Los celos pueden mostrar afecto, pero lo que mayormente muestran es inseguridad

Los celos pueden mostrar afecto, pero lo que mayormente muestran es inseguridad

Las personas celosas suelen justificar sus acciones y sus pensamientos con diversos argumentos, incluidos el amor, las circunstancias en las cuales conoció a su pareja, en experiencias propias del pasado, en experiencias ajenas… en fin, es difícil que una persona celosa sencillamente lo reconozca y aborde un problema que solo le pertenece a ella.

Es cierto que prácticamente nadie se sentirá a gusto siendo víctima de una infidelidad, de un engaño, de una doble cara o de cualquier tipo de acción que ponga en tela de juicio la confianza y el respeto en una relación. Pero lo cierto es que los celos y el control de ninguna manera podrán evitarlo.

caia-koopman0

Quien va a traicionar lo hará de manera independientemente del “cuidado” y control que pueda ser ejercido sobre esa persona. Los momentos los fabricará de ser necesario, podrá ser tan descarado o cauteloso como su capacidad le dé, pero los celos no serán un factor limitante de acciones, más sí pudiesen ser un factor detonante, no con la intención de traicionar, sino en definitiva de apartar lo que insistentemente le roba su tranquilidad.

Las relaciones normalmente se establecen por voluntad propia, nadie tiene sobre sí un cañón apuntándole y no hay una presión tan grande que justifique estar en contra del deseo de cada quien para establecer o permanecer en una relación. Por lo que si alguien quiere estar en una relación bajo unas condiciones, por qué se debería intentar controlar o acosar e incluso acusar de actitudes irregulares, que generalmente se encuentran en la mente minada de pensamientos catastróficos de quien cela.

medio-rostro-femenino-1

Los celos atraen situaciones de conflicto, una persona que está vinculada a alguien celoso, tenderá a actuar de manera de evitar detonar los celos, pero no desde la espontaneidad, sino desde el estrés de no pasar por situaciones incómodas sin necesidad. Evitará contestar llamadas, evitará cierto tipo de salidas, colocará claves de acceso a su ordenador y a su celular, pensando en “por si acasos”, recibir un saludo más cariñoso de lo “normal”, recibir una invitación al cine, recibir un mensaje de aquella persona especial que lleva años sin aparecer… Y realmente no hay nada que esconder, pero sí una necesidad imperiosa de evitar un malentendido.

Si lo queremos ver un tanto más esotéricamente, estar constantemente pensando que recibiremos una traición, que seremos víctimas de engaños, que debemos controlar pasos, llamadas, salidas y vida en general de quienes queremos… quizás terminaremos manifestando aquello que tememos, la vida nos ofrece aquello que predomina en nuestra mente, así que si debemos cuidar algo, debería ser nuestra mente y sus pensamientos, relajarnos y actuar con confianza, si vamos a ser víctimas de una traición, lo seremos, hagamos lo que hagamos.

mujer-viento (2)

Confiemos y demostremos esa confianza tanto en nosotros mismos como en quien amamos, vivamos de una manera más relajada, no tiene que ser para siempre, pero sí, mientras dure debe ser placentero y el placer sí que invita a querer estar… Mientras que los celos y el control son una invitación a salir corriendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.