Amor que se mendiga, amor que hace sufrir

amor que se mendiga

Amor que se mendiga, amor que hace sufrir

Definitivamente nada más sano que amar y ser amados, sin necesidad de mendigar o dejar en el camino la dignidad desparramada, cuando nuestro amor no es correspondido y debemos hacer grandes esfuerzos para ver hacia nosotros demostraciones de cariño , de amor, de cuidado sencillamente nos estamos ubicando en una situación de menosprecio a nosotros mismos, porque no es la otra persona la que nos está generando el daño, somos nosotros mismos los que por una razón u otra no nos estamos dando el valor que nos corresponde.

Puede ser que una persona llame mucho nuestra atención, que nos guste mucho o en el escenario más extremo puede ser una persona que amemos mucho, pero si para lograr alguna retribución debemos mendigar el amor, este no resultará sino por acabar nuestra autoestima, porque siempre tendremos presente que no recibimos lo que queremos.

Hazte consciente de lo que mereces

tumblr_n3dnflfd2X1rvoqjio1_500

Primero comienza por definirte, saber quién eres, analizar tus creencias, analizar tus pensamientos, allí encontrarás la clave de por qué estás siendo ante tus ojos malquerido, luego partiendo de allí, proponte cambiar toda creencia errónea, prejuicio, concepto de ti mismo, cualquier cosa que te limite, que te haga sentir menos o pensar que mereces algo en particular, revisa muy adentro, hazte un guardián de tus pensamientos, analiza qué pauta está en tu mente que te hace pensar que no mereces algo mejor.

Aclara lo que quieres

exinhgai.com_mm_2

Si no estás pagando alguna penitencia, o no pretendes autotorturarte, posiblemente sea sensato analizar si lo que quieres para tu vida es ofrecer tu amor a alguien que no siente o demuestra lo mismo o si prefieres hacer un cierre de ciclo y redefinir un rumbo, con alguien que valore lo que das, con alguien con quien puedas contar, que te ofrezca amor y soporte cuando lo necesites. O bien estar en un estado de soledad transitoria que te permita conocerte y quererte más mientras entablas una relación con la que te puedas sentir más a gusto.

Siembras lo que cosechas

Cómo hago para hacer lo que quiero, sin sentir culpa

Las cosas en la vida no siempre funcionan de forma directa, por ejemplo si yo le doy amor a alguien, debería recibir amor de esa persona, no es necesariamente cierto, nuestras relaciones van reflejando cómo somos y nos dicen qué tenemos que revisar cuando algo nos desagrada. Es oportuno revisar qué estamos dando o qué hemos dado durante nuestra vida, quizás eso que tanto nos molesta en otro, quizás ese mendigar de amor a la que hoy nos sometemos tenga relación con haber hecho eso nosotros mismos a otra persona y debemos revisarlo. No podemos cambiar el pasado, pero podemos aprender de él, debemos tomar de la vida todas las oportunidades que tenemos para crecer y para ser mejores personas.

Revisa tu corazón, revisa qué ofreces, revisa tus relaciones, hazte observador, hazte detective y toma decisiones de forma realmente consciente que cambien tu vida para bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.