El amor no muere de la noche a la mañana

El amor no muere de la noche a la mañana

El amor no muere, es cierto… Pero lo que la mayoría llama amor, ése sí que tiene un tiempo de vida finito. Sin ánimos de extendernos en la diferencia, limitémonos a entender que el amor verdadero es el incondicional, el que espera siempre la felicidad y procura el bienestar del otro, sin esperar nada a cambio y sin necesidad siquiera de estar con esa persona.

Mientras tanto, estamos la mayoría diciendo que amamos y escuchando que nos aman, dentro de lo que de acuerdo a nuestro mundo es el amor.

Mujer triste

No es de sorprender escuchar de muchas personas decir que han dejado de amarlas de la noche a la mañana, cuando esto no es más que un reflejo de la poca conexión que se tiene con la relación, quizás del escaso interés y la poca atención que han prestado a su pareja durante algún tiempo.

El amor no muere de la noche a la mañana, el amor va muriendo lentamente, con cada desilusión, con cada decepción, con cada mentira, con descubrir poco a poco que nos enamoramos de algo irreal, con darnos cuenta de que no remamos en la misma dirección… Muere de a poco al sentir más afinidad, más comprensión, más tranquilidad con cualquier persona de menor importancia en comparación a cómo nos sentimos con nuestra pareja.

Muere el amor con cada palabra no escuchada, con cada ofensa, con cada gesto de desinterés, con cada intento fallido de hacer entender una posición… Agoniza cuando dejamos de buscar intimidad, cuando nos da igual recibir un beso o no, cuando no necesitamos la piel del otro cerca, cuando no extrañamos su respiración cerca de nuestro oído.

Pareja en el mar

Sus síntomas son notorios, se hacen evidentes en miradas apagadas, en desgano, en apatía, en reclamos y críticas, en el poco interés de encontrar soluciones a lo que nos afecta como pareja, en darle prioridad a cualquier otra cosa, en inversiones de tiempo en otros intereses, en la escases de detalles, en el no querer hacer nada por la otra persona.

Quien diga que lo dejaron de amar de la noche a mañana, sencillamente no estaba presente o no quiso ver cuando el amor fue muriendo… Porque eso es algo que se respira en el ambiente y si no se desea que el amor muera hay que tomar medidas radicales, aplicar cambios, buscar alternativas, si nos interesa que no muera, dar lo mejor de nosotros, entusiasmar y convencer al otro si ha perdido las ganas y procurar que no se muera.

Pareja en caballo

No es sencillo encontrar a una persona que nos ame y que podamos amar, parece, pero la verdad es que no lo es… Si se tiene, lo más fácil y que genera mayores beneficios es cultivar ese amor, dar, valorar, agradecer, estar, cuidar… Que no nos tome por sorpresa un: Ya no te amo, porque para llegar allí, hay un camino por recorrer.

This entry was posted in Amor and tagged , .

One thought on “El amor no muere de la noche a la mañana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *