Y pensar que en algún momento creí que eras el amor de mi vida

persona equivocada Mujer Guru

Y pensar que en algún momento creí que eras el amor de mi vida

Hoy vuelvo mi mirada hacia atrás, a los momentos en donde me sentía totalmente plena a tu lado, donde no me hacía falta nada más, porque entre tú y yo simplemente había magia… una magia que llenaba nuestro compartir de luz, de pasión, de entrega… Y tú, aparte de todo eras mi mejor amigo, no tenía maneras de agradecer a la vida lo noble que era conmigo, dándome la posibilidad de tener a mi lado alguien que mereciera tanto mi amor como tú.

Sentía tus caricias más allá de la piel, sentía que mi alma vibraba solo con oír tu voz, eras mi motor y mi alimento. Me enamorabas con cada detalle, con cada gesto que me hablaba de la posición que ocupaba en tu lista de prioridades. Creí que si el amor para siempre existía, tendrías que ser tú quien me acompañara en esa aventura.

pareja

Nuestros planes se acoplaban con facilidad, nada parecía ser un obstáculo entre tú y yo, todo lo veíamos como escalones que nos posicionaban cada vez más cerca de donde queríamos estar… y siempre juntos, con dos caminos independientes que se entrelazaban sin pisarse, sin interponerse, sin entorpecerse el uno al otro.

Mi piel jamás reaccionó antes como lo hizo contigo, con esa sensación de conocerte desde siempre, de sentirme tuya, de desear que nunca más alguien distinto a ti tocase mi cuerpo. Tu boca parecía poseer un mapa secreto de mi cuerpo, conociendo cómo llegar a los lugares donde más placer sentía.

Mujer morena con ojos cerrados apoyada en la pared

Sin duda, eras para mí la combinación perfecta, el bálsamo de mi alma, la sonrisa de mi rostro, el placer de mi cuerpo y el tranquilizante de mi mente, si esto no es lo más cercano al amor, ese que llaman de la vida… pues no sé con qué pudiese asociar el término.

Pero como dicen por allí, todo pasa y todo cambia… Y tú teniéndolo todo, preferiste tomar vías alternas y echarme a un lado, restándole importancia a lo construido, a lo trabajado, a las energías invertidas, a todo lo que sentía por ti.

mujer-triste (2)

Obviamente solo podemos sentirnos tan amados cuando nos amamos a nosotros mismos, y esto sabes que me sobra, por eso… hoy miro atrás con nostalgia y aun con muchas dudas, pero agradecida por haber sentido tanto, por haber amado tanto… Hoy tengo el corazón roto, hoy me duele el alma con cada respiro, pero me queda la tranquilidad de saber que nos dimos lo mejor y serás tú quien tendrá que mirar atrás y sentir la responsabilidad de un amor verdadero perdido, porque aunque pienses lo contrario… Un amor como el nuestro no se vive dos veces.

Te deseo lo mejor y espero en algún momento decir que nuestro gran amor, solo fue un abreboca para lo que me espera y que el amor de mi vida simplemente está por allí esperando por mí.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

This entry was posted in Amor and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.