La esencia de la pareja va más allá de lo que vemos

La esencia de la pareja va más allá de lo que vemos

Cuando nos enamoramos pasamos por una especie de éxtasis, para algunos dura mucho tiempo, para otros dura poco, el caso es que la relación de pareja suele transformarse, cambiar, pasar por etapas y en cada etapa se va consolidando o resquebrajando, nos corresponde entonces encontrar el verdadero espíritu de nuestra relación o conformarnos con el desgaste superficial que siempre llega.

Cuando hablamos de espíritu en la relación, nos referimos a la manera en la que nos relacionamos con nuestra pareja, si lo hacemos desde la imagen que tenemos de esa persona, con la imagen que tenemos de nosotros mismos, o si lo hacemos desde la realidad del ser, de quienes somos en esencia, no de lo que creemos que somos o deberíamos ser.

desnudez

No te anticipes…mira hondo

Aunque suene un tanto confuso, es más simple de lo que parece, cuando los problemas y las discusiones comienzan a hacerse costumbre en la pareja, surge de nosotros lo peor, los sentimientos más desequilibrados y las emociones más arrebatadoras, culpamos a nuestra pareja de en quienes nos convertimos cuando discutimos, “mira lo que me haces hacer”, “eso lo produces tu…”, “soy así por tu causa…”.

Si miramos hondos, entenderemos que no hay posibilidad alguna de ser o no ser a causa de alguien, que somos responsables de cada idea, emoción y pensamiento transmitido, que aunque queramos atribuirlo a la otra persona, para atenuar nuestras acciones, no es más que una mera proyección de nosotros mismos, es imposible que una persona sea la culpable de quien eres…tu eres…todo lo que demuestras ya está en ti, simplemente esperando ser activado, esperando la oportunidad de manifestarse para hacerte pensar que tu eres eso.

esencia

Las falsas concepciones…

Asumimos entonces nuestra relación de pareja, basándonos en esa imagen, de amor, de novios, de esposos, de padres, de hogar y de todo aquello que vamos sumando a nuestra supuesta vida, ocurre entonces que cuando eso se sale de control, cambia de carril o por cualquier motivo algo cambia, nos despiden, perdemos la casa, perdemos un hijo o cualquier otra cosa que nos desubique, entonces el mundo se nos desmorona, todo se nos viene encima y la supuesta seguridad que habíamos alcanzado desaparece, peor aún, estamos completamente solos.

Lo mismo ocurre con la pareja, nos negamos a vernos tal cual somos, a quitarnos máscaras, creencias, dogmas, hábitos y maneras preconcebidas, a dejar de suponer que “el es así”, que “ella es muy difícil”…todos somos lo mismo en esencia y todo lo demás es lo que nos vamos formando de nosotros mismos y de los demás.

verdadero amor

Busca el espíritu de la relación…

Observa las cosas, presta atención a la relación, busca en ti, sin pensamientos, sin juicios ni prejuicios, sin ideas de personalidad ni de formas de ser…busca en la desnudez de la verdad, en el espacio de luz que puedes construir con tu pareja, no te ates a las pequeñas discusiones ni sigas alimentando situaciones innecesarias, reconoce quien eres realmente y relaciónate con tu pareja desde el ser…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.