Si sufres por amor, probablemente estés amando a la persona equivocada

Si sufres por amor, probablemente estés amando a la persona equivocada

Es cierto que una relación amorosa es el marco perfecto para que un cuadro que encierre una gran variedad de sentimientos, emociones y vivencias, las cuales no necesariamente siempre serán color de rosa, ni querremos hacerlas rutina de nuestras vidas, pero como quien dice: los tonos grises, también forman parte del paisaje.

Dándole validez  y humanizando las relaciones más allá de historias de fantasía, más allá de cuentos de hadas y de expectativas poco realistas de lo que debería corresponder a un amor bonito, a un amor que nutra, debemos siempre establecer los límites en relación a lo que podemos permitir en nuestras vidas, pensando siempre en la conservación de nuestro bienestar.

pareja-distante-2-e1479307612411

Las relaciones siempre deben ofrecernos un estado que nos haga sentirnos mejor con ese vínculo de lo que nos podríamos sentir en soledad. Partiendo obviamente de una apreciación ajustada un estado mental y emocional sano y no distorsionado a través de patrones que nunca nos conducirían a un estado de bienestar en una relación.

El amor no debe doler, el amor no debe causar heridas, cada acción derivada del amor debe nutrir, debe cargar de la mejor energía nuestra cotidianidad. El amor bonito procura el bien para el ser amado, procura su resguardo y su protección.

desnudo-emocional1

Quien ama no es capaz de generar a su pareja un ambiente cargado de dudas e inseguridades, su honestidad marcará siempre sus acciones, y hará lo que se encuentre a su alcance por ser depósito de confianza, de refugio, de serenidad y paz.

Quien bien te quiere procurará tu sonrisa, se regocijará en tu mirada brillante, aquella que demuestra interés por la vida, te acompañará a perseguir tus sueños y acondicionará tus alas para que vueles cuando sea necesario, inclusive cuando sepa que no le es posible ya acompañarte.

pareja-unida-en-un-abrazo

Solo si estamos acostumbrados a simulacros de amor, a proyectos o a intentos, no sabremos reconocer un amor que suma y aporta a nuestras vidas, de un amor que nos apaga y nos anula, que nos hace sentirnos desinteresados por el amor, por el compromiso, que no nos inspira y se burla de cada una de las oportunidades que le damos para que el amor prospere.

Entendamos que si estamos sufriendo por amor, lo más seguro es que estemos dedicando nuestras energías a la persona equivocada. Aprendamos a amarnos a nosotros mismos y seguramente no daremos cabida a la duda de si estamos o no junto a la persona correcta, porque el amor propio nos dará la pauta para lo que debemos recibir y los filtros para lo que no.

Por: Sara Espejo – Mujer.Gurú

This entry was posted in Amor and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.