podemos tomar medidas al respecto, pero una de principales, debe ser, saber el tipo de amor que merecemos.

Da lo mejor de ti, ama, quiere, consiente, no seas mezquino nunca con lo que entregas a tus afectos, porque en presente o futuro ese amor volverá a ti multiplicado.

Lo que das te lo das y lo que no das te lo quitas“ Alejandro Jodorowsky

Por: Sara Espejo – Mujer.Gurú

Ser el pasatiempo de alguien solo es válido si esa persona también es tu pasatiempo

image

Ser el pasatiempo de alguien solo es válido si esa persona también es tu pasatiempo

Es cierto que en el amor muchas cosas resultan aplicables, pero sin duda, para evitar sufrimientos, será necesario encontrar el equilibrio que le permita a ambas partes sentirse cómodas con respecto a la posición que ocupan en la vida de la otra persona.

No será relevante si nos tienen reservado un lugar en el corazón, en la piel o inclusive en una cama, si coincide con el lugar que nosotros tenemos reservado para esa persona, pero cuando nosotros esperamos más, queremos más y demandamos más de lo que el otro está dispuesto a ofrecernos, se generará una sensación de frustración y de vacío, que solo desencadenará en sufrimiento.

encuentro-de-pareja

Es cierto que no podemos obligar a  nadie a tener sentimientos específicos hacia nosotros, pero sin duda podemos decidir qué hacer al respecto. Cuando alguien no nos quiere de la manera  que nos gustaría, tendremos siempre varias opciones: apartarnos y buscar lo que queremos en nuestras vidas, manejar nuestros sentimientos y adaptarnos a una realidad a sabiendas de que la entrega probablemente no nos conducirá por un camino sencillo o bien, obviar lo que representamos en la vida de la otra persona y sencillamente sentir la gratificación de dar exactamente lo que queremos.

De las opciones mencionadas probablemente la que se alinee más con la conservación de nuestro bienestar será alejarnos, será reconocer nuestro valor y contar con que seguramente otra persona  esté dispuesta a aportarnos en la vida lo que creemos merecer o sencillamente que un periodo de soledad puede ser mucho más enriquecedor y satisfactorio que una relación que no nos llena.

zac-retz-romantic-illustration-9

Tener relaciones irrelevantes, que constituyen solo una pasada de tiempo también es válido, disfrutar de una persona sin el compromiso que una relación conlleva es muchas veces interesante y resulta altamente atractivo para quienes buscan alejarse de lo complicadas que pueden ser las relaciones que llevan consigo la intención de perdurar en el tiempo. Sin embargo, cuando ésta no es la intención de las dos partes involucradas, sino de una sola de las personas, mientras que la otra persona está buscando algo más, sencillamente se pierde el sentido.

Sea cual sea el tipo de relación que decidas para tu vida, asegúrate de que te haga feliz. Opta por relaciones que te saquen sonrisas, que te hagan vibrar, que te quiten el sueño de vez en cuando y quizás entre besos te despierten. Contempla que las cosas no tienen que ser para siempre, pero que mientras duren deben ajustarse a lo que te mereces y quieres en la vida.

zac-retz-10858443-814841361894820-7150703071086341350-n

Solo tú tienes el poder de decidir a qué le das entrada en tu vida, tienes infinitas opciones, escoge con los criterios adecuados y siempre escucha a tu corazón, que procura ubicarte siempre donde y con quien debes estar.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru