Y me di cuenta de que lo que yo siento por ti, jamás lo llegarás a sentir tú por mí

Y me di cuenta de que lo que yo siento por ti, jamás lo llegarás a sentir tú por mí

Obviamente cada quien tiene una manera particular de amar, inclusive con cada una de sus personas especiales, pero cuando se trata de esos amores que escogemos entre muchos, que queremos que sepan a ese prometedor “para siempre”, lo que esperamos es que nuestro amor sea correspondido.

Quizás aún no me encuentre en ese nivel superior donde ame y no me importe no recibir nada a cambio, donde lo hago sin condiciones y entrego lo mejor de mí aunque no sean mis sentimientos correspondidos. No me importa no estar en ese nivel, me gusta el equilibrio e inclusive la justicia, Me siento bien cuando los que quiero me quieren, cuando los que valoro me valoran y me parece no esperar nada descabellado, considerando en que creo fielmente en que lo que das, recibes de vuelta… aunque he aprendido a aceptar que no necesariamente lo recibimos de la misma fuente a la que le hemos dado.

mujer-con-vestido-azul-rodeada-de-mariposas

Estás en todo tu derecho de quererme poco, de quererme a medias, pero mía es la decisión de aceptarlo o dejarlo pasar. Contigo construí un mundo por recorrer en mi mente, pero los sentimientos no se obligan, no se exigen, menos se ruegan.

Por lo menos puedo reconocer cuando he dado suficiente, inclusive cuando de lapsos de espera se trata. Todos tenemos un ritmo particular, pero sí ya yo le he dado cinco vueltas a la pista y tú no cruzas la primera, te regresas, te sales y vuelves a entrar, debo entender que no podremos recorrer ese camino juntos, que tú no estás en condiciones de darme lo que espero, ni yo estoy en condiciones de conformarme con lo que me ofreces.

Mujer-con-los-ojos-cerrados-llorando-e1456576792519

Siento demasiado por ti, pero afortunadamente, siento un tanto más por mí misma y ese compromiso que tengo de amarme, protegerme y respetarme es el que me coloca en la difícil situación de decir adiós, de apartarme de ti, incluso amándote como te amo, aun pudiendo imaginar el dolor que sentiré. Sin embargo, prefiero sentir ese dolor por un corto tiempo, que marchitarme poco a poco al lado de alguien que sé que no tiene ni siquiera las intenciones de sentir por mí lo que yo siento por él.

Honro tu presencia en mi vida y te agradezco haber despertado en mí el más profundo amor. Quise que nuestra historia fuese diferente, pero tuve dar un final apresurado e improvisado, que nos permitiera a ambos escribir historias que tuviesen más que ver con lo que cada uno quiere para sí.

Por: Sara Espejo – Mujer.Gurú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.