Hay mentes tan básicas que piensan que una mujer desnuda es una mujer sin ropa

Hay mentes tan básicas que piensan que una mujer desnuda es una mujer sin ropa

Solo quien ha sentido esa conexión especial en la cual ha podido mostrarse tal cual es o ha tenido el honor de recibir de alguien su verdadera esencia, entenderá que el desnudo y la intimidad, no tienen mucho que ver con la ropa y el simple acto sexual.

El verdadero desnudo consiste en despojarse de cada una de las capas que por lo general llevamos sobre nosotros y ocultan de una manera u otra, quienes en realidad somos. A veces bajo todas esas capas está alguien que ni nosotros mismos llegamos a reconocer, porque hemos hecho tanto esfuerzo y tenemos tanta práctica al escondernos que a veces pensamos que somos eso que solemos proyectar.

73ccd4ed2c3cd971b869d9b6d989c5c7

Cuando nos mostramos tal cual somos a alguien más a veces resulta en una sorpresa para nosotros mismos, en un descubrimiento y si se quiere en un renacimiento, donde nos damos una nueva oportunidad partiendo de lo que somos en realidad.

La fachada nos la colocamos especialmente por miedos, miedos a no ser aceptados, a parecer débiles, a resultar lastimados y también por costumbres, porque alguien desde muy pequeños nos dijo qué era lo que debíamos mostrar y hasta dónde sería suficiente.

-girl-portrait2-arthur-braginsky

Lo cierto es que cuando dejamos caer esas máscaras, se siente mucho más especial que cuando es nuestra ropa la que se desliza sobre nuestra piel hasta llegar al suelo, la caricia es interna, va al alma y quien tenga que ver en ese proceso podrá sentirse realmente afortunado de encontrarse frente a frente con la versión más pura de alguien que sin tabús y rompiendo sus miedos y limitaciones, decide mostrarse más allá de lo evidente.

Muchos preferirán quitar la ropa, antes de desnudar el alma, lo primero no requiere de mucho, a veces solo hace falta erizar la piel, pero para que alma quede al descubierto siempre es necesaria una cama de amor, de comprensión, de admiración, de respeto, que no todos pueden ofrecer.

delusion-dorina-costras

A veces creemos equivocarnos y nos mostramos tal cual somos delante de quienes a nuestro parecer terminan siendo inadecuados, pero debemos entender que cada vez que nos mostramos ante alguien sin miedos y con la disposición de darnos por completo desde lo que somos, estamos conociéndonos, estamos valorándonos, estamos confiando en la vida y en el amor como expresión más pura de unión y desde este punto, nada es inadecuado, nada deja de valer la pena, porque quien pierde es quien no sabe valorar lo que le estamos dando, no quien está dispuesto a amar.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.