No pongas a otros como excusas de tus propias de decisiones

No pongas a otros como excusas de tus propias de decisiones

Muchas personas tienen la costumbre de responsabilizar a otros por las decisiones que toman, especialmente cuando éstas generan un resultado que podría entenderse como negativo. La realidad es que nuestras decisiones, salvo en casos muy puntuales de presión o chantaje, son netamente personales.

Nadie ha dicho que tomar decisiones sea sencillo, inclusive cuando tenemos que decidir cosas poco trascendentales y que pueden carecer de efectos importantes. Pero por más complejo que resulte, debemos asumir que nuestras decisiones solo nos pertenecen a nosotros, que nadie tiene ese poder sobre nosotros, que solo cuando cedemos ese poder y dejamos que otras personas se involucren en nuestros procesos es cuando nuestras decisiones pueden verse influenciadas por alguien más.

0e49789606a1d666b701e346d141fa31 (1)

Evidentemente todo el mundo espera obtener el mayor beneficio de cualquier situación y si puede poner a los demás a jugar a su favor, lo hará. Debemos estar atentos a quienes de alguna manera ejercen una influencia en nosotros y saber distinguir cuándo estamos siendo víctimas de un proceso de manipulación, para generar a través de nuestras decisiones algún tipo de beneficio en alguien más.

Evidentemente por sentido común nuestras decisiones deben favorecernos, procurando siempre el mayor bien para los involucrados, pero jamás considerando generar un efecto negativo en nuestras vidas para favorecer a alguien más. Hay decisiones que debemos tomar por ética, aun cuando éstas no sean de nuestro total agrado, pero responden a una experiencia que amerita de nuestro compromiso.

mujer-con-las-manos-en-el-pecho

Debemos aprender a decir no, sin miedo a no ser aceptados, sin miedo al rechazo o a generar una mala impresión. Algunas veces es preferible no estar en gracia con algunos, pero estarlo con nosotros mismos, a fin de cuentas nadie vivirá nuestra vida por nosotros.

Aprendamos a no excusarnos en el entorno, en otros, en cualquier situación que consideramos que no nos pertenece o a la cual no tenemos alcance. Si deseamos algo visualicémoslo,  imaginémoslo ya nuestro, trabajemos arduamente para conseguirlo y seguramente sucederá.

chica-rodeada-de-fantasía

Solo nosotros podemos colocarnos límites, solo nosotros podemos sembrarnos ideas que nos favorezcan o nos perjudiquen. Manifestaremos en nuestra vida, aquello que anidemos en nuestra mente, así que sin responsabilizar a otros por nuestras decisiones, trabajemos por conseguir lo que queremos y dejemos a un lado aquello que no resulte conveniente, siendo siempre responsables de las consecuencias de nuestros actos y de lo que decidamos, escuchando siempre a nuestro corazón, que siempre nos lleva por el mejor camino.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.