Cuando entiendes que cada cual está donde quiere estar dejas de ser celos@

Cuando entiendes que cada cual está donde quiere estar dejas de ser celos@

Los celos pueden convertirse en un enemigo de la relación, cuando quien los padece no logra controlar sus manifestaciones, ahoga y hace demostraciones de incomodidad constantemente. Los celos son una muestra de inseguridad propia, una muestra de falta de confianza en la pareja y en la relación.

Quienes son celosos pisando lo patológico, lo son de manera independiente de las acciones de su pareja, obviamente existen agravantes, pero siempre encontrarán un motivo para un reclamo, siempre verán acciones extrañas, miradas inexistentes, indagarán en la vida de la pareja, revisando todo lo que puedan, sin importar mucho fechas, vínculos, etc.

tristeza (6)

Pueden encontrar un motivo de conflicto en cualquier sitio, en cualquier momento, quieren ser absolutamente controladores de su pareja y en ese intento pueden tornar la relación realmente desgastante, pueden asfixiar a la pareja, la cual tendrá las opciones de hacer sus sentimientos a un lado y salir corriendo, de ajustarse a los deseos de su carcelero, que siempre tendrá más demandas que hacerle o tratar de generar cambios, siendo esto lo más sano, pero lo más difícil.

Si la persona que cela entendiera que quien se encuentra a su lado, lo está haciendo por voluntad propia, que no se encuentra obligada a estar con ella, sino que existen sentimientos que la mantienen en esa relación (en condiciones normales), su necesidad de control, de intentos de asilamiento, de incomodidad cuando su pareja interactúa con cualquier persona, de cualquier manera, cesarían.

ruptura

Lamentablemente sus pensamientos se apoderan de las personas celosas y estos no resultan para nada favorables para la relación, en ellos se proyecta la peor película, en donde resultan víctimas de infidelidad, de traición, de engaños, de mentiras… y esa película tratan de encajarla en una realidad que normalmente no tiene nada que ver.

Evidentemente si existe una situación irregular, las alarmas de cualquier persona se encienden y pueden experimentarse celos, producto a lo desagradable que resulta un engaño o el miedo a perder lo que se ama. Pero el problema con las personas que tienen problemas con los celos es que cualquier situación activará su sensible mecanismo de alerta. Obviamente hay muchos casos de engaños y de infidelidad en las parejas, pero no dependerán de si celamos a nuestras parejas, aunque la asfixia generada por quien cela puede ser un detonante para buscar salidas a la relación.

mujer-con-máscara-azul-en-la-cabeza-y-cabello-blanco-sufriendo-las-comparaciones

Quien tiene problema con sus celos debe intentar resolverlo, debe intentar canalizar sus energías hacia cosas que favorezcan su relación, no que la destruya, aunque para ello inclusive tenga que recibir una terapia adecuada. Las personas celosas son por lo menos fastidiosas y pueden resultar muy peligrosas y absolutamente desgastantes.

Si vamos a amar, hagámoslo sin miedo, con la confianza de que somos capaces de dar lo mejor de nosotros para mantener en pie nuestra relación, con confianza en nosotros y en la persona que hemos elegido, que no será necesario eliminar al resto de las personas de nuestro mismo sexo para sentirnos tranquilos con nuestras parejas. Los celos jamás serán un factor constructivo, sino lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.