No comiences una relación por los motivos equivocados

motivos equivocados

No comiences una relación por los motivos equivocados

La condición de estar en pareja es realmente mi preferida, considerando que resulta sumamente enriquecedor, tener a alguien cerca a quien podamos querer, con quien podamos crecer y que nos brinde una buena compañía. Sin embargo, muchas veces forzamos el inicio de una relación por motivos equivocados, lo cual puede generarnos frustración, desilusión o bien podemos herir a quien comparte esa aventura junto a nosotros.

Algunos de los motivos equivocados para iniciar una relación:

dejando ir

Sentirnos solos

Éste es uno de los principales motivos que nos empuja a desear iniciar una relación de pareja. Sin embargo, cuando nos dejamos guiar por esta necesidad de compañía, muchas veces nos encontramos extremadamente alertas a quién puede ocupar esa posición de pareja que añoramos en nuestra vida y en términos generales no permitimos que las cosas fluyan de forma natural, seleccionando muchas veces a la persona equivocada. La soledad hay que digerirla, hay que entenderla y disfrutarla, cuando aprendemos a estar bien en soledad, se nos hace más fácil vincularnos a la persona adecuada.

Sentirnos inseguros

Todos tenemos dentro absolutamente todo lo necesario para desenvolvernos, desempeñarnos, ser exitosos y no debemos permitirnos vincularnos a alguien con la finalidad de que nos otorgue algún tipo de seguridad. Desarrollar nuestras capacidades, aumentar nuestras autoestima, hacernos conscientes de lo que somos capaces de realizar por nosotros mismos, nos permite tener la suficiente confianza hasta para atraer lo que merecemos en la vida.

Mujer-con-ira-y-odio-que-ha-roto-un-cristal

Necesidad económica o conveniencia material

Puede haber momentos en los cuales nuestra situación económica no sea la más deseada o estemos en una posición donde estar vinculados sentimentalmente a alguien nos genere algún tipo de ventaja, pero si solo deseamos estar con alguien para  que favorezca una mejora en nuestra vida a nivel material o de cualquier índole similar, estaremos cometiendo un error. Es preferible recurrir a un buen amigo, a un familiar o a un banco que nos pueda apoyar en una determinada situación antes de relacionarnos por los motivos equivocados.

Olvidarnos de una relación previa

Ese dicho de “un clavo saca a otro clavo” tiene por lo general un cortísimo período de validez, transformándose rápidamente en frustración. Es esencial curar nuestras heridas emocionales, superar una relación anterior antes de comenzar una nueva.

Venganza amorosa

Esto es bastante similar a tomar un carbón caliente esperando hacerle daño a otra persona y resultando nosotros totalmente lastimados, la venganza no es un buen recurso en ninguna de sus manifestaciones, perdonar, aceptar y crecer es básico para sentirnos bien con nosotros mismos y poder sanamente iniciar una relación.

Complacencia a la otra persona

Muchas veces, por desgaste más que por cualquier otra cosa terminamos cediendo ante una persona que nos pretende, sin que realmente esta persona nos inspire, motive o active para cultivar una relación que podamos sostener en el tiempo.

Sentir que se nos acaba el tiempo

mujer-con-paloma-torcaz-en-el-oído

Hacer cualquier cosa presionados por un reloj o por un calendario, puede ser una de las situaciones que genere mayor estrés y que arroje mayor cantidad de resultados indeseables… Sé paciente, sí, el tiempo pasa, pero no importa tanto, un gran amor se puede conocer en las situaciones más inesperadas, un hijo se concibe en un segundo y al mes podríamos pensar que la ausencia de menstruación es la menopausia en lugar de una criaturita formándose… Mientras más relajado estés, más cosas maravillosas se toparán contigo, tú podrás seleccionar entre infinitas opciones, que siempre tendrás frente a tus ojos, solo relájate.

Si deseas entablar una relación, hazlo por los motivos correctos, claro que siempre hay excepciones y conocemos parejas que iniciaron una relación por alguno de los motivos mencionados y hoy podríamos catalogarlos como súper felices, pero lamentablemente no son la mayoría de los casos. Respétate a ti y respeta a la persona que se vincularía contigo, procurando en todas las situaciones el mayor beneficio para todos los involucrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.