El amor verdadero no ocurre por accidente, se construye día a día

pareja

El amor verdadero no ocurre por accidente, se construye día a día

El amor ciertamente no tenemos que buscarlo, ni mucho menos perseguirlo, el amor tiene la particularidad de presentarse en nuestras vidas para sorprendernos, para hacerse presente sin ningún tipo de llamado, pero una vez en nuestras vidas, para mantenerlo, preservarlo y procurar su proyección en el tiempo, será necesario el cuidado, la dedicación y el esmero.

El amor no se debe dar por sentado, podemos sentir muchísimas cosas importantes por nuestra pareja y ella por nosotros, pero si no se cuidan los detalles, el amor tenderá a desaparecer o cambiar su estado a uno en el cual la presencia del otro resulte indiferente.

pareja molesta

Los detalles deben estar presentes cada día, no solo en la etapa de enamoramiento. De ambas personas depende que la llama del amor se mantenga en las diferentes etapas. Hay parejas que justifican una relación monótona, aburrida con el hecho de encontrarse en una etapa de madurez de la relación, pero el tiempo, la compenetración y la confianza no tienen ni deben ser sinónimo de rutina… Siempre podemos inyectarle adrenalina a nuestra relación y poner a esos corazones a latir más deprisa.

Siempre es importante tener presente cuáles fueron las cosas a través de las cuales nuestra pareja sintió atracción por nosotros y no descuidarlas. Si fuimos románticos, escuchábamos sin juzgar, estimulábamos e impulsábamos sueños, éramos empáticos, bromeábamos frecuentemente o sencillamente solíamos mirar fijamente a los ojos como entendiéndolo todo, como queriendo sumergirnos a descubrir ese nuevo mundo, entonces, no abandonemos esas acciones, no dejemos de lado lo que nos hizo interesantes.

pareja

Aun cuando las prioridades pueden cambiar de posiciones debemos guardar tiempo y espacio para construir y fortalecer nuestra relación, así se forma el amor verdadero, así se construyen pilares sólidos, cada día aportando, reconociendo errores y tratando de ser mejores, por nosotros mismos y por la persona a quien queremos.

No caigan en el desánimo si se enfría la relación, es allí donde se necesita una recarga de energía, es como un carro, algunos piensan que se ha averiado, inclusive que no vale la pena ni siquiera repararlo, cuando lo único que necesita es gasolina para andar.

pareja-bailando

Cada uno sabe cuál es la gasolina que activa el motor del amor en su relación, así que sin pereza y con mucha disposición, podemos poner a andar y a ronronear nuestra relación cada vez que queramos. Lo que diferencia a las parejas, normalmente no es la calidad del amor, sino las pequeñas acciones diarias, el compromiso y las ganas de hacer de su relación la mejor de todas, al menos para ellos.

Por: Sara Espejo –Mujer.Guru

 

This entry was posted in Amor and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *