Limita el alcance de terceras personas en tu relación amorosa

pareja

Limita el alcance de terceras personas en tu relación amorosa

Cuando nos enamoramos y logramos encontrar la pareja deseada, ese compañero que llena nuestras expectativas y de alguna manera nos complementa, entonces estamos tan contentos y alegres que queremos gritar nuestra felicidad, es bien sabido que los amigos y las amigas siempre suelen involucrarse en las relaciones amorosas, pues de alguna manera se convierten en parte de la familia.

Sin embargo, debemos ser sabias e inteligentes a la hora de mantener la privacidad en nuestra pareja y evitar que otras personas terminen inmiscuyéndose en la relación, bien sea para opinar, para aconsejar o sencillamente interferir, cuando no se les ha solicitado ningún tipo de ayuda, eso suele pasar generalmente con miembros de la familia y con los amigos, debemos cuidarnos de esto, pues tarde o temprano termina convirtiéndose en un serio problema para la relación.

la familia en la pareja

Privacidad ante la familia…

Si bien contar con el apoyo y la solidaridad de la familia, siempre es de gran ayuda, existen ciertos límites que es preferible no cruzar, por ejemplo, cuando tenemos algunas discusiones o molestias con nuestra pareja, corremos inmediatamente a contárselo a nuestra madre o a nuestro padre o a ese ser de confianza que tenemos en la familia,  acontece entonces que al reconciliarnos con nuestra pareja, hemos sembrado ya en esa persona que nos sirvió de ayuda, cierto resentimiento pues no podemos evitar que nuestros amigos y familiares, no resulten lastimados por aquellas cosas que nos lastiman también a nosotros.

privacidad

No se trata entonces de no poder desahogarnos con nuestra familia, es sencillamente saber a que persona acudimos, siempre contamos con un miembro de nuestra familia que es especial para ciertas cosas particulares, por ejemplo, los hermanos y las hermanas suelen ser más fieles amigos en estos casos y aunque la madre, siempre tiene los oídos prestos a escucharnos, nuestro dolor será siempre su dolor, de manera que debemos ser cuidadosos con lo que decimos cuando estamos molestos o llenos de ira, tras haber tenido alguna discusión con nuestra pareja, siempre es mejor esperar que los ánimos se calmen antes de decir cualquier locura, que luego no se puede recoger ante nuestra familia.

los amigos en la pareja

Privacidad ante los amigos…

Lo ideal es que esto sea una práctica que puedan mantener ambos miembros de la pareja ante los amigos, pues siempre existe una amiga cómplice para ella y un amigo cómplice para él, sin embargo, siempre debemos cuidar nuestra intimidad con la pareja, preservarla y conservarla, nunca es completamente bueno contar todo lo que se vive con una pareja, ni lo bueno, ni lo malo, los detalles de la intimidad, los éxitos, los fracasos, las virtudes y los defectos, si bien podemos tener siempre ese amigo especial que nos escucha y comparte nuestro sufrimiento, debemos ser celosas con nuestras vivencias, la pareja es algo sagrado y lo mejor es que todo ocurra entre dos.

Poder compartir nuestros problemas, dichas y situaciones con terceros, siempre es algo placentero y es parte de nuestra naturaleza humana, sin embargo, debemos ser cuidadoso con tener privacidad en nuestras vivencias y mantener siempre nuestra intimidad en beneficio de la pareja, pues está mas que demostrado, que la mayoría de los conflictos entre las parejas, tienen que ver con terceras personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *