No te conformes con un amor a cuenta gotas

No te conformes con un amor a cuenta gotas

Si eres una persona medianamente “normal”, consideras que le das a la persona amada lo mejor de ti, la mantienes dentro de tus prioridades y recibe amor, atención, espacio y tiempo de tu parte, pero no te sientes correspondido, es un buen momento para revisar los motivos que te mantienen unido a esa persona.

Algunas veces exigimos más de lo que somos capaces de dar, aplicamos la “ley del embudo” y queremos recibir del otro una lista de cosas que llenen nuestros espacios y satisfagan nuestras expectativas, en estos casos la revisión comienza por nosotros mismos, por entender lo importante y necesaria que resulta la reciprocidad.

mujer-alas-1

Enfoquémonos en los casos en donde consideramos que damos lo mejor de nosotros mismos y no sentimos retribución. La mayoría de estos casos se dan cuando existe una autoestima golpeada, donde pueden venirse arrastrando heridas no sanadas, en donde el amor es visto como algo que hay que ganárselo con mucho esfuerzo y que para nada corresponde con un sentimiento incondicional.

Debemos aclarar cómo vemos nosotros el amor y cómo nos gustaría ser amados, pero especialmente debemos revisar qué tan merecedores nos sentimos de recibir amor por parte de alguien más. Siendo honestos con nosotros mismos, es necesario revisar qué nos limita, que creencias están dentro de nosotros que nos hagan sentir que podemos conformarnos con poco y no defender nuestro derecho de amar y ser amados.

pareja esperando la nieve

Todo comienza por el amor propio, ese que muchas veces pasamos desapercibido, pero debemos comenzar por aceptarnos tal cual somos, con defectos y virtudes, siendo físicamente agraciados o con detalles que no correspondan con estándares de belleza, con nuestro carácter, con lo que nos sensibiliza, con aquello de lo cual nos sentimos orgullosos y con lo que queremos ocultar. Cuando nos aceptamos podemos mostrarnos tal cual somos, sin esperar la aprobación de nadie, porque nosotros mismos ya nos hemos aprobado.

A partir de ese punto de aceptación y de reconocimiento, debemos amarnos sin condiciones, entendiendo nuestros procesos, trabajando con lo que pensamos limitaciones, siendo amables y tolerantes, como si se tratase de una personita que está a nuestro cuidad que no queremos marcar de manera negativa… hasta darnos cuenta de que efectivamente es así y así como protegeremos a ese ser de nosotros mismos, lo haremos de los demás, porque cuando nos amamos, difícilmente nos conformamos con poco y mucho menos permitimos que alguien entre a nuestra vida perjudicarnos.

niña-en-soledad-amanda-cass

Nadie debe conformarse con un amor a cuenta gotas, quien nos ama con mezquindad no nos merece, aprendamos a reconocerlo y a dejar que permanezcan en nuestras vidas solo aquellas personas que estén dispuestas a crear una unión sana, recíproca y con mucho espacio para el amor y el crecimiento.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

This entry was posted in Amor and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.