No me pidas lo que no eres capaz de darme

No me pidas lo que no eres capaz de darme

Solemos toparnos a lo largo de nuestras vidas con personas que son especialistas pidiendo aquello que en definitiva son incapaces de dar. Todo en la vida es una retribución, las cosas deben ser equilibradas, justas y es cínico pensar en exigir cualquier cosa que no podemos ofrecer

El tipo de persona que suele querer para sí algo que no puede dar por lo general tiene un perfil egoísta que los hace pensar merecedores sin hacer ningún tipo de esfuerzo, además de encerrar cinismo en su comportamiento, desconsideración e injusticia.

amistades toxicas

Cuando vemos a alguien que es capaz de ver con claridad los defectos en los demás, que es capaz de identificar sus carencias asociadas a una relación, que es inflexible con los demás, pero altamente permisivo consigo mismo, probablemente nos encontremos expuestos a una persona que es capaz de pedir lo que no está dispuesto a dar, que actúa de la misma manera de lo que critica y que además tienen grandes habilidades de manipulación e inducción de culpa en quienes interactúan con ellos.

Muchas veces no se entiende bien si es el predominio del lado ciego de cada quien, ese que no lo percibe quien lo posee o si el descaro es su bandera, lo cierto es que este tipo de personas puede resultar un ladrón de energía que no invierta nada en comparación a lo que espera.

mujer-muñenca

Pueden estar acostumbrados a perder, porque las apuestas en las cuales se invierte poco para ganar mucho por lo general llevan consigo un alto riesgo. Sin embargo, ese pequeño porcentaje que representa ganar, es suficiente como para que la exigente conducta se mantenga.

Siempre hay alguien que encaje con otra persona de acuerdo a sus características, el maltratador con el maltratado, el mentiroso con el que le cree las mentiras, el oportunista con el que puede proveerle lo necesario, el sádico con el masoquista, en fin, ninguna relación es casual, si uno de los dos lados no encaja con su rol, simplemente se retira o sigue de largo.

1777fe7607b2c97b2229ff80122a1722

Ocurre lo mismo para quienes son especialistas pidiendo, exigiendo, sintiéndose merecedores de las acciones o beneficios asociados a alguien, pero que consideran que sus esfuerzos son suficientes o peor aún excesivos.

Para recibir, es necesario dar, idealmente debemos dar sin esperar recibir nada a cambio, pero cuando exigimos, cuando demandamos algo, debe ser algo que nosotros estemos dispuestos a ofrecer o bien a compensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.