He aprendido a no dar mi corazón a quien solo busca mi piel

mi corazon 1 mujer guru

He aprendido a no dar mi corazón a quien solo busca mi piel

Con el tiempo acabamos dándonos cuenta de que el amor no se hace con el cuerpo, sino con el alma. Que la pasión que de verdad complace es aquella donde nuestro ser viaja más allá de la piel para inscribirse en dos mentes que se abren, que se desnudan en afectos, en certezas y sentimientos. Que bailan en silencio sintiéndose una sola.

Los expertos nos dicen que la piel es el órgano sexual más importante del ser humano. Las personas necesitamos ser tocadas para sobrevivir, y en ocasiones, nos basta una caricia para activar miles de receptores sensoriales capaces de enhebrar una emoción, una sensación. Sin embargo, en el amor auténtico, la sinfonía de sensaciones integradas en nuestra piel no siempre son suficientes. Queremos más. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.