Signos de que tu relación de pareja se ha desgastado

tu-relación-de-pareja-se-ha-desgastado

Signos de que tu relación de pareja se ha desgastado

Toda relación de pareja pasa por diversas etapas. Algunas veces este proceso lleva a un fortalecimiento de la relación, pero en otros casos hay un desgaste.

Cuando las afinidades son menos que las diferencias, invariablemente necesitamos avanzar a otra lado. Este es un proceso que se da de forma silenciosa y pasa porque todos avanzamos y con el tiempo buscamos nuevas cosas.

Una relación de pareja requiere de un esfuerzo y atención constantes. Pero estas dos cosas no surgen de forma automática. Quizás sientes que la relación de pareja que tienes ahora ya no te interesa tanto como antes. No te debes sentir culpable por esto.

Debes identificar si estás pasando por un cambio profundo que puede llevar la relación a otro nivel o si ésta ya no tiene futuro. Los signos de que tu relación de pareja se ha desgastado son:

Pareja sentada en un banco separada

Ya no conoces a la otra persona

Cuando una relación de pareja inicia, lo normal es tener largas conversaciones. Sueles hablar de lo bueno, lo malo, las preocupaciones del día a día, etc. La compenetración llega a ser tan fuerte que con solo ver a la otra persona puedes saber lo que le pasa. Con el tiempo, esto ayuda a tener una comunicación más fluida y tu pareja se convierte también en tu mejor amigo.

Sabrás que tu relación de pareja se ha desgastado cuando ya no conozcas a tu pareja ni tengas interés en él o ella. Cuando ya te da igual lo que anhela o ya no te preocupa ayudarle a alcanzar sus sueños. A veces puede parecer que la rutina les hace una mala jugada y que no están juntos porque necesitan cambiar de aires.

Pero si descubres que realmente ya no te hace falta y que en realidad disfrutas más el tiempo lejos de tu pareja, es hora de analizar lo que está pasando. Llegados a este punto lo mejor suele ser terminar con la relación.

Parece que el único interesado en la relación eres tú

Cada uno tiene personalidades muy distintas y obligaciones que cumplir. Por eso no es raro que de pronto tu pareja no pueda mandarte un mensaje de buenos días o que parezca distraído. Pero puedes darte cuenta de que tu relación de pareja se ha desgastado cuando tú eres el único que pone interés en lo que ocurre.

El problema es más profundo que simplemente dejar de enviar mensajes o dejar de llamar al otro. Se trata de que la comunicación ya no fluye de forma natural sino que se concentran en cumplir con lo esperado: un beso de buenos días o comer juntos pero sin hablar del futuro. ¿Tu pareja está haciendo planes a futuro sin preguntarte? ¿Estos planes te incluyen o en realidad le daría igual si estás o no en ellos?

Hombre con paraguas detrás de su pareja

Ya no te interesa el sexo… con tu pareja

La pasión y el deseo sexual son dos de los aspectos más importantes dentro de la relación de pareja. Aunque es cierto que ciertos cambios y la rutina pueden afectar, siempre queda algo de deseo entre las dos personas. Pero una relación de pareja que ya se ha desgastado tendrá menos necesidad de explorar estas áreas de su vida en común.

Algo va mal cuando aparecen las infidelidades o cuando tú o tu pareja ponen cualquier tipo de pretexto para no tener intimidad. Eso sí, debes estar seguro de que no hay otro aspecto físico o emocional que afecte su sexualidad.

Habla sobre tu relación de pareja

Cuando una relación de pareja se ha desgastado y no tiene más futuro te darás cuenta. Es probable que no estés list@ para aceptarlo y que por eso dudes. Esto es muy válido y natural porque cuando inicias una relación lo haces con la idea de que dure por mucho tiempo.

Pero si estos signos han aparecido debes tomarte un momento para hablar con tu pareja y entender lo que realmente está pasando. En caso de que lo consideren necesario, pueden acudir a terapia de pareja o probar a estar separados un tiempo y ver qué pasa. Esto les ayudará a entender si realmente necesitan al otro en su vida como pareja, como amigo o de ninguna forma.

Vía: lamenteesmaravillosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *