Luego de hacer todo por perderme, quieres hacer todo por recuperarme

Luego de hacer todo por perderme, quieres hacer todo por recuperarme

Me diste tantos motivos para alejarme que me convencí de que mantenerme en tu vida me correspondía solo a mí, que a ti poco te importaba mi presencia y mucho menos contribuir a mi felicidad, me diste todos los motivos que encontraste en tu camino para que sintiese que la inversión que hacía de mi tiempo, de mi amor, de mi atención, se iba fugazmente por un drenaje, y junto a ella se iba mi confianza, mi tranquilidad, mi amor propio, mi seguridad…

Ahora cuando ya me ves perdida, cuando te encargaste de arrancar a fuerzas todo lo que dedicadamente quise sembrar en ti, te da por verme, por recuperarme, por salvar algo que ya no existe, que te encargaste de acabar. Te di muchas opciones, te planteé mis ilusiones, quise incluirte en mi proyecto de vida, mientras tú en paralelo intentabas dejarme a un lado, haciéndome sentir como si te estorbara y lamentabas el lugar que ocupaba en tu vida.

mujer-ballena

Mi amor por ti ya no es el mismo, mi interés en ti drenó y mi decisión de decir hasta aquí me costó muchas noches de insomnio, muchas lágrimas, mucha negación, pero lleva tanto ocurriendo, que ya no recuerdo cuando fue que dejé de llorar, solo sé que un día no me dolió más no pertenecer a tu vida y entender que merezco en la mía a alguien que me valore, que se percate de mi amor, de lo que le doy, que me corresponda y que no sea necesario verme partir, para hacer lo que tanto tiempo estuve esperando.

El amor se cuida, se cultiva, se alimenta, si lo dejas morir no hay vuelta atrás, mi amor por ti agonizó en tus narices, esperó por ti, por tu intervención, hizo muchas cosas pretendiendo llamar tu atención, hasta que casi como un suicidio decidió dejar de luchar y sencillamente no resistió más  y ya inerte, lo tropezaste y te diste cuenta de que estaba allí, pero ya no para ti.

mujer-japonesa-rerpresentando-el-amor-1024x656

No pierdas tu tiempo, aunque mi ego quisiera seguir viéndote ofrecerme lo que nunca me diste, haciendo el esfuerzo que siento que merezco, por consideración por ser esa persona que tanto amé, te digo que no malgastes tus energías, ese amor no va a revivir y yo no seré más la persona dispuesta a recorrer un camino a tu lado.

Si me toca transitar mi camino en soledad, la disfrutaré y aprovecharé el tiempo que necesite para reencontrarme y reconocerme… Luego, esta experiencia no me hará perder la fe en el amor, evidentemente no seré la misma, pero solo me servirá para darme cuenta a tiempo de cuando una persona debe tener cabida en mi vida y cuando debe pasar de largo y no para cerrarme las puertas ante la oportunidad de ocupar espacios en mi corazón por quien valga la pena.

mujer-con-bicicleta

Lamento que hayas necesitado perderme, para valorarme. Pero te lo agradezco, porque en esta oportunidad tuvimos exactamente la misma lección, tuve que perderme, para darme el valor que me corresponde.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

This entry was posted in Amor and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.