El amor no tiene que ser perfecto, solo tiene que ser verdadero

El amor no tiene que ser perfecto, solo tiene que ser verdadero

Cuando dos personas se aman, siempre habrán situaciones en las cuales los acuerdos se tornen más complicados, que las palabras no fluyan con la misma facilidad, que los detalles se distancien en el tiempo e inclusive que la soledad sea preferida por momentos. Sin embargo, cuando dos personas se aman, la regla general es que procuren el bien del otro.

Un amor no tiene que ser perfecto, porque siempre habrá una manera mejor de hacer las cosas, porque la perfección no es más que un parámetro irreal que genera frustración, basado en expectativas, que no necesariamente pueden ajustarse a la realidad. Todos somos personas con virtudes y defectos y esto se traduce en nuestra manera de amar.

pareja-capaz-de-sentir-el-amor

Cuando entendemos el alcance de nuestros actos, de nuestras palabras, en la persona que decidimos amar y actuamos en pro de una construcción de un proyecto común, nos damos cuenta que el sentido de la perfección, se asocia a si funciona o no para nuestra relación. Si el amor es verdadero, las energías se canalizan de forma favorable para la relación.

Quien quiere bien no lastima, no hiere, no busca venganza, ni se toma las cosas de manera personal, es capaz de ser empático, de entender los proceso del otro y de ayudarlo a crecer en lo que considera que lo necesite. No existe una guerra de poder, no existe una necesidad de tener razón o de dominar una situación. Solo existe el deseo de formar algo bueno juntos, algo real, algo que valga la pena, donde cada día haya un motivo para ser mejor, para tratar de hacer las cosas de una forma que favorezca la unión y solidifique cada una de sus bases.

dar-amor

El amarse no significa no discutir, no enojarse, no querer salir corriendo de tanto en tanto, el amarse significa apostar por algo, arriesgarse, hacer lo que esté al alcance por engranar con esa persona especial a pesar de las diferencias, buscar equilibrio y aportar paz y tranquilidad a la vida de quien se ama.

Cuando alguien nos roba la paz, nos saca de equilibrio de manera constante, solemos acostumbrarnos a vivir en una relación donde justificamos la unión a través de motivos equivocados, porque no importa que tan acertados o no seamos con nuestras expectativas, ninguna debe ser tan poco negociable como sentirnos tranquilos, sentirnos serenos y seguros con la decisión de estar unidos sentimentalmente a alguien.

amor-re

Definitivamente el amor debe darnos paz, de hecho cualquier cosa que nos la roba debemos canalizarla de una manera que deje de afectarnos y esto algunas veces, solo ocurrirá tomando distancia física y emocional.

El amor no tiene que ser perfecto, de hecho nunca lo será, lo importante es que sea verdadero y desde ese sentimiento puro, se deriven las acciones y decisiones que muevan la relación.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

This entry was posted in Amor and tagged , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *