No tengo la obligación de permanecer a tu lado

No tengo la obligación de permanecer a tu lado

Cuando una relación de pareja acaba puede resultar muy doloroso, inclusive cuando ambas personas hayan estado de acuerdo con la ruptura. En caso de no ser de mutuo acuerdo, la persona que debe aceptar la decisión de quien opta por terminar, puede sentir un frustración, rabia, dolor o bien tener mucha resistencia ante lo que involuntariamente debe acatar.

Sin embargo, independientemente del rol que ocupemos en una separación, debemos entender que una relación se mantiene en pie de manera voluntaria, incluso cuando se cree tener ataduras a la pareja (proyectos, hijos, sociedades, etc),  cada quien es libre de decir: “hasta aquí”.

nativo-americano-representando-el-tiempo-pasado

Ciertamente debemos respetar los sentimientos de los demás, pero de ninguna manera lo que la otra persona sienta debe ser prioritario al momento de tomar una decisión, si hemos dejado de amar o sencillamente no queremos continuar con el proyecto que originalmente nos trazamos, duélale a quien le duela, tenemos el derecho de tomar el rumbo que deseemos.

Las relaciones normalmente no se deterioran de un momento a otro, van paulatinamente deteriorándose. Aunque pueden existir detonantes, que apresuren una decisión, por lo general se trata solo de aceleradores, que no tendrían efecto alguno en una relación estable con las bases bien fundadas.

representando-el-tiempo-que-oasa

Debemos aprender a manejar nuestras emociones y cuando es necesario nuestro duelo, tomar de la relación todo aprendizaje, que nos haga ser mejores personas y ser mejores parejas, haciendo que el tiempo invertido siempre valga la pena. Cuando sentimos que hemos perdido el tiempo junto a alguien es porque hemos estado cerrados a la lección que nos deja esa interacción y solo en nosotros está hacer el análisis correspondiente que nos permita identificar nuestro crecimiento gracias a esa relación.

No aprendemos nada cuando somos muy arrogantes, cuando tenemos posiciones muy rígidas, cuando solemos acumular lo negativo. Pero si somos capaces de mirar más allá de la frustración y el resentimiento, seguramente nos haremos conscientes inclusive del porqué nos hemos visto involucrados con una persona en particular y el efecto que ha tenido en nosotros.

mujer-japonesa-con-traje-rojo-representando-el-amor-1

Las relaciones no son solo para compartir, para tener a alguien al lado, uno de los principales objetivos es crecer a través del otro, a través de lo que reflejamos en él, tratando de aceptar y trabajar en nosotros todo aquello que requiera de nuestra atención y que quizás sin esa persona no hubiese costado un poco más notar.

Nadie tiene la obligación de estar con alguien, por más amor que se desee entregar, si la otra persona no quiere recibirlo, no hay más nada que hacer, nos queda un trabajo personal y la superación de un duelo, pero siempre será preferible superar la ausencia de alguien, que la ausencia de nuestra dignidad.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.