El más difícil no es el primer beso, sino el último

El más difícil no es el primer beso, sino el último

Quién no recuerda su primer beso?..la ansiedad y el temor sembrados en la misma emoción, la ilusión que acompaña a todos los amantes en su primer beso, robado, planeado, por error o por deseo, el primer beso siempre resulta ser inolvidable, especialmente si realmente era un beso deseado.

Recordamos el primer beso porque suele marcar nuestra vida, eso no quiere decir que no hayamos aprendido a valorar los siguientes, incluso no quiere decir que sea el beso más importante y significativo en nuestra vida, sencillamente es parte de todo un protocolo y casi de una tradición, sentir el primer beso como algo incomparable.

primer beso

Sin embargo, más que el primer beso, resulta ser el último beso el más amargo, el más dulce, el más deseado y a su vez alejado…el último beso representa adiós, despedida, separación, olvido, sean cuales sean las causas, el último beso significa que nunca más se repetirá.

No siempre es evidente

Aunque parezca incoherente, muchas personas tienen ese sentido extra, esa intuición afilada que les adelanta cuando están viviendo momentos que no regresarán, que esto no volverá a suceder y si bien es una ventaja, muchas veces nos deja en una posición de asombro y una especie de anhelo y nostalgia.

besos

Cuando amas y debes por algún motivo despedirte, sabes perfectamente a que te toca enfrentarte, sabes que te vas o que el se va, sabes que los caminos se separan y que esos labios no estarán cerca de los tuyos por un largo tiempo, o quizás nunca más, sin embargo, no siempre es tan evidente, en algunos momentos el último beso ni siquiera se anuncia, simplemente pasa y ya no regresa.

En tu corazón, sabes perfectamente que siempre vas a recordar esos ratos con esa persona que tanto has amado, nunca podrás olvidar cómo te sentías cuando te despertabas junto a él y las ansias de volverlo a ver, en el momento de la despedida, eres consciente de que nunca podrás olvidar el amor que dejas atrás.

despedida

Disfruta el inicio y el fin

No importa la circunstancia, el primer y el último beso representan intensidad en nuestra vida, ambos son complicados, porque nuestras emociones se exaltan ante este escenario, pero en realidad el último beso suele ser más profundo y significativo, porque conlleva la madurez que nos da la vida, las sensaciones aprendidas y percibidas y además la experiencia de saber disfrutarlo y sentirlo en su plenitud.

Disfrutar del primer beso es realmente algo que no pasa muy a menudo, más bien es una experiencia extraña para muchos, más un descubrimiento que otra cosa, pero el último es casi imposible no disfrutarlo, el último beso se entrega con todos los sentidos y cuando sabes que no volverás a ver a esa persona de la cual te despides, le imprimes al beso la tristeza del olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.