Las 3 etapas de las relaciones amorosas

mi vida

Las 3 etapas de las relaciones amorosas

Son períodos que no están necesariamente separados por fechas que marcan aniversarios.

Se ha comprobado que las relaciones amorosas atraviesan por tres etapas muy bien definidas: los sentimientos iniciales de deseo llamados también románticos, la atracción física y, finalmente, una conexión emocional más profunda.Según la autora Laurie Pawlik-Kienlen, psicóloga canadiense que ha escrito varios libros, entre ellos ‘75 maneras de dejar ir al ser amado’ y ‘80 formas de decir te quiero’, la última etapa amatoria no solamente se relaciona con la suerte o la aceptación incondicional, para llegar a ella es necesario conocer las siete claves de una vida amorosa sana a través de cada una de las mencionadas etapas y, lógicamente, aprender a manejarlas.

¿Cómo son estas etapas?

Según la autora estas etapas no están necesariamente separadas unas de otras por fechas que marcan los aniversarios sino que las tres se juntan en una sola fuente de profundo amor.  Sin embargo, no todos logramos alcanzarlas ni quedarnos en la etapa final y es entonces cuando la separación o el divorcio se pueden convertir en una opción.  Revisemos de qué manera describe la autora a cada una de las etapas del amor:

1. Los sentimientos románticos o el deseo


Este amor romántico es manejado por la testosterona y el estrógeno. Juntarse es el propósito evolutivo de este estado del amor. Esto desarrolla una atracción física fuerte y establece el período de acercamiento emocional.

Durante esta etapa del amor las endorfinas invaden el cerebro y no sumerjamos en sensaciones intensas y placenteras.  Esto hace que el ser amado nos parezca perfecto, ideal, hecho a la medida para cada uno de nosotros.  A lo largo de este estado del amor nos sentimos altamente estimulados (algo similar a lo que se siente cuando comemos un delicioso pastel de chocolate o cuando hemos realizado un ejercicio extraordinario que nos deja exhaustos pero a la vez llenos de energía). Nos sentimos como si estuviéramos caminando sobre las nubes.

2. la Atracción física y las luchas de poder

1dff7466-857f-4512-9ad0-095a892ac44dSon las características del segundo estado del amor (la fase conocida como la enfermedad amatoria).  Cuando llegamos a ella perdemos el apetito, necesitamos dormir menos y soñamos despiertos con el amor de la vida mientras vamos en el bus, durante las reuniones en el trabajo, bajo la ducha.  En este estado del amor, la dopamina y la serotonina desarrollan una marcha maratónica dentro de nuestro cuerpo y nuestro cerebro.  Esta etapa se caracteriza asimismo porque adicionalmente estamos intentando convertir al ser amado en la imagen que tenemos de la pareja ideal y, lógicamente, es cuando las luchas de poder aparecen.

Es durante este estado de la relación que nos volvemos más realistas y empezamos a pelear por algo, cualquier cosa por absurda que fuera, nos lanzamos a duras y largas discusiones sobre temas triviales como si se debería o no comprar comida orgánica o escuchar música romántica.

En realidad lo que está sucediendo es que estamos empezando a perder la ilusión, una fuerte cercanía emocional ha llegado y los sentimientos de capricho y apasionamiento empiezan a desvanecerse.

3. El acercamiento emocional


El amor no es tan solo un vehículo que proporciona felicidad y contento a nuestra vida (o amargura y dolor).  El amor es un ser viviente y dinámico que cambia, crece y necesita atención, y nosotros debemos alimentarlo. En todas las tres etapas del amor, se revela cómo somos realmente en todo nuestro esplendor y nuestra debilidad. Todas las etapas del amor nos pueden ayudar a aceptar nuestras fortalezas y debilidades y también nos ayudan a descubrir las fortalezas y debilidades de nuestra pareja.

7 consejos que nos ayudarán a enfrentar las tres etapas del amor:

6-cosas-quieres-que-tu-pareja-haga-pero-no-le-dices-2

1. Es necesario enfocarse en lo que podemos controlar, eso es en nuestra actitud, nuestro comportamiento y palabras y en nuestra energía

Si queremos que algo cambie durante cualquiera de las etapas de una relación amorosa, deberán ser nuestras características o acciones las que lo consigan y no las de nuestra pareja.

2. Debemos aprender formas saludables de expresar nuestro descontento, rabia o frustración

Ser honestos y auténticos, amables y amorosas en todas las etapas de las relaciones.

3. Recordar permanentemente la primera etapa del amor

Esos sentimientos de deseo, atracción y pasión por la pareja. Pensar en las características que nos atrajeron y dejar que esos viejos sentimientos vuelvan a la vida.

4. Apreciar las buenas cualidades de la pareja, sentirnos agradecidos por la vida que compartimos

La gratitud puede mejorar todas las etapas de las relaciones.

exito

5. Hay que enfocarse en la intimidad emocional en todas las etapas del amor

Debemos estar dispuestos siempre a conseguir una vida amorosa sana.

6. Ser dueños de nuestros sentimientos

Tu pareja no puede hacer que te sientas estúpido o sin valor. Si te sientes disminuido o triste con tu vida, mira tus sueños y metas. ¿Estás siguiendo el camino que te programaste? ¿Escuchas a tu corazón? Desarrolla tu personalidad, mente y espíritu. Hay que averiguar qué nos hace felices en esa etapa el amor y empezar a crear la vida que queremos vivir.

7. Considera ir a un consejero en cualquiera de las etapas del amor

Si has perdido el sentimiento amatorio pudiera ser que se deba a algo individual que necesitas manejar o a algo que les concierne como pareja y que deben enfrentarlo juntos. Un punto de vista objetivo de un terapeuta o un amigo en quien se puede confiar, pudiera ser de gran ayuda en todas las etapas de las relaciones.

Por último pero no por ello menos vital, no importa en cuál de las etapas del amor te encuentres, necesitas conocer la mejor manera de decir “Te quiero”.

Vía Revistafamilia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *