Quizás lleguen mejores personas  a mi vida, pero yo te seguiré eligiendo a ti

Quizás lleguen mejores personas  a mi vida, pero yo te seguiré eligiendo a ti

Puedes decirme una vez más que nadie sabe lo que sentirá mañana, que el amor solo se vive en el presente y yo te diré que tienes razón… Hoy siento que te amo y mañana quizás no lo sienta… Esto podría ser válido si no se tratase de ti.

Tú llegaste a mi vida y ya yo te presentía, yo estuve sin buscarte, sin esperarte, pero segura de que tu presencia estaba cada vez más cerca y cuando te vi, más bien, cuando te sentí, no tuve la menor duda… Eras tú… Yo no sé si las almas gemelas existen, si hay algo antes o después de esto que conocemos como vida, pero te aseguro que si existe algo de ello, tú has formado parte de mí siempre.

Te digo más, tengo plena confianza en que incluso si tú decidieses por alguna opción diferente a la que yo represento, yo estaría tranquila, porque en mi interior sé que lo nuestro se trata de un para siempre, aunque no  logre entenderlo.

En lo particular, aun cuando lo sientas como una promesa que no puedo sostener, sé que puedo conocer a muchas personas, pero que mi mente y mi corazón se inclinarán por ti. Porque luego de haberte tenido en mi vida, sé que alguien más tendría muchos problemas en abrirse espacio…

No tengo curiosidad en saber o experimentar cómo puede ser mi vida con alguien más. Todo lo que quiero (y otro poco que no quiero tanto), lo obtengo de ti. Antes de ti estaba completísima y de paso era feliz, pero ahora contigo, siento que eres esa persona con la que quiero compartir mi plenitud, mi felicidad, mis pasos a tu lado tienen mucho más sentido.

Cada quien es el mejor para alguien, cada quien valora cosas diferentes, cada quien aporta algo distinto a la vida de los demás… Así que eso de que lleguen mejores personas a mi vida, solo lo he dicho por llamar tu atención, porque para mí no hay nadie mejor que tú, sin importar los parámetros considerados para establecer comparaciones.

Tuve una vida antes de que aparecieses en mi vida, con lo que he visto, solo puedo agradecer que llegases a mí. Honro tu presencia, tengo la dicha de ser consciente de lo que tengo y disfrutarlo, sé que mañana no te perderé por no haberte valorado, porque lo hago siempre… Y una vez más sé que no puedo saber qué ocurrirá a futuro, pero mi intención hoy es hacer lo que esté a mi alcance para sentir cada día más por ti, para darte más motivos para que estés a mi lado y darte el espacio necesario para que el estar conmigo sea siempre tu elección.

Por: Sara Espejo – Mujer.Gurú