¡Celebremos! Por lo vivido y por lo que falta por vivir

feliz

¡Celebremos! Por lo vivido y por lo que falta por vivir

La vida es un motivo de celebración constante, tenemos mil motivos diarios para celebrar, cuando no logramos apreciarlos es cuando nos sentimos inconformes con la vida, cuando queremos más de lo que tenemos y nos sentimos frustrados, cuando actuamos con miedo a perder lo que tenemos y cuando las vida pasa a través de nosotros sin nosotros pasar por ella.

Cuando vemos la vida con los cristales con los cuales somos dotados desde nuestro nacimiento, nos maravillamos de cada milagro y cada sencilla cosa es un descubrimiento, una vez que va pasando el tiempo, los cristales se tornan turbios, vamos perdiendo nuestra capacidad de asombro y los motivos de celebración cada vez son más distantes.

serenidad

Muchas veces las cosas no ocurren como nos gustaría, lo cual nos genera como poco incomodidad y nos hace incapaces de agradecer y de celebrar las vivencias de nuestra vida, porque le colocamos una etiqueta negativa… La vida es un milagro de principio a fin, aprender a apreciarla es crucial, hasta la muerte misma la tenemos como lo peor que nos puede pasar, sin considerar que los más probable es que sea un simple cierre de ciclo, para continuar trascendiendo, pero sencillamente los apegos no nos permiten verlo con desprendimiento y con agradecimiento por lo vivido.

Cuando vemos la vida de manera positiva, nos quitamos los prejuicios y la valoramos tal y como es, comenzamos a apreciar cada momento, nos damos cuenta de que la vida es ahora, que no hay más… Sí, cómo no, podemos proyectarnos a futuro, podemos hacer planes, pero nuestra mente no debe hacer que nos perdamos la vida viajando en el tiempo, del pasado, con añoranza y nostalgia, al futuro con ansiedad y anhelo.

Si hoy fuese el último día de tu vida, qué te gustaría hacer, realmente te preocuparía no tener ese carro, o no hacer culminado una parte de ese proyecto como lo habías planificado, correrías al trabajo a terminar algo o bien buscarías a tus seres amados para darles un abrazo, o irías a ese lugar especial donde de pequeño solías correr y saltar sin parar, te detendrías quizás a ver ese último atardecer? Cómo lo invertirías? Si nada de lo que piensas en este momento forma parte de tu dinámica diaria y revisa a qué le estás dedicando tu tiempo.

nidhi chanani

Celebra cada minuto de tu existencia, celebra lo que fue, que mucho de ello te ha hecho ser como eres hoy en día y sobre todo celebra con esperanza y confianza que lo mejor está por venir, aunque el pasado esté cargado de lo que piensas ha sido lo mejor de tu vida, proyéctate a ser feliz desde ahora hasta el resto de tu vida.

Imágenes cortesía de: Nidhi Chanani

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *