No dejé de amarte, solo dejé de creer en ti

Confianza 2

No dejé de amarte, solo dejé de creer en ti

Las relaciones sólidas y resistentes se forman bajo los pilares básicos del amor, el respeto y la confianza, cuando alguno de ellos se ve quebrantado, es poco lo que podemos hacer para mantener en pie una unión sana y con un buen pronóstico a futuro.

Los tres pilares mencionados una vez fracturados, son difíciles de recuperar. Específicamente la confianza es un factor que cuesta ganarse y lamentablemente la velocidad con la que se gana es inversamente proporcional a la velocidad con la que se pierde. Una vez que dejamos de creer en alguien resulta cuesta arriba recuperar esa sensación, por eso hablamos de la “confianza perdida”, en un estado tan permanente en el tiempo que difícilmente podamos nuevamente hallar. Incluso hay quien afirma que:

La confianza sólo se pierde una vez. ― Nicolae Iorga

 

La honestidad no siempre genera confianza

Muchas veces con las mejores intenciones de establecer una relación en donde prevalezca la verdad, sacamos como nuestra mejor bandera a la honestidad, la cual muchas veces suele distorsionar la red de la seguridad, ya que existe en muchas personas poca tolerancia a la verdad, las verdades pueden generar incomodidad e inclusive llegar a doler, por lo que hay quienes prefieren verdades administradas que los hagan sentir cómodos a ser tratados con la mayor honestidad.

Cómo decir la verdad

Debemos decir siempre lo que pensamos y buscar que la honestidad sea la que prevalezca, sin embargo, es de suma importancia aprender a expresar nuestras verdades, aprender a comunicarnos. Es necesario plantear las verdades sin crueldad o insensibilidad, cuidando siempre las formas y procurando que el mensaje sea lo más digerible posible. Una verdad a medias, es en sí misma una mentira, que traerá consigo una cola que probablemente alcance longitudes inimaginables, que tarde o temprano termina por descubrirse y quebrantar la confianza. Por ende opta siempre por la verdad, pero cuida sobre manera la forma en que la comunicas, con el fin de no generar un efecto contrario.

La confianza y sus fracturas

Confianza 3

La confianza puede verse afectada por un sinfín de aspectos, entre ellos la traición, las mentiras, la infidelidad, las promesas rotas y cualquier otro aspecto que comprometa la sensación de seguridad y credibilidad que se puede sentir por la pareja. Todos cometemos errores, algunos estamos dispuestos a asumir las consecuencias, a enmendarlos en caso de que queramos continuar en una relación, pero lo cierto es que una vez rota la confianza, viene como un efecto en cadena la pérdida del amor a no ser que se trabaje arduamente en la recuperación de la misma.

Se puede recuperar la confianza

Ciertamente la confianza se gana subiendo por las escaleras y se pierde bajando por el ascensor, por lo que una vez fracturada se requerirá de mucha energía invertida para recuperarla. El factor tiempo ayudará en el proceso, el diálogo, la terapia (en caso de ser necesario) y el amor son los que actuarán en pro de salvar una relación en donde la confianza se ha visto afectada.

La mejor forma de mantener la confianza es no atentando contra ella.

 

One thought on “No dejé de amarte, solo dejé de creer en ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *