Parejas incompatibles

Parejas incompatibles

Las relaciones de pareja pueden ser sin duda una de las experiencias más enriquecedoras que pueden tener dos seres humanos, representando uno de los mayores retos a los que podemos vernos expuestos, a acoplar con alguien con identidad propia, con valores, costumbres, creencias y crianzas probablemente muy diferentes a la nuestra.

Cada quien en las relaciones tiene una manera de ser, de reaccionar y cada pareja tiene una dinámica particular en la cual logran acoplar sus características individuales o bien terminan por distanciarse o darle largas a una relación incompatible.

Las incompatibilidades pueden darse por múltiples motivos y tendrán un peso en la relación dependiendo de las prioridades individuales y de pareja.

Casos de incompatibilidad

Algunos casos de incompatibilidad se presentan cuando:

Existen diferencias de principios y valores: Como cuando hablamos de principios, lo primero que nos viene a la mente es que no son negociables, costará mucho que una pareja se fundamente con principios que chocan o se contradicen entre sí.

Existen diferencias asociadas a temas religiosos o tendencias espirituales: Si para la pareja es importante el tema de lineamientos religiosos, las diferencias en este sentido pueden ser determinantes.

No hay puntos de encuentro en los proyectos individuales: Cada quien tiene derecho a ir tras lo que quiere, a trabajar por sus sueños, pero si estos no pueden ir de la mano con la pareja, será difícil que no se establezcan barreras importantes.

Un miembro de la pareja es muy ordenado y el otro muy desordenado: Esto puede parecer algo superficial, fácil de llevar, pero la verdad es que es uno de los principales detonantes de los problemas de pareja, no sufre solo quien es ordenado y se ve afectado por el desorden de la otra persona, sino quien es desordenado y siente algún tipo de responsabilidad se ve altamente presionado por la manera del otro.

Alguno de los dos es muy solitario, mientras el otro es muy social: El cómo se lleva la vida social es un factor importante, lo ideal es que las parejas logren coincidir o al menos sentirse cómodas, que si bien puedan complacer a sus parejas de vez en cuando, bien sea compartiendo en intimidad o compartiendo en encuentros sociales, no represente algo forzado que se sienta como una penitencia.

Uno de los dos asume con mucha más facilidad los riesgos: Hay personalidades aventureras y hay personalidades conservadoras, para una pareja formada por amos extremos puede resultar un problema lograr acoplarse, aunque puede ocurrir que una de las dos partes contagie a la otra.

Tienen fines diferentes en cuanto a la relación: Si una de las dos personas está tomando la relación de manera ligera y sin mayor compromiso, mientras la otra parte está pensando en los nombres de los hijos, probablemente existan presiones, frustraciones e incomodidades que más temprano que tarde, terminen por abrir una brecha en la relación.

Formas de amar incompatibles: Sí, hay  variadas formas de amar, formas de demostrar afecto, formas de cuidar, pero si una o ambas partes no se siente satisfecha con lo que recibe, porque piensa que es diferente a lo que espera, la pareja se irá resintiendo, hasta quebrarse.

Acá hemos visto algunos puntos de incompatibilidad en las parejas que suelen ser los más frecuentemente manifestados, evidentemente hay muchos más y los grados de incompatibilidad de la pareja dependerán del grado de adaptación que sean capaces de asumir, de los acuerdos y de la voluntad de estar juntos. De cualquier manera, en la mayoría de las veces, cuando hay amor, la mayoría de las cosas se pueden trabajar.

Por: Sara Espejo – Mujer.Gurú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *