La costumbre no tiene que ser un enemigo para la pareja

La costumbre no tiene que ser un enemigo para la pareja

Las relaciones de pareja pasan por distintas etapas, algunas más emotivas, otras más sensoriales y luego tienen una tendencia a estabilizarse y encontrar cierto equilibrio, que sólo se logra con el tiempo, la tolerancia y la convivencia.

Que la costumbre se haga presente en la relación, es algo prácticamente inevitable, curiosamente la costumbre siempre ha sido tomada por las parejas como algo negativo, como algo destructivo, monótono, que en principio fundamental va deteriorando la relación, sin embargo, no tiene porque ser así, si la costumbre aparece en la relación, que tarde o temprano lo hará, entonces debemos ponerla de nuestro lado, convertirla en nuestra aliada y hacerla positiva.

No veas el lado destructivo de la costumbre

fd7b4a0df32638db9985fffa66862a59

Evidentemente la costumbre va a recibir el enfoque que se le de, si te enfocas en optimizar su lado negativo, te darás cuenta rápidamente del tedio de la relación, de las consecuencias de la rutina, de la monotonía del día a día, de las responsabilidades comunes, los problemas, las discusiones y todo eso que lastimosamente se hace costumbre, porque forma parte de nuestro día a día, de allí que en principio cuando se piensa en costumbre, automáticamente se dibuja una expresión de molestia en nuestro rostro, dando señales de hartura y de repetir constantemente la misma rutina junto a nuestra pareja.

Toma esos aspectos que estás considerando negativos de la costumbre en tu relación y reviertelos, la rutina no tiene por qué ser algo destructivo, sencillamente es parte de nuestra responsabilidad y de la manera en que debemos asumir nuestros compromisos, esto no tiene por qué convertirse en un problema para la relación, por el contrario, la rutina puede ser siempre esa labor del día que finaliza con una sorpresa, siempre algo nuevo, cada noche al llegar a casa y encontrarse juntos, luego de haber pasado todo ese día, encuentran un momento de paz para los dos.

u7LQRkk

Saca provecho de la costumbre

Evidentemente la costumbre se vuelve negativa cuando nos comienza a molestar o cuando creemos, que de alguna manera ya no toleramos ciertas cosas, cuando comenzamos a conocer y a predecir las actitudes y las acciones de nuestra pareja, entonces enseguida pensamos en costumbre, en lugar de sacar provecho al profundo conocimiento que tenemos de la persona que tenemos al lado, sus manías, sus gustos, sus acciones, sus pensamientos, que hasta incluso podemos llegar a adelantarnos a sus peticiones y a lo que sabemos quiere y necesita, resulta entonces que contrariamente nos perturba el hecho de tener este conocimiento sobre nuestra pareja,  qué buscamos entonces realmente? vivir sorprendidos ante lo desconocido o sencillamente encontrar el equilibrio junto a esa persona que ya conocemos?..

love-is-illustrations-korea-puuung-94-574fed55797f5__880

La realidad es que tarde o temprano la costumbre siempre se hace presente, porque forma parte del conocimiento, de la experiencia y de la convivencia de la pareja, queda de parte de cada uno de ustedes sacar provecho de ella y hacerla positiva, hacer uso de ese conocimiento mutuo para siempre encontrar algo nuevo, para sorprenderse, para relacionarse y para encontrar en cada uno su hogar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.