Cómo detectar amistades tóxicas

detail1_lg

Cómo detectar amistades tóxicas

Las amistades suponen por definición un refugio para ambas partes, una relación que en términos generales suma  a nuestras vidas, nos aporta fuerzas, entusiasmo, ánimo, sustento, afecto, sin embargo, en algunas oportunidades una amistad puede resultar contraproducente y generar más efectos negativos que otra cosa.

Es cierto que todos tenemos algo de toxicidad en lo que damos en nuestras relaciones interpersonales, sin embargo, hay algunas personas que pueden resultar para otras en foco de negatividad.

Es importante tener en consideración algunas características de las personas que pusiesen estar restando a nuestras vidas a través de su vínculo de amistad:

Fomentan relaciones unidireccionales, donde están acostumbradas solo a recibir y no son capaces de dar, exigen, demandan y se ofenden cuando no podemos estar allí para satisfacer sus necesidades.

amistades toxicas

Personas competitivas, no en el mejor sentido, las personas que suelen llevar su vida en una constante competencia con quienes se puede comparar, resultan tomándonos como patrones de referencia. Se sienten amenazados ante cualquier conato de que puedan ser superados en cualquier aspecto de la vida y jamás se sentirán a gusto con que nos vaya mejor que a ellos.

Personas interesadas, la amistad no es sincera, sino persigue un fin, está supeditada a algo que se pretende obtener, no se juega limpio y por lo general hay mucha manipulación en medio. Está asociada a personas falsas, que no se sienten capaces de fomentar nexos honestos, sino a través del trueque, de la ganancia e inclusive de la venta de la confianza al mejor postor.

Personas amargadas, cualquier detalle es un estímulo para despotricar del mundo, para poner su peor cara o desatar una ola de palabras cargadas con todo lo que llevan dentro. Son personas que pueden transformar cualquier momento agradable en una situación de la cual queramos salir eyectados a alta velocidad.

nicoletta-ceccoli-w-big (1)

Los juicios y las críticas están a la orden del día, suelen criticar cualquiera de nuestras acciones, para ellas siempre habrá una mejor manera de hacer las cosas, una vía más rápida, una mejor respuesta. Irónicamente, en la mayoría de los casos, su vida no sirve de modelo, pero siempre creen tener la potestad de opinar, criticar y juzgar la manera de los demás.

Saca lo peor de nosotros, esto podría ser positivo, porque nos ayuda a conocer aspectos de nosotros mismos, que quizás no teníamos idea de tener. Sin embargo, una persona que es capaz de sacar de nosotros lo peor, de seguro es buena como lección, pero no de amiga.

Personas controladoras, siempre se termina haciendo lo que ellas quieren, nuestros intereses quedan rezagados. Quieren opinar en todo, en cómo nos vestimos, cómo contestamos un mensaje, la película que se verá y hasta el novio que se escogerá…

Nicoletta 2

Las amistades deben ser una bendición en nuestras vidas, no convertirse en un problema. Ciertamente debemos aceptar a cada quien como es, pero para darles espacio en nuestras vidas, debemos asegurarnos de que el nexo es sano, que ambas personas estamos dispuestas a sumar, a dar lo mejor para colaborar con la felicidad y el bienestar de la otra persona. Si no es el caso, debemos sencillamente alejarnos, restar influencias y comenzar a aceptar en nuestras vidas todo lo que nos permita brillar y nos dé luz, que no quiera opacarnos, ni apagarnos.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *