Fuimos un cuento breve, pero lo leeré mil veces

Fuimos un cuento breve, pero lo leeré mil veces

No fuimos los protagonistas de esas historias de amor largas y extensas, que tienen muchas páginas escritas, donde se narran altibajos, donde inclusive hay incluidos hasta que la muerte los separe…

Fuimos un breve cuento que quizás no tuvo que acabar, pero que le agradezco a la vida haberme dado la oportunidad de vivir, porque gracias a él sé que el amor no se mide en tiempo e en cantidad, sino en calidad, que el amor no muere, que se transforma… Puede vivir en cada uno como suspiros que se lanzan al aire buscando sentir el aliento del otro en la distancia, puede vivir en cada recuerdo que nos llena de nostalgia y nos arruga o acelera el corazón.

Hoy no estás presente en mi vida de manera tangible, pero en mi corazón siempre conservarás ese espacio a donde puedo acudir cada vez que necesito encontrar las páginas más lindas que hasta ahora he escrito en el libro de mi vida… Nuestra historia la leeré cada vez que mi corazón me pida como un niño pequeño que le narre su cuento preferido.

Caminar-descalzo

Las breves historias de amor

Suelen desestimarse las historias cortas de amor, argumentando que fueron intrascendentes, que no dieron tiempo a conocerse, que en un período de tiempo corto no es posible ni siquiera llegar a amar. Sin embargo, solo aquel que ha tenido este tipo de historias fugaces, pero inmensamente profundas es capaz de entender que no se necesita validar en tiempo el amor.

Las historias pueden ser tan buenas o tan malas como sus protagonistas decidan, pueden ser tan cortas o extensas como las condiciones lo permitan y la importancia a una o a otra solo se la puede quien la vive.

gif-flores

Se puede llegar a amar en un breve lapso de tiempo, se puede sentir en un día lo que no sentiremos en toda una vida, podemos hacer una conexión tan profunda en corto tiempo que nos parezca irreal desprendernos de quien ha logrado hacer vibrar hasta la última fibra de nuestro ser.

Muchas veces vemos historias larguísimas en las cuales los personajes principales solo permanecen por costumbre, por conveniencia, por no fracasar, por miedo a estar solos, por miedo a los cambios y no necesariamente por amor… Aunque con esto no se niega a las ejemplares relaciones donde el componente principal es la preciada energía.

pareja-agarrados-de-la-mano

Si has vivido una intensa, pero breve historia de amor, no permitas que nadie la menosprecie. Solo tú puedes valorar tus sentimientos y darle relevancia a esa relación. El amor verdadero no se puede medir, solo se puede sentir y esto no depende del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.