Aprende a simplificarte la vida

cactus

Aprende a simplificarte la vida

La vida tiene la connotación que le demos, es sencilla cuando pensamos que lo es, es complicada cuando así lo creemos, juega a nuestro favor o en nuestras contra dependiendo de cómo la juzguemos, entonces qué podríamos hacer con esto? Lo más favorable es verla como nuestra aliada, vivirla y sentirla desde lo profundo de nuestro ser.

Nuestros pensamientos, nuestro enfoque determinará el provecho y el disfrute de este corto tránsito. Debemos aprender a mirar la vida y cada uno de sus acontecimientos con la mayor apertura posible, descarnándonos del papel de víctima que algunas veces solemos usar.

Niña-con-los-ojos-cerrados-triste

Mientras más atentos estemos a nuestro crecimiento, mientras más conscientes estemos de que nada ocurre por casualidad, sino que todo tiene una razón de ser en nuestras vidas, haremos de cada experiencia una fuente de aprendizaje y de crecimiento que nos irá ubicándonos justo donde debemos estar.

Algunas veces nos toca escribir capítulos que no resultan como queremos, nos toca secar las lágrimas sobre la tinta de nuestro libro con aquellas historias que nos hacen sufrir. Pero de la misma manera somos capaces de cada día hacer que valga la pena todo lo que vivimos, incluso aquellos caminos que nos cuesta recorrer, aquellos bien empinados, escabrosos, donde nos podemos sentir solos, engañados, decepcionados…

57cda504e3b02

Cada una de nuestras experiencias nos ofrece un aprendizaje y este nos prepara para vivir algo diferente, pero si nos quedamos sin ver la lección, sin tomarla y nos limitamos a engancharnos en momentos de nuestras vidas, no lograremos avanzar mucho, iremos caminando por inercia viendo hacia atrás y preguntándonos retóricamente: por qué a mí?, pero sin muchas intenciones de encontrar una respuesta.

A veces aunque realmente queramos entender el porqué de algo, no nos bastará la intención, tendrá que intervenir el tiempo, que a través de él, todo parece desnudarse y mostrarse tal cual es. Pero para ello debemos ser pacientes y sobre todo confiar en los proceso y dinámicas de la vida, pensando siempre que lo que ocurre es lo único y lo mejor que nos puede pasar, aunque en el momento podamos sentirlo como una calamidad.

mujer-representando-el-dolor-del-amor

Debemos ver qué etiquetas le damos a los procesos naturales de la vida y evitar catalogar ciertas cosas como negativas, debemos alejar de nosotros las necesidades, los apegos, ellos son a fin de cuentas los que nos generan sufrimientos y limitan poder escuchar realmente a nuestro corazón, que nos intenta hablar y darnos señales de muchas maneras.

Aprendamos a silenciar nuestra mente, a ser conscientes, a vivir el momento presente evitando el lastre del pasado y la ansiedad por el futuro. Nunca nada será tan catastrófico como lo es en nuestra mente, así que no nos compliquemos, aprendamos a fluir, a dejar ir, a perdonar y viajemos con el menor equipaje posible, escribiendo ese libro que podríamos leer una y mil veces, no porque nos hace entristecer, sino porque nos dice que la vida es esto, es aquí y ahora, con sus matices, y que mientras menos complicada la veamos, ella se tornará de esa manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *