Los hijos no deben ser motivo de conflicto en la pareja

Los hijos no deben ser motivo de conflicto en la pareja

Resulta más común de lo que pensamos, el hecho de que los hijos interfieren en la relación de pareja, bien sea hijos en común o hijos de alguna de las partes, siempre demandan gran atención, independientemente de la edad que tengan estos hijos, siempre es necesario aprender a separar para evitar conflictos.

interferencia de la pareja

Cuando existen hijos en la pareja, a ellos les corresponde una gran parte del tiempo, todo lo que la pareja suele hacer antes, todos los espacios íntimos compartidos, la diversión, la tranquilidad, el placer y el disfrute, toma otro matiz, no tiene por que oscurecerse, sencillamente hay que aprender a propiciar encuentros agradables, espacios acordes para el disfrute de todos y mantener siempre un lugar único y separado para la pareja, no sólo por el bien de él sino por tu propio bien.

Más que pareja, ser un equipo para los hijos que interfieren…

En muchos casos si no en la mayoría, los hijos suelen ser naturalmente una interferencia en la relación de pareja, hay tantas cosas que asumir con ellos y para ellos, como guías y orientadores, que ocupan gran parte de nuestro tiempo, sin embargo, ante la interferencia de los hijos siempre hay que actuar como equipo, compartir el tiempo, hacerles entender que somos un equipo y que ante todo existen prioridades con ellos y con nuestra pareja.

amor de pareja

Amor de sobra…

Es necesario hacer entender a nuestros hijos que si bien cuentan con todo nuestro amor y atención, también nos debemos a una pareja y que este es un espacio y un tiempo, que debe ser respetado, no tiene que ver con desatender a uno o sustituirlo por el otro, son dos espacios absolutamente separadas que hay que aprender a relacionar en su momento y a individualizar en otros.

Los hijos naturalmente comprenden…

Debemos evitar a toda costa, crear ningún tipo de conflicto ni como pareja ni en cuanto a la relación con nuestros hijos, los hijos naturalmente llegan a comprender y a aceptar, que hay un espacio que deben respetar y que hay un espacio que les corresponde en toda plenitud, entienden que el amor sobra para ambos y que no tiene nada que ver la relación con el padre o padrastro y la relación con ellos mismos.

espacio hijos

Por nuestra parte, como mujer nos corresponde la prioridad y la responsabilidad, de separar ambas cosas siempre en consideración y respeto hacia los hijos y hacia la pareja, pues ninguno debe estar sobre otros, sencillamente cada quien ocupa un lugar separado y aunque este espacio puede conjugarse en muchas oportunidades y convertirse en un escenario maravillosos, como pareja debemos priorizar algunos momentos en el cual nuestros hijos puedan ocupar un espacio solo para ellos y dejarnos disfrutar de algunos instantes como pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.