Gracias por entrar a mi vida en el momento que más lo necesitaba

mi vida

Gracias por entrar a mi vida en el momento que más lo necesitaba

Me hiciste sentir segura y me olvidé de esa armadura que cargaba conmigo día a día.

Siempre he pensado que en toda relación hay momentos maravillosos, pero también momentos que te enseñan a ser más fuerte y unidos como pareja, momentos que marcarán la relación y a cada uno para siempre. Pero cuando pasan estos momentos no pensamos en la persona que tenemos al lado, en cómo nos hizo cambiar o cómo entró a nuestra vida.

Cuando te conocí supe que harías toda una revolución en mi historia, fueras mi pareja o no. Sabía que serias la razón de mis sonrisas, que serias mis ganas de superarme en todos los aspectos. Y así fue. Cambiaste todo mi panorama, mi manera de ver la vida, me diste motivos para superarme, me ayudaste a crecer y madurar. Me hiciste entender que no todos los hombres son iguales, que a pesar de haber tenido malas relaciones, no te desquitarías conmigo y me entregaste tu entera confianza. Me ayudaste constantemente a entender que la vida en pareja es complicada, pero que si hay amor de por medio, atención y comunicación, siempre habrá salida a cualquier problema.

relacion_de_pareja_1

Me hiciste sentir segura, me olvidé de esa armadura que cargaba conmigo día a día, porque sabía que estando contigo, no era necesaria. Para darte mi corazón al cien por ciento.

Tengo que decir que después de tantas malas experiencias tuve miedo, por primera vez tuve miedo de que esto que nos pasaba fuera mentira, de que toda la historia se volviera a repetir. Pero gracias a ti, a tu mirada tan cálida, tu apoyo incondicional, tu paciencia, tu tacto, y tu enorme corazón, toda mi perspectiva cambió. Pasaste de ser un desconocido a la persona más importante en mi vida.

Tomaste mi corazón y uniste los pedazos, me provocaste que deseara ser una mejor persona, eso es lo que más te agradezco, porque sé que si no te hubiera conocido no tendría tantas sonrisas y momentos plasmados en mi memoria.
Cambiaste mi vida, la hiciste maravillosa, la llenaste de amor y paciencia.
Me cambiaste a mí, guiaste mi camino junto con el tuyo, y para ser sincera no quiero otro camino que no sea a tu lado.
Gracias por no esquivar mi mirada, gracias por estar ahí justo en ese momento, gracias por tocar mi corazón, gracias por cada palabra, cada abrazo, cada momento que me entregas, gracias por tus secretos. Gracias por ser tú, en toda tu esencia.
Gracias por entrar a mi vida en el momento que más lo necesitaba, siendo la persona que siempre había buscado. Gracias por llenar mi vida de color.

Vía Upsocl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.