15 tipos de relaciones amorosas que existen

15 tipos de relaciones amorosas que existen

abida cuenta de que vivimos en el siglo XXI y que las ligas sentimentales han dado un giro de 180º, nos pareció divertido presentarte estos 15 tipos de relaciones amorosas que existen, y ofrecen un amplio abanico de posibilidades.

¿En cuál o cuáles te sientes más cómoda?

  1. Relación a distancia. Antes no había kilómetros de por medio y ahora se han colado unos cuantos de cientos o de miles pero se tiene que intentar. Tal vez el amor aguante la distancia… o no
  2. Relación a través de apps para ligar. Flirtear en Tinder, la red social de citas, puede ser lo máximo; pero luego, cuando quedas a cara te llevas algún que otro desengaño. No obstante, hay quien prefiere calentar las redes.
  3. Relación abierta. “Tú y yo nos enrollamos pero tenemos pista libre para hacerlo cuando queramos, con quien queramos, aunque no seas tú”. Mejor búscate a otra persona.
  4. Relación clásica. Chico se enamora de chica. Chico sale con chica. Después de un tiempo, chico y chica viven juntos.
  5. Relación “solo somos amigos”. Todo el mundo cree que tienen que estar juntos y ellos se empeñan en ser “solo amigos”.
  6. Relación sin tomar decisiones. No se habla de cómo está la relación, si está asentada, si son pareja, si pueden hacer lo que quieran. Da miedo hablar y tomar decisiones así que ya está bien como está y que cada uno piense lo que quiera.
  7. Relación “extraña”. La típica en la que conoces a las dos personas, sabes que son totalmente diferentes y, aún así, están juntos. No sabes qué se ven el uno al otro pero ahí están, sumando años juntos.
  8. Relación de toda la vida. Él ha sido el primero en TODO y el último porque se aferran a pasar el resto de sus días uno al lado del otro. El problema es cuando ves que tienen 30 años y parece que tengan problemas de un matrimonio de 50.
  9. Relación de solo sexo. No hay amor, solo sexo, sexo y sexo. Nadie se enamora del otro pero la conexión sexual es demasiado buena como para dejarla escapar.
  10. Relación demasiado familiar. Los padres de él se convierten en tus padres, sus hermanos son tus hermanos, sus sobrinos son tus sobrinos y cuando se acaba la relación, rompes con toda la familia.
  11. Relación que nunca termina. Llevaban cinco años, lo dejaron y de eso hace unos meses, pero aún están juntos. Algo tan tóxico como “ni contigo ni sin ti”.
  12. Relación con la ex pareja de tu mejor amigo/a. El roce hace el cariño y si has pasado tiempo con esa pareja de amigos, es normal que te fijes en esa persona como pareja. Lo malo es cuando confirman su relación y tienen que verse las caras con tu mejor amigo/a y su ex pareja. ¡Gulp!
  13. Relación “porque no sé estar solo/a”. No esperas a enamorarte o sentir mariposas en el estómago. Cambias de pareja como de ropa interior porque le tienes pánico a la soledad y quedarte para vestir santos.
  14. Relación de verano. Esta estación del año es muy adecuada para vivir intensamente una relación que antes de empezar ya sabes que tiene fecha de caducidad: el último día de verano. Eso no quiere decir que no tengas por qué vivirla.
  15. Relación perfecta. Es tu alma gemela y lo sabes. Que sea perfecta no quiere decir que no haya broncas, pero has encontrado a esa persona que buscabas y que dudabas que existiera. Ahora está ahí, a tu lado.

¡Ay, el amor! ¿Por qué tiene que ser tan complicado?

Vía Actitudfem.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.