El que no me veas llorando, no significa que no me duela

El que no me veas llorando, no significa que no me duela

Créeme que muchas cosas me duelen inclusive más que a ti, y aunque mis lágrimas no reflejan ese dolor, lo tengo contenido en mí, intento drenarlo de muchas maneras, intento inclusive no sentirlo. Pero sé que evadirlo, evitarlo, es peor, me quema por dentro, me ahoga…

Es mi dolor, lo reconozco y trato de aceptarlo. Sé que no es sencillo, sé que algunas veces quisieras evitar que lo sienta, pero solo yo tengo el poder de traerlo a la luz, de transformarlo en algo que me nutra y me ayude a darle otro sentido a esta situación.

Cada quien lleva consigo su propia procesión

tristeza o depresion mujer guru

Muchas veces solemos etiquetar a aquellas personas que se ven fuertes, que actúan como si las cosas no le afectaran en la misma medida que le afectan a los demás, que pueden tardarse en tomar una decisión, pero que cuando lo hacen, están conscientes de sus consecuencias y son capaces de afrontarlas sin titubear.

Personas emocionalmente fuertes

Las personas aparentemente más fuertes a nivel emocional, a nivel mental, por lo general han tenido que aprender a transitar vías escabrosas a lo largo de su vida, han aprendido a llevar heridas consigo y a cicatrizarlas sobre la marcha. Son personas capaces de ayudar a otras, mientras están hechos pedazos por dentro, no se trata de que hayan nacido con cualidades que les permiten afrontar el dolor, sino que se han visto forzadas a desarrollar la capacidad de manejarlo y de seguir adelante.

Quien no se quiebra no significa que no sienta

Mujer triste

Las personas que son capaces de afrontar las diversas situaciones de la vida, son usualmente tildadas de indolentes, de insensibles y quizás no llaman la tanto la atención como quien va por la vida lamentándose de sus tránsitos, pero cada persona es única y el hecho de no mostrar un rostro triste, no hablar de lo que perturba, no aislarse del mundo o no buscar ayuda, no significa que le duela menos, que sienta menos, solo que tiene una manera de canalizar sus penas diferente a la clásica, a la que es imposible de esconder o de disimular.

Quienes aparentan ser más fuertes, muchas veces requieren de mayor apoyo

Por la autosuficiencia adquirida a lo largo de la vida, las personas que se reflejan más fuertes en comparación a otros, suelen ser poco consideradas, al resto parece no llamar su atención y puede que una ayuda, un apoyo no se brinde por parecer innecesario. Sin embargo, muchas veces estas personas son las que más necesitan un abrazo, sentirse acompañados, sentirse queridos, sentir que no van solo en sus tránsitos, que aunque puedan salir airosos de sus tránsitos sin ayuda, hay personas dispuestas a entenderlas y aligerar sus cargas.

Chica-triste-mirando-pajaro

This entry was posted in Amor and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.