A mi lado no quiero a alguien a quien tenga que pedirle que se quede

A mi lado no quiero a alguien a quien tenga que pedirle que se quede

Luego de pasar momentos muy dolorosos en cuanto a relaciones amorosas se refiere, entendí que si tengo que pedir que me amen, que me atiendan, que me cuiden y que se queden conmigo, ese amor no es bueno para mí, y lo que más me costó entender es que no solo esa persona no me quería bien, sino que yo tampoco lo hacía conmigo misma.

Ahora, luego de haberlo dado todo y sentir que lo había perdido todo, me he dado cuenta de que me quedé con lo más valioso, con una nueva versión de mí, que se ama, se valora y se respeta, que no necesita de alguien, que no se viste para alguien, que no crece por la necesidad de hacer sentir a alguien orgulloso de “tenerla”, que prefiere estar sola a estar en una relación incompleta o en una relación que no se ajuste a lo que quiere y merece.

Mendigos emocionales

redhead-sunlight-photographer-girl-fence-field-bokeh-beauty-wallpaper-694x417

No tiene sentido entregarse a alguien y recibir migajas de amor y con ellas conformarnos. Debemos amarnos lo suficiente como para tener claro que la persona que esté a nuestro lado debe darle gracias a la vida en cada oportunidad porque estemos allí, debe respetarnos, cuidarnos, mimarnos, entendernos y sobre todo sentirse muy a gusto y amar el estar en esa posición.

Quien no nos quiere bien, no merece que invirtamos nuestras energías y nuestro valioso tiempo, tratando de conseguir algo de atención y cariño, no seamos mendigos emocionales, no esperemos que nadie distinto a nosotros venga a llenar los espacios que creemos vacíos. Esos espacios por lo general corresponden a heridas no sanadas, que cuando les damos la debida atención cierran y dejamos de buscar a quien colocar de bandita en nuestro corazón.

mujer62 (1)

Aprendamos a amarnos y a valorarnos, que cuando eso ocurre, comenzamos a sintonizar con personas que están dispuestas a tratarnos de la misma manera, a detectar con facilidad quienes no nos convienen afectivamente y sobre todo a alejarnos de situaciones donde a mucha distancia ya podemos ver el dolor aproximarse.

Nadie que se ame a sí mismo puede sentirse cómo recibiendo poco o nada de la persona que quiere tener en su vida a nivel amoroso, así que si somos conscientes de que estamos mendigando por amor o recibiendo sobras, migajas o amor a cuenta gotas, debemos hacer un alto y revisarnos, inclusive de la mano de alguien que nos pueda ayudar a recuperarnos.

Mujer

Nunca es tarde, no importa si hemos invertido mucho tiempo, si tomamos medidas ahora, más adelante cuando miremos atrás, nos sentiremos orgullosos de no haber dejado que el resto de nuestras vidas transcurriera bajo la sombra de un mal amor.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

This entry was posted in Amor and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.