Si tienes una relación maravillosa… No lo digas muy alto

Si tienes una relación maravillosa… No lo digas muy alto

En la vida solemos pasar por todo, incluso por relaciones de diversas índoles,  relaciones alocadas, relaciones pasivas, destructivas en muchas oportunidades y muchas otras basadas en la pasión, sin embargo, independientemente de cuál sea la naturaleza de tu relación, si consideras que llevas una relación armoniosa, hermosa y te sientes realmente feliz y complacida de ser parte de la vida de esa persona, entonces lo más recomendable es que no alardees de esa relación y que mantengas en silencio esa felicidad, es una manera certera de alejar la envidia de los demás hacia tu relación de pareja.

Si estás feliz no alardees…

145046_tumblr_llixyz8Ncm1qhcz7go1_500_principal

Las personas tienen la costumbre de que cuando han alcanzado un nivel de equilibrio y armonía en su relación, necesitan constantemente informar a los demás sobre esto, bien sea a través de las redes sociales, de los medios de comunicación, de las conversaciones con las amigas, con la familia o cualquier otro medio, es necesario que griten al mundo su felicidad.

No está mal querer compartir con los demás el momento maravilloso en el que te encuentras en tu vida, sin embargo, cuando se es realmente feliz, no es necesario despertar en los demás ningún tipo de sentimiento, aquel que te ama sinceramente, sabrá con solo verte que estás realmente feliz y de seguro su corazón se regocijará, pero existen otras muchas personas que aparentan interesarse por tu felicidad y de tan sólo saberlo, comenzarán a alimentar pensamientos de envidia, que si bien no tiene por qué afectarte directamente, ejerce un gran poder al sumarse a otros pensamientos, que vibran en la misma frecuencia.

Conserva la privacidad de tu relación…

mentir1_500-960x623

Cuando comenzamos a alardear de nuestra relación, sin darnos cuenta de manera consciente o inconsciente, comienzan a suceder cosas y todo lo que parecía perfecto, equilibrado, intocable comienza a ser frágil y vulnerable y en muchas oportunidades, no entendemos por qué, resulta que el pensamiento y la palabra tiene un gran poder de acción en nuestras vidas, especialmente cuando proviene de esas personas, especialistas en sembrar envidia, cizaña e intriga, debes conservar la privacidad de tu relación, como quien guarda un preciado tesoro.

Incluso en los momentos de turbulencia en la relación, deben ser sagrados y mantenerlos entre ustedes, cuando damos cabida a la interferencia de terceros en nuestra relación, la intimidad comienza a resquebrajarse y entonces, todos se sienten con el derecho y con el deber, de opinar sobre lo que ocurre en nuestra vida de pareja.

intimidad

No alardees de tu relación, no es necesario hacerlo, conserva tu felicidad y cuídala, no es necesario gritar al mundo que estás feliz, basta con que en tu corazón lo sepas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.