Dejar ir a alguien, es dejar ir una parte de ti

dejar ir mujer guru

Dejar ir a alguien, es dejar ir una parte de ti

Sentir que cuando dejamos ir a una persona que ha sido especial en nuestras vidas, representa dejar ir una parte de nosotros en ese acto, hace que la decisión no sea sencilla y que nos duela.

Independientemente de los motivos que tengamos para dejar ir a una persona, siempre tenemos algún tipo de apego que nos llena de tristeza. El solo hecho de pensar en los planes rotos, en las ausencias, en el vacío que dejará en nosotros, luego de haber ocupado un lugar con alguna prioridad en nuestras vidas, nos hace querer volver el tiempo atrás e intentar cambiar las cosas que generaron estos resultados.

dejar-ir-es-parte-de-tu-historia-no-de-tu-destino

Evidentemente eso no es viable, no podemos volver al pasado y lo mejor que podemos hacer es aceptar que las cosas no resultamos como lo esperábamos y es el momento de cambiar, de seguir adelante, de secarnos las lágrimas cuantas veces sean necesarias, pero apostando por cosas mejores a nuestro futuro.

Algunas veces dejar ir a un ser especial de nuestras vidas se complica aún más, porque esa persona parece darse cuenta luego de que hemos tomado la decisión de soltar, que las cosas pudieron haber sido distintas con un tanto de esfuerzo de su parte, hay promesas de cambios y hay intenciones de recomenzar.

pareja separada en planetas

Está muy en uno la decisión en este caso de optar por una segunda oportunidad, con los riesgos que ello conlleva, inclusive los riesgos pueden incluir, dejar de lado a personas que han tocado nuestros corazones intentando sanar nuestras heridas, significa cerrarle la puerta a nuevos proyectos que tengamos planteados, con la posibilidad latente de que no obtengamos resultados diferentes, sino que solo se consiga postergar una decisión, con pérdidas mayores a futuro.

También está la opción de que la segunda oportunidad abra espacios inexplorados, donde todo finalmente encaja y los motivos para dejar ir, o para marcharnos se desvanecen, pero evidentemente solo lo sabremos al tomar esa opción.

Niña-con-los-ojos-cerrados-triste

No estamos acostumbrados a cerrar ciclos, cerrar libros y comenzar otros nuevos, por lo general dejamos el marcador en alguna página por si necesitamos releer algún contenido, por si queremos revisar nuevamente en esas líneas si era allí que se encontraba aquello que nos acercaría a nuestra felicidad.

Ante la duda, siempre escuchemos a nuestro corazón, él nos ayudará siempre a tomar la decisión más conveniente para nuestras vidas y para la mayoría de los involucrados. Actuemos con fe y con respeto hacia nosotros mismos y hacia quienes nos quieren. Si dejar ir es la opción que más validez presenta, pues soltemos desde nuestro corazón y atendamos el vacío que sentimos por esa ausencia, que muchas veces nos insinúa que siempre será parte de nosotros y debemos aprender a vivir con él.

Por: Sara Espejo – Mujer.Guru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.